La ciática es una de las causas más comunes de dolor de espalda. Todos hemos oído hablar de esta afección; sin embargo, no todos estamos al tanto de lo que implica hasta que es demasiado tarde. Siempre es recomendable conocer cómo ocurre y los factores que la desencadenan para evitar que aparezca o que sus síntomas se agraven.

Por eso, en el siguiente artículo de Clínica Internacional te contaremos todo lo que debes saber sobre la ciática: causas, síntomas y prevención. 

1. ¿Qué es la ciática?

Se conoce como ciática al dolor que aparece a lo largo del nervio ciático, el cual se extiende desde la parte baja de la espalda, a través de las caderas y los glúteos hasta llegar a las piernas. Por lo general, la ciática afecta solo un lado del cuerpo.

Si bien el dolor asociado a la ciática puede llegar a ser bastante intenso, en la mayoría de casos se resuelve con tratamientos que se extienden por algunas semanas y sin necesidad de un proceso quirúrgico.

2. ¿Cuáles son las causas que detonan el dolor de ciática?

causas-detonan-dolor-ciatica

Por lo general, el detonante más común para esta afección se da cuando el nervio ciático es presionado, usualmente por una hernia discal en la columna. Sin embargo, también puede ocurrir debido al crecimiento excesivo del hueso (espolón óseo) la columna vertebral.

Una causa poco frecuente, pero que es necesario considerar, es cuando el nervio ciático resulta presionado a causa de la aparición de un tumor o es dañado por una enfermedad como, por ejemplo, la diabetes.

3. ¿Cómo saber si es dolor del nervio ciático?

Los síntomas son bastante característicos, el principal es el dolor que surge desde la parte inferior de la columna (la zona lumbar), hasta los glúteos y la parte trasera del muslo y pantorrilla. Sin embargo, es posible llegar a sentir incomodidad casi en cualquier zona a lo largo del trayecto nervioso.

El nivel del dolor puede ser muy diverso y va desde suave a intenso. Algunas veces puede sentirse como una descarga eléctrica. Aquello podría empeorar al momento de toser o estornudar. Asimismo, en algunos casos es posible que permanecer sentado mucho tiempo empeore los síntomas.

Por lo general, solo se ve afectado un solo lado del cuerpo. Algunas veces, los pacientes también pueden desarrollar una sensación de entumecimiento, hormigueo o debilidad muscular en la pierna o pie afectado.

4. ¿Existen factores de riesgo para la ciática?

Sí, existen varios factores de riesgo que pueden ocasionar la ciática con mayor frecuencia y es necesario tenerlos en cuenta. Aquí te mostramos los principales:

Edad

La mayoría de las veces, las causas más comunes del dolor de ciática son los cambios en la columna que están relacionados con la edad, tales como hernia discal o espolón óseo.

Obesidad

Otra veces, la obesidad es el factor que termina por detonar este dolor. Cuando aumenta la presión en la columna vertebral, el exceso de peso puede contribuir a los cambios en la columna, lo cual desencadena la ciática.

Ciertas ocupaciones

Algunas veces, algunas actividades físicas pueden ocasionar la ciática. Por ejemplo, un trabajo que requiere girar la espalda y llevar cargas pesadas podría ocasionar problemas en la columna. De igual forma, conducir un automóvil por periodos prolongados de tiempo podría desencadenar la ciática.

Estar sentado mucho tiempo

Las personas que permanecen sentadas por mucho tiempo o llevan un estilo de vida sedentario son más propensas a desarrollar dolor de ciática que las personas activas.

Diabetes

Esta es una enfermedad que afecta la forma en la que el cuerpo utiliza el azúcar en la sangre y puede incrementar el riesgo de daño en los nervios.

Te puede interesar: Ejercicios básicos para evitar los dolores en la columna

5. ¿Qué complicaciones pueden surgir a raíz de la ciática?

Por lo general, la gran mayoría de personas se recupera por completo del dolor de ciática si se sigue el tratamiento adecuado. Ahora bien, en casos de mayor gravedad, esta condición puede complicarse y causar un daño nervioso permanente.

6. ¿Cuándo ver a un doctor?

cuando-ver-doctor

Cuando no es muy severa, la ciática suele irse con el paso del tiempo. Sin embargo, si el dolor es muy intenso, aumenta demasiado o se prolonga por más de una semana, es necesario seguir tratamiento médico indicado por un profesional del área de traumatología.

7. ¿Cómo puedo evitar que me dé dolor de ciática?

No siempre es posible prevenir la ciática y la condición puede reaparecer. Los siguientes son algunos consejos que debes seguir a fin de proteger mejor tu espalda:

Ejercítate con regularidad

A fin de mantener una espalda fuerte, debes ejercitar ciertas partes del cuerpo. Los músculos en la zona del abdomen y la parte baja de la espalda juegan un rol importante en mantener una buena postura y alineamiento de la columna.

Mantén una buena postura la sentarte

Elige una silla con un buen soporte lumbar, reposabrazos y una base giratoria. Considera colocar una almohada o una toalla enrollada en el canal espinal a fin de mantener su curva natural. Asimismo, es necesario mantener niveladas las rodillas y caderas.

Ten una buena mecánica corporal

Cuando tengas que levantar un objeto pesado, deja que tus extremidades inferiores hagan el trabajo. Mantén el objeto cerca a tu cuerpo. Luego, mantén la espalda recta, dobla solo las rodillas y muévete de arriba abajo de forma recta.

Por otra parte, si pasas mucho tiempo de pie, considera descansar un pie sobre un banquillo pequeño cada cierto tiempo.

Ahora conoces mejor qué es el dolor de ciática. Toma en cuenta los factores que la ocasionan y lo que debes hacer para prevenirla. Con las medidas adecuadas, podrás librarte de esta molesta condición.

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.