Si has oído hablar del trastorno obsesivo-compulsivo, lo más probable es que lo identifiques inmediatamente con la psicología. Este puede ser difícil de tratar, ya que sus síntomas se asemejan a los del trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva, ansiedad, depresión, esquizofrenia u otras enfermedades de salud mental.

Asimismo, es muy probable que quien lo padezca también presente síntomas de otro trastorno. Por lo tanto, en el siguiente artículo, la doctora Gabriela Cossi Pasache, especialista del área de psicología de Clínica Internacional, te contará qué es el trastorno obsesivo-compulsivo y cómo tratarlo. 

¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo?

Generalmente, este es una condición de la salud mental en donde, las personas que lo padecen, experimentan pensamientos y miedos no deseados que se caracterizan por comportamientos repetitivos, involuntarios e irracionales, generando, en las personas que lo padecen, indicadores de ansiedad. 

Quizás te interese: ¿Qué es el sarampión y cómo afrontarlo si tu hijo se contagia?

¿Qué causa el trastorno obsesivo-compulsivo?

Actualmente no se conocen las causas. No obstante, sí se consideran factores de riesgo. El TOC puede resultar de los cambios en la química natural del cuerpo o en las bases neurobiológicas, así como de otros factores de riesgo como antecedentes familiares, eventos traumáticos, comorbilidades, abuso de sustancias, entre otros.

¿Cómo se manifiesta el trastorno obsesivo-compulsivo?

como-manifiesta-transtorno-obsesivo-compulsivo

Se manifiesta de manera progresiva, siendo considerado un trastorno crónico en el que puede haber períodos de mejoría. La persona siente la necesidad de realizar actos compulsivos tratando de aliviar la ansiedad. Por ejemplo, puede tener miedo excesivo a contaminarse con gérmenes y, para aliviar los temores de contaminación, tiende a lavarse las manos hasta el punto de que se arrugan o agrietan. 

Asimismo, poseen pensamientos de inseguridad, obsesión por la limpieza y el orden, obsesiones religiosas, preocupación por los desechos del cuerpo y pensamientos de tipo sexual, lo que los lleva a realizar compulsiones de tipo ritual, y acciones que interfieren con la rutina diaria de sus actividades. 

Quizás te interese: ¿Qué es la neuronitis vestibular? Factores clave para entenderla

¿Es un problema que puede afectar a cualquier persona?

La  edad promedio de inicio del Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es de 19 a 20 años. Sin embargo, alrededor del 25% de los casos comienza  en la adolescencia, y la prevalencia del TOC en población pediátrica se ha reportado en 2 a 4 %. Aun así, es bueno diferenciar que todos los niños desarrollan algún tipo de ritual o manía que, con la edad, desaparece a los 5 o 6 años. 

¿Qué tipos de trastorno obsesivo-compulsivo existen?

Las clasificaciones internacionales distinguen dos tipos de TOC: aquellos en los que la característica principal es la presencia de obsesiones y los que se caracterizan por la presencia de compulsiones.

Sin embargo, en la práctica clínica habitual observamos, con frecuencia, la presencia de cuadros mixtos. Por lo tanto, es fundamental una exploración especializada para su correcto diagnóstico y tratamiento. 

¿En qué punto el trastorno obsesivo-compulsivo se vuelve un problema serio?

en-que-punto-transtorno-obsesivo-compulsivo-vuelve-problema-serio

El TOC empieza a volverse un problema serio cuando los síntomas comienzan progresivamente y tienden a variar en su gravedad a lo largo de la vida. Los tipos de obsesiones y compulsiones también pueden cambiar con el tiempo, teniendo síntomas tanto leves a moderados como graves y prolongados. Esto vuelve incapacitante a la persona que lo padece. Por este motivo, el tratamiento médico es fundamental.

¿Cómo se identifica al trastorno obsesivo-compulsivo?

Por medio de una evaluación psicológica. En esta, el paciente habla de sus sentimientos, síntomas y patrones de conducta. Sirve para determinar si tienen conductas compulsivas que interfieran con su vida diaria. También puede usarse el examen físico, con el objetivo de descartar síntomas y revisar complicaciones relacionadas. 

¿Cuál es el tratamiento que se sigue?

El tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo puede llegar a ser tratado con terapia psicológica y medicamentos. La combinación de ambos elementos resulta mucho más efectiva para la persona, además de contar con  técnicas de relajación y orientación y pautas para la familia. 

¿Cómo tratar con una persona que sufre trastorno obsesivo-compulsivo?

Para los familiares, es difícil comprender y aceptar la  enfermedad. No obstante, recibir tratamiento lo antes posible ayuda a evitar que el trastorno obsesivo-compulsivo empeore. También se debe buscar información de la enfermedad y aceptar la condición de la persona que lo sufre, brindando el apoyo emocional, escuchar cuando quiera expresar lo que siente y decirle que se le quiere ayudar. Es importante que los familiares sigan las indicaciones de los especialistas para el apoyo respectivo. 

El TOC es un trastorno que necesita atención psicológica inmediata y completa comprensión por parte de las personas que rodean al paciente. Es necesario que este sienta seguridad y que su salud mental está siendo tratada con respeto y dedicación.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.