Desde erupciones cutáneas hasta cáncer de piel y muchas otras afecciones intermedias, existen muchos trastornos, infecciones y enfermedades que afectan la dermis. Según nuestros especialistas en dermatología, una de las más comunes es la dermatitis.

Para saber más sobre qué es la dermatitis, sus síntomas y posibles tratamientos, no te puedes perder el siguiente artículo que Clínica Internacional tiene para ti.

¿Qué es la dermatitis?

que-es-dermatitis

La dermatitis es un término general para la inflamación de la piel. Si sufres de esta condición, tu piel generalmente se verá seca, hinchada y roja. Dependiendo del tipo de dermatitis que tengas, las causas variarán. No obstante, no es contagiosa.

La dermatitis puede ser incómoda para algunos, debido a que la picazón en la piel puede variar de leve a severa. Incluso ciertos tipos pueden durar mucho tiempo, mientras que otros pueden aparecer solo en temporadas del año específicas o a lo que te expongas. Asimismo, mientras algunos tipos de dermatitis son más comunes en niños, y otros aparecen más en los adultos.

Síntomas de dermatitis

que-es-dermatitis-como-tratar-sintomas

Los síntomas de la dermatitis varían de leves a severos y se verán diferentes según la parte del cuerpo afectada. Vale mencionar que no todas las personas con dermatitis experimentan todos los síntomas.

En general, los signos de la dermatitis pueden incluir:

  • erupciones
  • ampollas
  • piel seca y agrietada
  • picazón en la piel
  • piel dolorosa, con picazón o ardor
  • rojez
  • hinchazón

Tipos de dermatitis

que-es-dermatitis-como-tratar-tipos-dermatitis

Existen varios tipos diferentes de dermatitis. A continuación, te presentaremos las más comunes:

  • Dermatitis atópica. También llamada eczema, esta afección de la piel generalmente se hereda y se desarrolla durante la infancia. Alguien con eczema probablemente presentará piel seca y con picazón, así como escamas ásperas.
  • Dermatitis de contacto. La dermatitis de contacto ocurre cuando una sustancia toca la piel y causa una reacción alérgica o irritación. Estas reacciones pueden convertirse en erupciones que arden, pican, o ampollan.
  • Dermatitis dishidrótica. En este tipo de dermatitis, la piel no puede protegerse. Esto produce picazón en la piel seca, a menudo acompañada de pequeñas ampollas. Ocurre principalmente en los pies y las manos.
  • Dermatitis seborreica. Este tipo es más común en el cuero cabelludo, aunque también puede ocurrir en la cara y el pecho. Afecta a los bebés recién nacidos y a menudo causa manchas escamosas, piel roja y caspa.

Otros tipos menos comunes son:

  • Neurodermatitis. Este tipo involucra picazón en la piel, a menudo desencadenado por el estrés o algo que irrita la piel.
  • Dermatitis numular. Implica llagas ovales en la piel, que a menudo ocurren después de una lesión en la dermis.
  • Dermatitis por estasis. Este tipo implica cambios en la piel debido a la mala circulación sanguínea.
  • Dermatitis neglectaSe refiere a una condición de la piel que resulta al no tener hábitos de higiene.

Causas de la dermatitis

Las causas de la dermatitis varían según el tipo. Algunos tipos, como el eczema dishidrótico, la neurodermatitis y la numular, pueden tener causas desconocidas.

En el caso de la dermatitis de contacto, ocurre cuando tu piel toca directamente un irritante o alérgeno. Los materiales comunes que causan reacciones alérgicas incluyen detergentes, productos cosméticos y níquel.

Por otra parte, el eczema es causado por una combinación de factores como piel seca, entorno ambiental y bacterias. A menudo es genético, ya que las personas con eczema tienden a tener antecedentes familiares, alergias o asma.

La dermatitis seborreica es probablemente causada por un hongo en las glándulas sebáceas. Tiende a empeorar en primavera e invierno. Este tipo de dermatitis también parece tener un componente genético para algunas personas.

Desencadenantes

Un desencadenante es lo que provocará que tu piel tenga una reacción. Puede ser una sustancia, el entorno o algo que sucede en tu cuerpo. Los desencadenantes comunes que causan el brote de dermatitis incluyen:

  • estrés
  • cambios hormonales
  • el entorno
  • sustancias irritantes

En cuanto a los factores de riesgo que aumentan tus posibilidades de contraer dermatitis incluyen:

  • edad
  • entorno
  • antecedentes familiares
  • condiciones de salud
  • alergias
  • asma

Otros factores aumentan tu riesgo de ciertos tipos de dermatitis. Por ejemplo, el lavado y secado frecuente de las manos eliminará los aceites protectores de tu piel y cambiará tu equilibrio de pH. Es por eso que los trabajadores de la salud suelen tener dermatitis en las manos.

Te interesará: Cómo tratar las quemaduras de sol en niños.

Diagnóstico de la dermatitis

que-es-dermatitis-como-tratar-diagnostico

Tu dermatólogo te realizará un examen físico y analizará tu historial médico antes de hacer un diagnóstico. En algunos casos, se te podrá diagnosticar el tipo con solo mirar la piel. Si hay razones para sospechar que podría tener una reacción alérgica a algo, tu médico podría realizar una prueba cutánea.

En este análisis, tu dermatólogo te colocará pequeñas cantidades de diferentes sustancias en tu piel. Después de unos días, verificará si hay reacciones y determinarán a qué puedes o no ser alérgico.

En otros casos, se te podría tomar una biopsia de la piel para ayudar a descubrir la causa. Esto implica que tu médico extraiga una pequeña muestra de la piel afectada, que luego se examinará con un microscopio.

Tratamiento para la dermatitis

Los tratamientos para la dermatitis dependen del tipo, la gravedad de los síntomas y la causa. Tu piel puede sanar por sí sola después de una a cuatro semanas. Si no es así, tu dermatólogo te recomendará:

  • Cremas o lociones para pieles secas
  • Medicamentos para reducir las alergias y la picazón, como un antihistamínico
  • Fototerapia, o exponer las áreas afectadas a cantidades controladas de luz
  • Cremas tópicas para aliviar la picazón y la inflamación
  • Baños de avena para aliviar la picazón
  • Los antibióticos o medicamentos antimicóticos generalmente se administran solo si se ha desarrollado una infección. Las infecciones pueden ocurrir cuando la piel se contamina debido al rascado intenso.

El cuidado en el hogar para la dermatitis puede incluir la aplicación de paños fríos y húmedos sobre la piel para reducir la picazón y las molestias. Puedes intentar agregar bicarbonato de sodio a un baño frío para ayudar a reducir los síntomas. Si tu piel presenta heridas abiertas, puedes cubrir el área con un vendaje para evitar irritaciones o infecciones.

Prevención de la dermatitis

que-es-dermatitis-como-tratar-prevencion

La conciencia es el primer paso para evitar la dermatitis. La única forma de prevenir una reacción alérgica es evitar el contacto con alérgenos o sustancias que causan erupciones. No obstante, si sufres de eczemas, que no siempre se pueden prevenir, tu mejor opción es evitar un brote.

Para evitar los brotes, trate de no rascarte en el área afectada, ya que puedes abrir o reabrir heridas y propagar la bacteria a otra parte de tu cuerpo. Para prevenir la piel seca, toma baños más cortos, usa jabones suaves y báñate en agua tibia en lugar de caliente.

Adicionalmente, usa humectantes a base de agua después de lavarte las manos y humectantes a base de aceite para la piel extremadamente seca.

Si bien la dermatitis no suele ser grave, rascarse con fuerza o con demasiada frecuencia puede provocar llagas e infecciones. Estos pueden propagarse, pero rara vez se vuelven potencialmente mortales.

Aprende a cuidar tu piel con nosotros gracias a nuestra la especialidad de Dermatología, en donde podrás tratar cualquier problema relacionado con tu piel. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros dermatólogos, hazlo a través de nuestra sección Citas en Línea.