¿Te preocupa que la fiebre esté relacionada con las convulsiones? ¿En qué momento tu niño puede sufrir de una convulsión por una elevada temperatura corporal? En el área de pediatría de Clínica Internacional te explicamos más al respecto.

Generalmente, las convulsiones son síntomas de un problema cerebral y ocurren cuando existe una actividad eléctrica anormal en él. Es importante saber que no todas las convulsiones se presentan como sacudidas rápidas y sin control. 

Por ejemplo, algunos signos suelen ser mucho más leves que otros. Con la finalidad de que sepas cómo reaccionar ante estas situaciones, sigue leyendo el siguiente artículo para saber qué relación existe entre la fiebre y las convulsiones en niños.

¿Qué es una convulsión?

Las convulsiones son síntomas de una patología o enfermedad cerebral. Estas ocurren por la aparición súbita de actividad eléctrica en el cerebro, como ya se mencionó anteriormente. Se manifiestan generalmente como movimientos involuntarios o sacudidas.

Sin embargo, no todas son iguales. Algunas son generalizadas y se presentan en todo el cuerpo; otras localizadas y solo se establecen en lugares específicos. A su vez, hay casos en los que las dos se presentan a la vez. Existen diferentes intensidades y duración.

¿Cuáles son las causas relacionadas con las convulsiones?

Las causas de las convulsiones son variadas. Entre estas está la fiebre, los traumatismos y enfermedades como la epilepsia primaria, o sin causa aparente, y la secundaria. Esta última genera daño cerebral o trastorno metabólico. 

Te puede interesar: ¿Qué hacer si mi bebé tiene fiebre?

¿Qué relación existe entre estas y la fiebre en los niños?

La relación que existe entre las convulsiones y la fiebre en niños es lo que denominamos convulsiones febriles. Por lo general, estas se desarrollan en niños entre 6 meses a cinco años. Ocurren en presencia de fiebre, pero sin evidencia de otra enfermedad. Sea esta del sistema nervioso central, como un posible daño cerebral, como no. 

Su duración puede ser corta, no menor a cinco minutos, como larga. Es importante recalcar que la mayoría son simples y benignas, remiten luego de la disminución de temperatura.

¿Por qué se desarrollan las convulsiones febriles?

Se conoce que las convulsiones febriles se pueden desarrollar por la susceptibilidad de los niños a temperaturas moderadas o altas. Por lo general, estas se relacionan con virus, bacterias o vacunas.

¿Cuáles son los síntomas de este tipo de convulsiones?

fiebre convulsion ninos clinica internacional

Los síntomas de las convulsiones febriles son los siguientes:

  • Fiebre
  • Convulsiones que aparecen en las primeras 24 horas. La mayoría clónicas. Es decir, se hacen presentes los movimientos como sacudidas.
  • Período post ictal. Este se produce al término de la convulsión, puede durar entre 5 a 30 minutos y causa desorientación, dolor de cabeza y mareos. A menudo, la recuperación depende de la causa subyacente o la duración de la convulsión.

Te puede interesar: Alimentos para reforzar el sistema inmunológico de los niños

¿Cuál es el diagnóstico que debe realizarse si un niño presenta convulsiones febriles?

Para el diagnóstico clínico, es importante contar con la historia clínica del paciente. Los estudios complementarios también son necesarios, pero estos solo están dirigidos a averiguar la etiología de la fiebre.

A su vez, la punción lumbar y la resonancia magnética solo serán necesarias cuando haya signos ligados a una posible infección intracraneal, anomalías o lesiones estructurales. El electroencefalograma se usa en casos de que existan síntomas de epilepsia.

¿Cuál es el tratamiento que debe seguir un niño que presenta este tipo de convulsiones?

El tratamiento depende de la duración de las convulsiones. Siendo así, para aquellas que son menores a cinco minutos, el paciente sigue un tratamiento antipirético. Es decir, solo se utiliza agua tibia. No es recomendable el uso de alcohol y los fármacos a consumir son paracetamol y metamizol.

Es importante recalcar que, en lactantes, el baño debe darse con agua tibia y es necesario utilizar un supositorio antipirético vía rectal en caso de que no acepte el fármaco vía oral. Si la negación persiste, debe ser llevado a emergencias de inmediato. 

En convulsiones que duran más de cinco minutos se debe realizar el procedimiento anterior, agregando anticonvulsivantes y siguiendo las evaluaciones de un neuropediatra. 

Después del tratamiento, ¿cómo debería ser el estilo de vida del niño y qué consejos debería seguir?

Si las convulsiones duraron menos de cinco minutos, el estilo de vida del paciente debe ser normal. Es necesario controlar la temperatura de inmediato desde el inicio de la fiebre, acudir a citas con el pediatra, mantener el carnet de vacunación al día y evitar lugares muy congestionados. 

En aquellas que duraron más de cinco minutos o son refractarias al tratamiento antipirético inicial o al uso de anticonvulsivantes, se debe repetir el esquema anterior y seguir las evaluaciones periódicas del neuropediatra.

Recuerda que la salud de tus hijos es importante. Por lo tanto, ante cualquier problema de este tipo, es necesario que acudas con tu pediatra de confianza.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

asistente clinica internacional