Una de las causas más inexplicables de muerte en bebés es el síndrome de muerte súbita del lactante. Como padres y madres primerizos y al recibir al recién nacido, esto puede volverse una gran preocupación. En Clínica Internacional, te explicaremos más  sobre que trata este síndrome, atacante mortal y silencioso, que afecta solo a los bebés en su primer año de vida.

clinica-internacional-muerte-subita-lactante-smsl

¿Qué es el SMSL?

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es la muerte repentina e inexplicable de un bebé menor de 1 año de edad. La mayoría de los casos de SMSL se asocian con el sueño, por lo que a veces recibe el nombre de “muerte en cuna”.

¿Se puede prevenir el SMSL?

La falta de respuestas es en parte lo que hace que este síndrome sea tan aterrador para los padres. El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es la principal causa de muerte entre los niños de 1 mes a 1 año de edad, y sigue siendo impredecible a pesar de los años de investigación.

Aún así, el riesgo del SMSL se puede reducir en gran medida. Lo más importante que los padres deben tener en cuenta es que los bebés menores de 1 año de edad deben colocarse de espaldas para dormir; nunca boca abajo o de lado. Dormir boca abajo o de lado aumenta el riesgo de muerte.

¿Quién está en riesgo del SMSL?

No se puede decir con exactitud qué bebés podrían estar en mayor riesgo. Más bien, vale mencionar que existen varios factores que al combinarse pueden causar que un bebé se encuentre dentro del riesgo de morir de SMSL.

La mayoría de las muertes por SMSL ocurren en bebés de 2 a 4 meses de edad, y los casos aumentan durante el invierno o épocas frías. Además, hay más muertes de niños que niñas.

Otros posibles riesgos incluyen:

  • fumar, beber o consumir drogas durante el embarazo y después del nacimiento
  • mala atención prenatal
  • prematuridad o bajo peso al nacer
  • antecedentes familiares de muerte súbita
  • madres menores de 20 años
  • dejar al bebé cerca del humo de tabaco
  • calor excesivo

Los médicos diagnostican la mayoría de los problemas de salud en función de los síntomas que una persona presenta. Sin embargo, la mayoría de los diagnósticos de SMSL vienen solo después de que todas las otras posibles causas de muerte se hayan descartado. Esta opinión ayuda a contar los verdaderos casos de SMSL de aquellos causados por accidentes, abusos, y condiciones no diagnosticadas previamente, como trastornos cardíacos o metabólicos.

clinica-internacional-bebe-muerte-subita-infantil

¿Por qué es peligroso que mi bebé duerma boca abajo?

El SMSL ocurre con más frecuencia en los bebés que duermen boca abajo que entre los que duermen en sus espaldas. Recuerda que tu bebé tampoco debe dormir de lado. Un bebé puede rodar fácilmente desde una posición lateral hacia el lado de su estómago mientras duerme.

Algunos investigadores creen que dormir boca abajo puede bloquear las vías respiratorias y dañar la respiración. Dormir boca abajo aumenta los riesgos de SMSL ya que el bebé respira nuevamente su propio aire exhalado. Asimismo, esto aumenta si el bebé está durmiendo en un colchón suave, con ropa de cama, juguetes de peluche, una almohada cerca a su cara o si duerme en la misma cama que los padres. A medida que el bebé vuelve a aspirar el aire exhalado, el nivel de oxígeno en el cuerpo cae y aumenta el nivel de dióxido de carbono.

Los bebés que mueren por SMSL pueden presentar un problema con la parte del cerebro que ayuda a controlar la respiración y el despertar durante el sueño. Si el bebé está respirando aire viciado y no obtiene suficiente oxígeno, el cerebro generalmente despierta al bebé y hace que este llore para obtener más oxígeno. Si el cerebro no es recoge esta señal, los niveles de oxígeno seguirán cayendo.

Consejos

Aunque la tasa de muerte súbita se ha reducido en gran medida, este síndrome sigue siendo la causa principal de muerte en bebés. Con estos consejo, puedes ayudar a reducir el riesgo de SMSL y otras muertes relacionadas con el sueño:

  • Obtén atención prenatal temprana y regular.
  • Coloca a tu bebé en un colchón firme para dormir, no sobre una almohada, colchón de agua, piel de oveja, sofá, silla, u otra superficie blanda.
  • Cubre el colchón con una sábana ajustable. Mantén los objetos blandos y ropa de cama suelta fuera del área de sueño de tu bebé.
  • Los expertos recomiendan que los bebés duerman en la habitación de sus padres, pero en una superficie separada, como un moisés o cuna junto a la cama hasta el primer cumpleaños de este.
  • Asegúrate de que tu bebé no sienta demasiado calor durante el sueño. Viste a tu bebé para que su cuerpo tenga temperatura ambiente. Observa si hay señales de sobrecalentamiento, tales como sudoración o sensación de calor al tacto.
  • No fumes durante el embarazo o después del nacimiento de tu bebé. Los bebés de madres que fumaron durante el embarazo tienen un mayor riesgo de sufrir del SMSL. La exposición al humo de tabaco también aumenta este riesgo.
  • No consumas alcohol o drogas durante el embarazo o después del nacimiento. Los padres que beben o consumen drogas no deben compartir una cama con su bebé.
  • Trata de que tu bebé reciba todas sus vacunas a tiempo. Estudios han demostrado que los bebés que reciben sus vacunas tienen un riesgo menor de 50% de muerte súbita.

.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores médicos especialistas en Pediatría, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tus hijos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros pediatras, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.