¡Quién no ha mojado la cama! Es parte normal del proceso que hay cuando dejamos los pañales al ser pequeños. Ahora que ya somos padres, probablemente también ocurra con nuestros hijos. ¿Pero cuando este tipo de situaciones puede llegar a significar que algo no anda bien? 

En el siguiente artículo del Dr. Guillermo Arribasplata Garfias, especialista en Pediatría de Clínica Internacional, te explicaremos qué es la enuresis y cómo ayudar a que nuestros hijos resuelvan este problema. 

¿Qué es la enuresis? 

La enuresis, también conocida como «incontinencia nocturna» o «enuresis nocturna», es la micción involuntaria mientras se duerme a una edad en la que se espera que el niño ya no se orine durante la noche. Un niño avergonzado por mojar su cama y su ropa de dormir son una escena muy común y no desespere. A menudo es parte normal del desarrollo del niño. 

En general, la enuresis antes de los 7 años no debe ser motivo de preocupación, ya que el niño todavía puede estar desarrollando el control nocturno de la vejiga. Si pasada esa edad, tu hijo continúa mojando la cama, no debes culparlo, sino más bien tratar el problema con paciencia y comprensión. Lo recomendable en estos casos es buscar ayuda médica.

Tipos de enuresis

tipos-enuresis

La mayoría de los niños ya están entrenados para ir al baño a los 5 años; no obstante, no hay una fecha exacta en donde ya se controle completamente la vejiga. Entre los 5 y los 7 años, algunos niños aún mojan la cama. Como te lo mencionamos líneas arriba, después de la edad de siete, si tu hijo aún presenta enuresis nocturna, hay que consultar al médico. 

En cuanto a los tipos de enuresis, estos se dividen en: 

  • Enuresis primaria: el niño nunca ha permanecido seco durante el sueño por un periodo de al menos seis meses.
  • Enuresis secundaria: el niño ha permanecido seco durante el sueño por un periodo continuado de al menos seis meses y vuelve a presentar enuresis.
  • Enuresis monosintomática (MNE): La enuresis es el único síntoma.
  • Enuresis no monosintomática (NMNE): Enuresis en un niño con otros síntomas.

 ¿Qué causa la enuresis? 

No se conoce la causa exacta, pero hay diversos factores que pueden ser claves: 

  • Una vejiga pequeña.
  • Incapacidad de reconocer cuando la vejiga está llena.
  • Desequilibrio hormonal o deficiencia de hormona antidiurética.
  • Infección de las vías urinarias.
  • Apnea del sueño.
  • Diabetes.
  • Estreñimiento crónico.
  • Un problema estructural en las vías urinarias o en el sistema nervioso. 

¿Qué tan común es la enuresis? 

Un 10% de los niños de siete años mojan regularmente (más de tres veces / semana) la cama. Este problema es dos veces más frecuente en los niños que en las niñas.  Y, en cuanto al tipo más común, un 30-50% de los casos es por enuresis NO monosintomática. 

Existen muchos factores asociados a un mayor riesgo de enuresis, entre ellos, los siguientes: 

  • Estrés o ansiedad
  • Antecedentes familiares de enuresis
  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad

Si bien puede ser frustrante para los padres, la enuresis no conlleva ningún tipo de riesgo para la salud cuando no tiene una causa física. Sin embargo, mojar la cama puede generar algunos problemas para tu hijo, entre ellos, los siguientes: 

  • Culpa, vergüenza, y autoestima baja.
  • Pérdida de oportunidades de participar en actividades sociales, como quedarse a dormir en la casa de sus amigos o ir de campamento.
  • Erupciones cutáneas en las nalgas y en el área genital del niño (en especial, si tu hijo duerme con la ropa interior húmeda). 

También te interesará: Pie plano en niños – Cómo corregir o evitar esta patología.

¿Cómo se diagnostica la enuresis? 

diagnostica-enuresis

El médico debe tratar de identificar la causa de enuresis y ayudar a elegir el tratamiento mediante:

  • Exploración física.
  • Discusión de los síntomas, ingesta de líquidos, antecedentes familiares, hábitos de evacuación del intestino y de la vejiga, así como trastornos asociados con la enuresis.
  • Pruebas de orina para detectar infección o diabetes.
  • Ecografías o Radiografías de los riñones o la vejiga para investigar la estructura de las vías urinarias .

¿Cuál es el tratamiento? 

La mayoría de los niños dejan de mojar la cama por sí solos. Si se necesita tratamiento, se puede planificar y adecuar en función de los estudios. Los cambios en el estilo de vida, como evitar la cafeína por completo y limitar el consumo de líquidos por la noche, pueden funcionar. 

Si ello no funciona o si el niño en edad escolar tiene pánico de mojar la cama, tal vez te resulte útil probar tratamientos adicionales. Por ejemplo, incentivar a tu hijo a que orine dos veces antes de acostarse o a incentivar el uso frecuente del baño durante el día. 

Si hay estreñimiento y apnea del sueño, deben abordarse antes que otros tratamientos. En el caso se cuente con Alarmas de Humedad, estas resultan ser efectivas para muchos niños y pueden brindar una mejor solución a largo plazo que los medicamentos. 

Las alarmas de seguridad son pequeños dispositivos que tienen detector de humedad y se coloca en el pijama o en la sábana. Estas suenan justo cuando el niño comienza a orinar, a tiempo para ayudarlo a despertarse, parar el flujo de orina e ir al baño. 

Como último recurso, el médico puede recetar medicamentos durante un período corto para que deje de mojar la cama. Hay medicamentos que retrasan la producción nocturna de orina y medicamentos que calman la vejiga. A veces, la combinación de medicamentos es lo más efectivo. Sin embargo, no curan el problema. 

Cuando se deja de tomar la medicación, la enuresis puede reaparecer hasta que desaparece sola a diferentes edades y según cada niño. 

¿Se puede prevenir la enuresis? 

Los buenos hábitos pueden ayudar tanto por las noches como por el día. Es importante: 

  • Evitar el estreñimiento y tratarlo si se presenta.
  • Orinar cada 2 a 3 horas durante el día, de 4 a 7 veces en total en un día.
  • Beber la cantidad correcta de líquido, tomando la mayor cantidad entre la mañana y alrededor de las 5 de la tarde.
  • Evitar las bebidas con cafeína o burbujas, jugos cítricos y bebidas deportivas. Estas bebidas pueden irritar la vejiga o producir orina adicional.
  • Estrategias de afrontamiento y apoyo

Los niños no mojan la cama para hacer enojar a sus padres. Intenta ser paciente mientras tú, como padre, y tu hijo solucionan juntos el problema. Para ello: 

  • Sé consciente de los sentimientos del niño. Si está estresado o ansioso, ofrécele apoyo y aliento.
  • Planea una limpieza fácil. Protege el colchón y haz que tu hijo use ropa interior gruesa y absorbente durante la noche para ayudar a contener la orina. Ten a mano otro juego de sábanas y otra pijama. Además, evita el uso a largo plazo de pañales o ropa interior desechable.
  • Si es adecuado para la edad, considera pedirle a tu niño que enjuague su ropa interior y sus pijamas mojadas o que los coloque en un recipiente especial para su lavado. Asumir la responsabilidad por haber mojado la cama puede ayudar a que el niño se sienta más en control de la situación.
  • Celebra el esfuerzo de tu pequeño. La enuresis no es voluntaria; por lo tanto, no tiene sentido castigar o burlarse del menor por haber mojado la cama. Asimismo, evita que sus hermanos se burlen. Felicítalo por seguir la rutina al acostarse y por ayudar a limpiar después de los accidentes. Usa un sistema de recompensa con calcomanías si crees que así puedes motivarlo más.

Cómo prepararte para la consulta 

Al momento de tu cita, el pediatra de tu niño puede preguntar lo siguiente: 

  • ¿Hay antecedentes familiares de enuresis?
  • ¿El niño siempre mojó la cama o comenzó a hacerlo recientemente?
  • ¿Con qué frecuencia el niño moja la cama?
  • ¿Hay períodos en los que el niño no la moja?
  • ¿El niño se orina encima durante el día?
  • ¿El niño defeca por accidente?
  • ¿El niño se queja por dolor u otros síntomas cuando orina?
  • ¿El niño está atravesando cambios importantes en su vida u otras situaciones de estrés?
  • Si los padres son separados o divorciados, ¿el niño vive de forma alternada en la casa de cada padre? ¿Moja la cama en ambos hogares?
  • ¿Cómo reaccionan los padres si el niño moja la cama?

De igual forma, antes de la consulta, crea una lista con los siguientes puntos: 

  • Todo signo o síntoma, incluidos aquellos que puedan no parecer estar relacionados con la enuresis.
  • Considera llevar un diario de las veces que el niño va al baño, así como las noches en las que moja la cama y en las que no lo hace.
  • También ten en cuenta cuánto líquido bebe, en especial, después de la cena.
  • La información personal más importante sobre los padres, incluso lo que les genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en su vida.
  • Cualquier antecedente familiar de incontinencia urinaria, incluso de hermanos y parientes.
  • Todos los medicamentos, las vitaminas, las hierbas y otros suplementos que toma el niño, y las dosis.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites, ya que contamos con los mejores especialistas en Pediatría quienes tratarán los problemas de salud de los más pequeños. Si deseas reservar una cita, recuerda que puedes hacerlo a través de nuestra opción solo con DNI.