Aunque los niños tienen mayor riesgo que los adultos de padecer parásitos intestinales, la detección de rutina de estas infecciones en ambos casos es muy importante. Gracias a la siguiente nota de la Dra. Ana María Guerra Díaz, especialista en Pediatría en Clínica Internacional, podrás conocer más sobre los parásitos intestinales y lo que pueden provocar

¿Qué es un parásito intestinal?

Un parásito intestinal es un microorganismo o un gusano que ingresa al cuerpo del niño a través de una transmisión fecal u oral y en algunos casos a través de la piel. Estos parásitos viven en los intestinos y pueden reproducirse y causar síntomas o infecciones.

Tipos de parásitos intestinales más en niños

Los tipos de parásitos más comunes en niños son:

Giardias

La giardiasis es una enfermedad provocada por los parásitos guardias y suele transmitirse por el agua. Tu hijo podría contraer la infección si bebe de una fuente de agua contaminada o si está cerca de áreas con instalaciones de agua y saneamiento inadecuadas.

Si bien es posible que algunos niños nunca desarrollen signos o síntomas de la giardiasis, aún pueden portar el parásito y propagarlo a través de las heces. Para los niños que se enferman, los síntomas pueden incluir:

  • Diarrea acuosa
  • Heces blandas y grasosas
  • Cansancio
  • Calambres en el estómago
  • Hinchazón
  • Náuseas
  • Pérdida de peso severa
  • En casos de diarrea severa, puede haber deshidratación

Los síntomas suelen aparecer unas dos semanas después de la infección. Con tratamiento, estos pueden mejorar en aproximadamente seis semanas. Vale mencionar que los rastros de sangre y la mucosidad en las heces no ocurren en la giardiasis. 

Para saber si tu hijo tiene giardiasis, es probable que su pediatra deba analizar sus heces a través de pruebas repetitivas durante unos días para garantizar la precisión. Luego ello, el especialista determinará qué tratamientos se adaptan mejor a las necesidades de tu menor.

Lombrices intestinales

Los oxiuros son gusanos diminutos, blancos, parecidos a hilos que viven en el recto. Por la noche, este parásito suele salir del ano y pone huevos en la piel cercana, lo cual ocasiona una picazón terrible. Aunque los oxiuros sean desagradables, no causan enfermedades. Los huevos de oxiuros son muy persistentes, ya que pueden sobrevivir hasta dos semanas fuera del cuerpo, en la ropa, la ropa de cama u otros objetos.

Los oxiuros se pueden contagiar fácilmente entre los niños. Por ejemplo, cuando un niño se rasca un área infectada, puede estar transmitiendo los huevos en los dedos o debajo de las uñas hacia cualquier otra superficie cercana. Otro niño contraerá la infección cuando toque los huevos y luego se los lleve a la boca. 

Para diagnosticar estos parásitos, tu médico te recomendará la prueba de cinta para buscar huevos de oxiuros. Esta prueba la puedes realizar por ti mismo o con la ayuda del médico. Es sencilla, solo deberás presionar una cinta de celofán contra la piel alrededor del ano de tu hijo. Luego de retirar la cinta, esta se examinará en un microscopio en busca de huevos. Si realizarás la prueba en casa, es mejor hacerlo por la mañana, justo cuando tu hijo se levante y antes de se bañe o vaya al baño. Solo deberás llevar la muestra de cinta al médico.

Si el diagnóstico es positivo, el médico de tu hijo puede recetar un medicamento oral, el cual suele tardar unas dos semanas en surtir efecto. Si a un miembro de la familia se le diagnostica oxiuros, será necesario que los otros miembros también pasen por una prueba.

Además de estos dos tipos de parásitos, otros que suelen ser muy comunes incluyen los siguientes:

  • Los áscaris
  • Las tenias
  • Las amebas

Los parásitos son muy comunes en todo el mundo y las infecciones suelen transmitirse en lugares concurridos como las guarderías. Además, el saneamiento deficiente y el agua no potable aumentan el riesgo de contraer parásitos en los menores de edad.

También te interesará: ¿Qué hacer ante una infección urinaria en niños?

¿Por qué los niños son más susceptibles a tener parásitos?

Los niños son más susceptibles a tener parásitos debido a su inmadurez inmunológica y al poco desarrollo de hábitos higiénicos. Adicionalmente, los huevos microscópicos se propagan con mayor facilidad entre los niños en los colegio o centros de cuidados (guarderías).

Causas de los parásitos en niños

Algunas causas de los parásitos intestinales en niños son:

  • Ingerir huevos de parásitos a través de alimentos y bebidas contaminadas
  • Llevarse los dedos sucios a la boca
  • Caminar descalzos sobre la tierra contaminada con heces humanas.

Síntomas y signos más comunes de parásitos en niños

sintomas-signos-parasitos-ninos

Como pudiste observar líneas arriba, los síntomas son muy variables; todo dependerá del niño y del parásito que tenga. Muchos menores son asintomáticos, mientras que otros pueden presentar vómitos, diarrea, cólicos, picazón en el ano, dificultad para dormir, cansancio, y pérdida de peso.

¿Qué complicaciones pueden ocurrir?

Las diarreas graves a causa de los parásitos intestinales pueden ocasionar deshidratación, peritonitis, hepatitis y obstrucción intestinal. En algunos casos, puede haber síntomas respiratorios o manifestaciones en la piel. Por otro lado, los cuadros digestivos pueden producir un déficit en el estado nutricional afectando el desarrollo motor y cognoscitivo y hasta producir anemia.

Métodos de prevención

Algunos métodos de prevención que ayudarán a mantener alejados los parásitos de tus niños son:

  • Tener una buena higiene
  • Lavarse las manos frecuentemente sobre todo después de ir al baño, jugar al aire libre y antes de comer
  • Lavar adecuadamente las frutas y verduras
  • Tomar agua hervida o filtrada
  • Limpiar y desinfectar con frecuencia los juguetes de los niños, la ropa de cama y la ropa interior
  • Tener las uñas bien cortas
  • No andar descalzo en la tierra

¿Cuándo deberías llevar a tu hijo al médico?

acudir-medico-parasitos-ninos

Deberás acudir con tu hijo a un centro de salud de inmediato si la diarrea o nauseas duran más de 2 semanas; si hay picazón anal intensa sobre todo en las noches; o si el niño tiene cualquier otro síntoma o signo de parasitosis.

Lo recomendable es pasar por una revisión anual a fin de descartar la presencia de parásitos.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites, ya que contamos con los mejores especialistas quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, recuerda que puedes hacerlo a través de nuestra opción solo con DNI.