Todos conocemos los riesgos para la salud del tabaquismo. Aun así, muchas personas siguen fumando. Si eres un fumador ocasional o que se acaba un paquete entero en un solo día, dejar de fumar puede ser muy difícil. No obstante, deberás hacerlo para mejorar tu calidad y duración de vida.

Para abandonar este vicio, no solo deberás cambiar tu comportamiento y sobrellevar los síntomas de abstinencia de la nicotina, también tendrás que encontrar formas más saludables de controlar tu estado de ánimo. Con un plan y ayuda adecuados, podrás romper con esta adicción y unirte a las millones de personas que han dejado este hábito para siempre.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, compartiremos contigo algunos consejos que te ayudarán alejarte del tabaquismo.

¿Por qué es difícil dejar de fumar?

tabaquismo-consejos-por-que-es-dificil-dejar-de-fumar

  • Es difícil abordar la adicción física a la nicotina. Los cigarrillos contienen nicotina, una sustancia altamente adictiva que se encuentra en el tabaco. Viaja rápidamente al cerebro cuando se inhala y puede causar una sensación de relajación temporal o de alivio del estrés o ansiedad. La nicotina también puede elevar tu estado de ánimo, así como tu frecuencia cardíaca. Debes considerar que esta sensación solo es temporal. Luego de que tu cuerpo se deshace de esta droga, comienza a desear otro cigarrillo, creando así una adicción.
  • Puede ser difícil encontrar nuevas formas de manejar el estrés. ¿Sueles fumar cuando te sientes estresado o ansioso? El estrés, ya sea por asuntos laborales, personales o familiares, puede provocar que busques un alivio rápido y fácil. Sin embargo, a largo plazo, fumar solo aumentará tu estrés al perjudicar tu salud.

¿Por qué debes dejar de fumar?

Fumar tabaco es tanto una adicción física como un hábito psicológico.

  • Fumar puede causar cáncer de pulmón.
  • Está vinculado a un mayor riesgo de otros tipos de cánceres, así como enfermedades al corazón y presión arterial alta.
  • No es bueno que las otras personas respiren humo de segunda mano.
  • El tabaquismo afecta la salud de los huesos, lo que conlleva a la osteoporosis y fracturas de cadera.

Síntomas de la abstinencia a la nicotina 

Entre los síntomas de la abstinencia a la nicotina que podrían presentarse están:

  • Antojo a los cigarrillos
  • Irritabilidad, frustración o enojo
  • Ansiedad o nerviosismo
  • Dificultad para concentrarte
  • Inquietud
  • Apetito incrementado
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Temblores
  • Fatiga
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Disminución de la frecuencia cardíaca

Por más que estos síntomas de la abstinencia sean fuertes, es importante recordar que solo son temporales. Mejorarán en unas pocas semanas a medida que tu cuerpo elimine todas las toxinas.

Te interesará: “Clínica Internacional presenta el primer programa de Screening de Cáncer de Pulmón del Perú“.

Cómo dejar de fumar

1. Encuentra una razón

Para motivarte, necesitas una razón personal y poderosa para dejar de fumar. Ya sea que lo hagas para proteger a tu familia del humo de segunda mano,  reducir la probabilidad de contraer cáncer de pulmón, enfermedades del corazón u otras afecciones, lucir o sentirte más joven, elige una razón que sea lo suficientemente fuerte para ti como para superar la necesidad de la nicotina.

2. Reconsidera tus círculos sociales

Diles a tus amigos y familiares que se involucren en tu plan para dejar de fumar y pídeles todo su apoyo y estímulo para hacerlo.

Si fumabas con amigos para ser socializar o con compañeros del trabajo para pasar el tiempo, es importante que les digas que estás tratando de dejar este vicio e invítalos a unirse a ti.

En caso sea demasiado difícil pasar tiempo con estas personas, piensa en alejarte un tiempo de ellos.

3. Mantente positivo

Mantente optimista acerca de tu capacidad para cambiar tu estilo de vida. Sabes lo que puedes hacer y lo que podría resultar ser un poco más difícil para ti. Enfatiza siempre lo positivo.

Incluso si esta no es tu primera vez que tratas de dejar los cigarrillos, no te desanimes. El tabaquismo es una verdadera adicción y mantenerse alejado requiere un manejo similar a cualquier enfermedad crónica. El único error grave que estarías cometiendo es rendirte.

4. Retira todos los productos de tabaco de tu hogar

tabaquismo-consejos-por-que-dejar-de-fumar-retira-productos-tabaco

Desecha todos los cigarrillos, encendedores, ceniceros. Lava toda tu ropa y cualquier otra cosa o superficie que tenga olor a humo, como las cortinas y alfombras. Además, limpia tu auto a profundidad.

5. Considera llevar una terapia para reemplazar la nicotina

Cuando dejas de fumar, la abstinencia de la nicotina puede causarte dolores de cabeza, afectar tu estado de ánimo o agotar tu energía. El deseo de caer en el hábito nuevamente puede presentarse.

La terapia de reemplazo de nicotina puede frenar estos impulsos. Los estudios demuestran que la goma de mascar, las pastillas y los parches de nicotina mejoran tus posibilidades de éxito cuando también te sigues un programa especial para los fumadores.

Adicionalmente, las terapias conductuales y las motivacionales te brindarán varias formas para dejar de fumar.

6. No te presiones

No hay manera correcta de dejar de fumar. Muchos fumadores dejan de hacerlo de inmediato sin la necesidad de medicamentos o sustitutos de la nicotina. Otros, en cambio, empiezan dejando de fumar menos cigarrillos por día.

7. Aliméntate saludablemente

tabaquismo-consejos-por-que-dejar-de-fumar-alimentate-sanamente

Fumar actúa como un supresor del apetito, por lo que ganar peso es una preocupación común en muchas personas cuando deciden dejar de fumar. Además, el tabaquismo reduce tu sentido de olfato y gusto, por lo que, la comida no te parecerá tan atractiva.

Si bien es cierto que muchos fumadores aumentan de peso, el aumento no suele ser mucho y no existe el mismo riesgo para tu salud. Al reemplazar la necesidad de fumar por comer alimentos poco saludables es donde empieza el problema.

Sigue una dieta de alimentos sanos y variados, como frutas y verduras, y evita consumir alimentos azucarados y fritos. Adicionalmente, bebe mucha agua (aproximadamente de  2 litros de agua al día), ya que te ayudará a expulsar más rápido todas las toxinas.

8. Mantente ocupado

Realizar deportes, salir a caminar, leer un libro, escuchar música, entre otras actividades, pueden reducir tus antojos de nicotina y aliviar algunos síntomas de abstinencia. Inclusive los ejercicios suaves, como pasear a tu perro o regar tu jardín, te ayudarán muchísimo. Las calorías que quemarás también evitarán el aumento de peso.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.