Los embarazos de alto riesgo representan una amenaza para la salud de la madre y para la del bebé. Por lo general, son la consecuencia de una condición médica presente antes del embarazo. Sin embargo, en algunos casos, se produce por situaciones negativas que se desarrollaron durante el periodo de gestación.

Es fundamental tomar todas las medidas preventivas necesarias que ayuden a evitar cualquier tipo de complicación. Si te encuentras en esta situación, recuerda que tú y tu bebé necesitan de cuidados especiales. En Clínica Internacional te compartimos algunos recomendaciones efectivas que te ayudarán a prevenir complicaciones, así como a desarrollar un embarazo de alto riesgo.

  • De preferencia, planifica tu embarazo y acude a una cita médica previa a la gestación. De esta manera, podrás detectar cualquier riesgo y aplicar el tratamiento más adecuado para el nuevo embarazo.
  • Una excelente forma de preparar tu cuerpo para el embarazo es tomar ácido fólico (tipo de vitamina B) todos los días, antes y durante de la gestación.
  • Si has experimentado abortos o partos prematuros previos, procura estar en reposo absoluto y acude a todas tus citas médicas. Esto es fundamental para detectar cualquier tipo de complicación de forma oportuna.
  • Lleva una alimentación saludable durante el embarazo.
  • Si padeces de diabetes, lleva un control diario del azúcar de tu sangre y aplícate las inyecciones de insulina recetadas por el doctor.
  • Evita ingerir alcohol, fámarcos o sustancias tóxicas. Asimismo, evita fumar cigarro o estar en ambientes contaminados por el humo.
  • Si durante del embarazo padeces de una infección urinaria o bacteria vaginal, es esencial recurrir a un especialista para tratar el problema de forma adecuada.
  • Evita realizar actividades que demanden demasiado esfuerzo físico. Lo recomendable es realizar pequeñas rutinas de ejercicios antes y después del embarazo.
  • Presta mucha atención a las señales de peligro como sangrado, dolores intensos de cabeza, dolores de abdomen, disminución del movimiento del bebé, hinchazón repentina, pérdida de líquido amniótico, contracciones prematuras, entra otras señales. De presentarse alguna de ellas, acude inmediatamente a tu doctor.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Ginecología, en donde podrás atenderte desde el primer día de gestación. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea

asistente clinica internacional