¿Tu hijo ha comenzado a rascarse y presenta ampollas en todo su cuerpo? Puede que sufra de varicela. La varicela en niños es una infección causada por un virus y caracterizada por la aparición de ampollas rojas en todo el cuerpo. Generalmente ocurre cuando el infante no ha sido vacunado contra esta enfermedad o ha estado expuesta a ella.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, te presentamos la siguiente información sobre los síntomas, causas y tratamiento para prevenir y controlar la varicela en niños.

Síntomas

La infección tendrá que estar en el cuerpo del niño alrededor de siete a 21 días antes de puedas darte cuenta de los síntomas.

Las erupciones o ronchas en todo el cuerpo son el síntoma más común de la varicela en niños. Estas generalmente causan mucha comezón y aparecen primero en el pecho, la espalda o la cara y luego se expanden a otras partes del cuerpo.

Al principio, la erupción puede verse como pequeñas espinillas, pero luego se convierten en ampollas de fluido. Con el transcurso de los días, estas protuberancias formarán costras y tu hijo comenzará a sanarse.

Otros síntomas de la varicela en niños incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de apetito

Varicela-ninos-cuida-a-tu-hijo-sintomas

Causas

El virus varicela-zoster (VZV) es la que causa esta infección. La varicela se contagia fácilmente por contacto directo con una persona con el virus o por el aire. Una persona con varicela es contagiosa desde de uno a dos días antes de que aparezca la erupción hasta que las últimas ronchas se hayan secado.

El virus puede propagarse a través de:

  • La saliva
  • Al toser
  • Los estornudos
  • Contacto con el fluido de las ampollas.

¿Quiénes están en riesgo?

Cualquier persona que haya estado expuesta puede contraer el virus. La varicela en niños aumenta en cualquiera de estas condiciones:

  • Contacto reciente con una persona infectada
  • Tener menos de 12 años
  • Pasa mucho tiempo en la escuela o una guardería.
  • El sistema inmunológico del niño está debilitado debido a una enfermedad o medicamentos.

La varicela en niños se ha visto reducida en los últimos años gracias a la vacunación. Además, la inmunidad del virus se puede transmitir de una madre a su recién nacido (esta inmunidad durará aproximadamente tres meses luego del nacimiento).

Se administra una vacuna contra la varicela a los niños de 18 meses como parte de su programa normal de vacunación.

Es posible que algunos miembros de la familia deban mantenerse alejados del niño durante esta etapa infecciosa, especialmente aquellos que nunca la han sufrido.

Te interesará: “¿Qué hacer en caso tu hijo sufra una contusión?“.

Diagnóstico

Siempre debes llevar a tu niño al pediatra cada vez que desarrolle un sarpullido inexplicable, especialmente si está acompañado de fiebre o síntomas del resfriado.

Asimismo, si estás embarazada y has estado expuesta al virus de la varicela o presentas algunos de los síntomas, infórmaselo a tu médico de inmediato

El pediatra de tu hijo no solo realizará un examen físico para diagnosticar la varicela, también puede mandar a analizar los líquidos de las ampollas y realizar algunos cultivos.

Complicaciones

Llama de inmediato al pediatra de tu hijo si:

  • La erupción se extiende a sus ojos
  • La erupción es muy roja, sensible y cálida (signos de una infección bacteriana secundaria).
  • La erupción se acompaña de mareos o falta de aliento.

Recuerda que si la varicela no es tratada como se debe, el paciente puede contraer neumonía por VZV o infecciones bacterianas de la piel, articulaciones o huesos.

Las mujeres expuestas durante el embarazo pueden tener hijos con defectos de nacimiento, incluyendo:

  • crecimiento deficiente
  • tamaño pequeño de la cabeza
  • problemas oculares
  • discapacidades intelectuales

Tratamiento

Lo primero que el pediatra de tu hijo te pedirá es que lo mantengas fuera de la escuela o guardería para prevenir la propagación del virus.

Por otra parte, le recetará medicamentos antihistamínicos o cremas tópicas para ayudar a aliviar la picazón. Puedes ayudar dándole a tu hijo baños tibios y vistiéndolos con ropa ligera y suave.

Tu pediatra puede recetarte medicamentos antivirales si tu niño experimenta complicaciones por el virus o si está en riesgo de tener efectos adversos. Estos medicamentos no curan la varicela: hacen que los síntomas sean menos severos al disminuir la actividad viral. Esto permitirá que el sistema inmunológico de tu hijo se cure más rápido.

Los niños generalmente regresan a sus actividades normales dentro de una o dos semanas después del diagnóstico.

Una vez que la varicela se cura, la mayoría de las personas se vuelven inmunes al virus. No se reactivará porque el VZV generalmente permanece latente en el cuerpo de una persona sana.

Prevención

Varicela-ninos-cuida-a-tu-hijo-complicaciones

La vacuna contra la varicela ayuda a prevenirla en el 98% de los niños que reciben las dos dosis recomendadas. Tu hijo debe recibir la vacuna cuando tenga entre 12 y 15 meses de edad. Recibirá otro refuerzo entre los 4 y 6 años de edad.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores médicos especialistas en Pediatría, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tus hijos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros pediatras, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

Traducido y adaptado de: healthline.com