Los trastornos de la articulación temporomandibular o temporomandibulares son afecciones que perjudican las articulaciones de la mandíbula, los músculos y ligamentos circundantes. Puede ser causado por un trauma, una mordida inadecuada, artritis o desgaste. Los síntomas comunes incluyen sensibilidad en la mandíbula, dolores de cabeza, dolores de oído y dolor facial. Con el fin de que puedas tratar esta enfermedad, en el siguiente artículo, el doctor Samir Bugosen, especialista en el área de odontología, explica más sobre el tema. 

¿Qué son los trastornos temporomandibulares?

Estos son trastornos de origen multifactorial cuya causa es difícil de determinar. A menudo puede deberse a la combinación de factores como la genética, artritis, una lesión de la mandíbula, factores psicológicos o alteraciones en la oclusión. Al tener dolor en la mandíbula, algunos pacientes tienden a apretar o rechinar los dientes. A esto se le conoce como bruxismo.

Asimismo, generalmente afectan los componentes de la articulación temporomandibular, los músculos masticatorios y los de la cabeza, además de la nuca. 

Quizás te interese: ¿Qué es la regulación hormonal femenina?

¿Cuáles son las causas de los trastornos temporomandibulares?

cuales causas transtornos temporomandibulares

Es complejo determinar la causa exacta. Para saber exactamente qué los origina, primero se debe realizar un examen clínico. Generalmente, los factores asociados a esta enfermedad son los siguientes:

  • Estrés, ansiedad, depresión, problemas psicosomáticos.
  • Alteración de la oclusión por falta de alineación dental o mal engranaje oclusal entre los maxilares.
  • Pérdidas dentales, las cuales generan migración dental, desequilibrio y puntos de contacto prematuros.
  • Desarreglo del complejo cóndilo-disco, el cual conlleva alteraciones anatómicas, condilares, desplazamiento anterior del disco y dislocaciones del disco. 
  • Subluxación condilar, que se ocasiona mayormente por dislocación con o sin desplazamiento de disco articular debido a la laxitud y debilidad de los ligamentos
  • Apertura bucal excesiva y continua en el tiempo, la cual produce dolor y dificultad a la hora de cerrar la boca
  • Patologías neurológicas 
  • Desórdenes musculares, como espasmos y contracturas
  • Traumatismos, como fracturas, luxaciones en la articulación
  • Neoplasias 
  • Osteoartritis 
  • Hiperlaxitud

¿Cuáles son las consecuencias de los trastornos temporomandibulares?

Algunas consecuencias de los trastornos temporomandibulares son las alteraciones en la masticación, dolores crónicos faciales, cefaleas, limitación de la apertura bucal, dificultad para morder o masticar e incluso bloqueo de la mandíbula.

Como se mencionó anteriormente, es importante considerar que hay factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar trastornos temporomandibulares.

Quizás te interese: Conoce las principales herramientas de un diagnóstico en la salud mamaria

¿Por qué es importante tratar estos trastornos?

Es importante tratar estos trastornos para mejorar la calidad de vida del paciente, corrigiendo la causa y eliminando la sintomatología crónica. De esta manera se podrá evitar la degeneración de la articulación, preservando la misma en anatomía y función.

¿Cuál es el tratamiento que recibe una persona con trastornos temporomandibulares?

En la especialidad de odontología, actualmente se realizan tratamientos multidisciplinarios con medicina física y rehabilitación. 

A menudo, se usa la fisioterapia y la férula de descarga, además de educar al paciente en relación a los hábitos y terapias que debe seguir. Asimismo, las personas que sufren de trastornos temporomandibulares deben iniciar terapias conservadoras. Esto con el fin de evitar cirugías mayores.

¿Cuánto dura el proceso de recuperación tras el tratamiento? ¿Qué se debe esperar?

La recuperación tras el tratamiento varía de acuerdo a cada paciente. Este está asociado a factores propios de la afección. Por ejemplo, se toman en cuenta factores como la gravedad del desorden temporomandibular, la cual debe de ser determinada al inicio del tratamiento.

La disminución del dolor y ruidos articulares deberían reflejarse a partir de la segunda semana de tratamiento, con el uso de la férula oclusal indicada. De no obtener resultados durante los tres primeros meses se podría optar por tratamientos como artrocentesis, cirugía de reposición discal o prótesis articular.

Después de la recuperación, ¿existe algún estilo de vida que el paciente deba seguir para evitar complicaciones a futuro?

despues recuperacion existe estilo vida pacienta deba seguir

Después de la recuperación, el trastorno temporomandibular debe ser controlado periódicamente para evitar problemas. Para esto, es necesario contar con la supervisión del profesional odontólogo. 

El chequeo incluye prestarle completa atención tanto a la salud bucal general como al comportamiento de la férula. Aun así, el paciente puede volver a realizar su vida con completa normalidad. 

Es importante prestarle atención a la salud bucal, sobre todo si sientes algún tipo de malestar. Si estás padeciendo de estrés, ansiedad o algún tipo de problema psicosomático, es necesario que acudas al doctor inmediatamente. 

Lo mismo sucede si presentas dolores en tus dientes, pérdida de ellos o desórdenes musculares. No minimices tus molestias. De esta manera, podrás gozar de una mejor calidad de vida.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

Sobre el autor

Descripción de prueba

Ver más