Muchos pacientes de cáncer, luego de acabar su tratamiento, tienen miedo y están preocupados que las células cancerígenas vuelvan. Es un sentimiento común y normal, no te preocupes. Pero déjanos decirte que haber vencido al cáncer una vez ya te convierte en un luchador y no te rindas si es que vuelves a contraer esta condición.

En Clínica Internacional, te daremos algunos consejos para que puedas seguir una vida más saludable y así reducir las probabilidades de volver a padecer de cáncer.

vida saludable cancer ejercicios clinica internacional

Los médicos aconsejan realizar cambios positivos en tu estilo de vida durante y después del tratamiento de cáncer ya que ayudarías a prevenir una recurrencia o la aparición de “un segundo cáncer”. Sin embargo, hay pacientes que están más propensos a desarrollar otro

  • Obesidad o sobrepeso
  • Problemas cardíacos, como la insuficiencia cardíaca congestiva
  • Desgaste en hueso y fracturas. de huesos y huesos
  • Presión sanguínea alta
  • Niveles altos de colesterol
  • Diabetes

Puedes prevenir y manejar todos estos problemas de salud hablando con tu médico y un equipo de oncología. Ellos te aconsejarán tener un mejor estilo y calidad de vida mediante:

  • El consumo de alimentos saludables
  • La actividad física regular
  • Una dieta balanceada
  • El no consumo de bebidas alcohólicas o de tabaco
  • La disminución de los niveles de estrés
cancer vida saludable dieta clinica internacional
Una alimentación saludable reduce el riesgo de sufrir de enfermedades al corazón, presión alta, obesidad y diabetes.

Siguiendo una dieta saludable

Los pacientes quienes han cumplido con su tratamiento de cáncer deben recuperar todas sus fuerzas y salud. La mejor manera de hacerlo es siguiendo una dieta llena de frutas y verduras frescas, así como alimentos sin procesar y bajos en grasa.

Los expertos recomiendan comer alimentos a base de plantas, tales como frutas, verduras y granos enteros; proteína magra; y productos lácteos bajos en grasa. También aconsejan evitar tanto como sea posible los alimentos altamente procesados ​​y carnes rojas.

cancer vida saludable dieta frutas verduras clinica internacional

Realizando una actividad física con regularidad

El ejercicio es una parte importante de una vida saludable. El estar físicamente activo durante y después del tratamiento del cáncer ayuda a:

  • Reducir la ansiedad y la fatiga
  • Mejorar la autoestima
  • Aumentar los sentimientos de optimismo
  • Mejorar la salud del corazón
  • Mantener un peso saludable
  • Aumenta la fuerza muscular y la resistencia

Es comprensible que algunos efectos secundarios del cáncer y del tratamiento, como la  fatiga  o  los problemas del sueño, evitan que tengas una vida activa. Conversar con un profesional de salud y fitness te permitirá encontrar una solución a este problema

Algunos consejos básicos para empezar a tener una vida más activa son los siguientes:

  • Camina por 10 minutos al día. Trata de aumentar el tiempo poco a poco.
  • Añade más ejercicio a tus actividades cotidianas. Por ejemplo, trata de ir caminando a comprar en lugar de tomar carro. Sube más escaleras en lugar de estar tomando el ascensor.
  • Haz ejercicio mientras realizas otras actividades, como ver televisión o escuchar música.
  • Únete a un compañero o a un grupo para hacer ejercicio. Tendrás una mejor vida y harás más amigos.

Si estás pasando por un momento de fatiga, trata de realizar los ejercicios cuando tengas más energía. Pero que esto no se te vuelva una excusa para nunca hacerlo.

cancer vida saludable ejercicios clinica internacional
Recuerda hablar con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Otros consejos sobre el estilo de vida saludable

Muy aparte de los consejos anteriormente mencionados, puedes realizar varias cosas para crear y mantener una vida más saludable luego del cáncer.

  • Mantente comunicado con tu equipo de atención médica. Realízate chequeos anuales. De esta manera, podrás realizar descartes y estarás al tanto de tu situación médica. Tu médico y otros profesionales de la salud podrán recomendarte y programar citas de seguimiento regulares para buscar signos de recurrencia y controlar alguno que otro efecto secundario a largo plazo.
  • Aprende a cómo enfrentar a los sentimientos difíciles. Los sentimientos de estrés, ansiedad, depresión y miedo a volver a padecer de cáncer pueden retardar la recuperación de una persona. Además, también pueden causar nuevos problemas físicos como insomnio, dolores de cabeza y problemas de estómago. Tener un diario, unirse a un grupo de apoyo, y practicar técnicas de relajación pueden ayudarte a lidiar mejor con tus emociones.
  • Alcanza y mantén un peso saludable. Perder o ganar peso dependiendo de tus necesidades permite que los pacientes de cáncer tengan vidas más duradera y saludables.
  • Deja de fumar y evita el humo del cigarro. Detener el consumo de tabaco, incluso después de un diagnóstico de cáncer, puede mejorar tu recuperación y tu salud en general. Asimismo, aléjate del humo de cigarro de otros. Aunque no estés fumando, el humo que aspiras también es dañino para tu salud.
  • Protege tu piel del sol. Utiliza todos los días un protector solar de amplio espectro con al menos un SPF 30. Viste ropa de protección solar y sombreros de ala ancha. Sea aún más cauteloso si toma medicamentos que pueden hacerte más sensible al sol.
  • Haz tiempo para divertirte. Reúnete con tus amigos, ve una película, sal a caminar con tu perro o juega con tus hijos. La risa ayuda a reducir los niveles de estrés y mejora tu estado de ánimo.

En Clínica Internacional, brindamos servicios de chequeo preventivo y contamos con los mejores especialistas para evaluar tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.