Cuando cierras la boca y respiras hondo, ¿el aire puede fluir fácilmente por ambos lados de la nariz o tienes dificultades para hacerlo? Si tienes problemas para hacer este ejercicio, quizás tengas un tabique nasal desviado. No te preocupes. Según nuestra especialidad de Otorrinolaringología, este es una condición más común de lo que piensas.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, te mencionaremos de qué trata tener un tabique desviado y las formas en cómo puedes revertir este problema.

¿Qué es un tabique desviado?

signos-tabique-nasal-desviado-que-es

Un tabique desviado es una afección en la cual el tabique, hueso y el cartílago que dividen la cavidad nasal de la nariz por la mitad, está significativamente descentrado o torcido, lo que dificulta la respiración.

¿Sabías que la mayoría de las personas tienen algún tipo de desequilibrio en el tamaño de sus vías respiratorias? De hecho, las estimaciones indican que el 80% de la población, sin saberlo, tienen algún tipo de desalineación en su tabique nasal.

Vale mencionar que solo las personas con tabiques nasales realmente desalineados tendrán problemas respiratorios graves y requerirán tratamiento inmediato, lo cual podría incluir una cirugía.

Las causas de un tabique desviado son pocas. Algunas personas nacen con este problema debido a la presión del canal durante el parto; otras, la desarrollan luego de una lesión o trauma en la nariz.

5 signos de que tienes un tabique desviado

 

¿Cómo saber si tienes un tabique nasal desviado? Hay varios problemas que puedes experimentar si presentas este problema. Esta condición puede causar otras afecciones o empeorar ciertas enfermedades. Conócelas a continuación:

1. Dificultad para respirar

La desalineación nasal dificulta el paso del aire por la mitad de la nariz, por lo que te resulta más difícil respirar. Este problema a menudo es más visible cuando tienes un resfriado o alergias.

Además, si piensas que esta dificultad está ocasionándote muchos inconvenientes y ha comenzado a afectar tu vida diaria, entonces visita a tu otorrinolaringólogo lo más rápido posible.

2. Congestión nasal o dolores de cabeza

Debido a que el aire no siempre fluye libremente a través de tus fosas nasales, tu cabeza a veces puede sentirse congestionada. Esa presión acumulada puede provocar dolores de cabeza frecuentes, incluidas las migrañas.

Por otra parte, la presión adicional en tus senos paranasales también puede ocasionar que sientas tu rostro más adolorido.

3. Sangrado nasal

Cuando tienes un tabique curvo, el aire tiene más dificultades para pasar por la nariz. Esto hace que sea más probable que las membranas de tu nariz se resequen. Esta falta de humedad te convierte más susceptible a las hemorragias nasales.

4. Infecciones sinusales

signos-tabique-nasal-desviado-infecciones-nasales

Cuanto más obstruidas estén las vías respiratorias, más probabilidades tendrás de desarrollar infecciones sinusales frecuentes. El goteo posnasal crónico y otros síntomas del resfriado también acompañan con frecuencia a este problema.

5. Ronquidos y sueño interrumpido

Cuando duermes, la congestión nasal de un tabique desviado puede provocar respiración y ronquidos fuertes. Si tiene problemas para respirar, tendrás dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormido.

En algunos casos, un tabique desviado contribuye a la apnea del sueño, una condición potencialmente grave donde la respiración se detiene durante el sueño. Y no dormir bien te envejecerá más rápido, además de que tendrás mal carácter y una pésima calidad de vida.

Tratamientos de tabique desviado

signos-tabique-nasal-desviado-tratamientos

A veces, los síntomas de un tabique desviado pueden aliviarse con medicamentos. En caso dejen de surtir efecto, será necesario que el paciente reciba un procedimiento quirúrgico llamado septoplastia para reparar un tabique torcido y mejorar la respiración.

Septoplastia: cirugía para el tabique desviado

Durante la septoplastia, un cirujano, quién realizará todo el procedimiento a través del interior de la nariz, hará una pequeña incisión en el tabique y luego extraerá el exceso de hueso o cartílago requerido para igualar el espacio respiratorio de las fosas nasales.

A veces, una rinoplastia, otro tipo de cirugía para la nariz, se combina con una septoplastia para mejorar la apariencia de la nariz. Este procedimiento recibe la denominación de septorrinoplastia.

La cirugía para reparar un tabique desviado generalmente se realiza de forma ambulatoria bajo anestesia local o general y toma aproximadamente entre una hora o una hora y media, dependiendo de la cantidad de trabajo que necesite realizar el otorrino.

El paciente podrá regresar a casa tres o cuatro horas después de la cirugía o de acuerdo con las indicaciones del médico. Si decides recibir esta intervención quirúrgica, podrás volver a trabajar o regresar a tus estudios en unos pocos días y a tu rutina normal en aproximadamente 3 semanas.

La mayoría de las personas se recuperan completamente en 1 a 2 meses. Adicionalmente, es importante que visites a tu médico por lo menos durante los primeros 3 a 4 meses luego de la cirugía.

Se pueden colocar férulas internas o material de empaque suave en la nariz para estabilizar el tabique mientras sana. Si una septoplastia es el único procedimiento realizado, debe haber poca o ninguna inflamación o moretones después de ella. Sin embargo, si se realiza una septorrinoplastia, la recuperación para la inflamación tomará una o dos semanas a lo mucho.

Si te preguntas a partir de qué edad puedes recibir una septoplastia o cualquier otra cirugía nadal, la respuesta es que mejor esperes hasta después de que la nariz haya dejado de crecer, es decir, alrededor de los 15 años.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores especialistas en otorrinolaringologíaSi deseas reservar una cita con uno de nuestros otorrinolaringólogos, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.