Las hemorragias nasales son comunes y sí, quizás pueden dar miedo, pero rara vez indican un problema médico grave. La nariz contiene muchos vasos sanguíneos que se encuentran cerca de la superficie en la parte delantera y trasera de esta; son muy frágiles y sangran con facilidad. ¿Deberían preocuparte?

Para saber más sobre qué es un sangrado nasal, así como las causas de este problema, continúa leyendo la siguiente nota del Dr. Gustavo Matos Vásquez, otorrinolaringólogo pediatra de Clínica Internacional

¿Qué es un sangrado nasal?

El sangrado nasal, o también denominada epistaxis, es una hemorragia procedente de la nariz. Existen dos tipos de hemorragias:

  • Hemorragia nasal anterior: Se da en el 90% de los casos. Ocurre cuando los vasos sanguíneos en la parte delantera de la nariz se rompen y sangran.
  • Hemorragia nasal posterior: Se produce en la parte más profunda de la nariz. En este caso, la sangre fluye por la parte posterior de la garganta. Este sangrado puede variar desde gotas, un hilo de sangre o un flujo abundante y las consecuencias varían desde un malestar menor a una hemorragia que puede ser potencialmente mortal.

¿Por qué suele sangrar la nariz?

Las causas más frecuentes son:

  • Hurgarse la nariz
  • Meterse algo dentro de la nariz (cuerpos extraños)
  • Rinitis alérgica o un resfriado, sobre todo cuando van acompañados de estornudos, tos y sonarse mucho la nariz
  • Lesiones vasculares (varices septales)
  • Resequedad de la mucosa nasal por ambientes secos
  • Traumatismos nasales
  • Desviaciones y malformaciones del tabique nasal
  • Procesos infecciosos-inflamatorios nasales
  • Uso de medicamentos anticoagulantes

Asimismo, existen otra serie de causas que responden a factores externos de mayor cuidado y que son menos comunes. Algunas de estas son:

  • Leucemia
  • Hemofilia
  • Tumores en la cavidad nasal
  • Problemas hormonales

por-que-suele-sangrar-nariz

¿Es un problema serio?

Es un motivo de consulta relativamente frecuente que, si bien no suele ser grave, puede llegar a ser molesto y preocupante, especialmente si se trata de un paciente pediátrico.  La mayoría de las hemorragias nasales parecen peores de lo que son. Es decir, las hemorragias nasales son bastante aparatosas, algo molestas y a veces hasta pueden asustar, pero no suelen ser un problema importante llegando a autolimitarse. Incluso, en algunos casos pueden ser recurrentes.

No obstante, debes buscar atención médica si la hemorragia nasal dura más de 20 minutos o si ocurre después de una lesión. Esto puede ser un signo de hemorragia nasal posterior, que es algo más grave.

Las lesiones que pueden causar una hemorragia nasal incluyen una caída, un accidente automovilístico o un puñetazo en la cara. Las hemorragias nasales que ocurren después de una lesión pueden indicar una fractura de nariz, fractura de cráneo o hemorragia interna.

¿Se pueden evitar los sangrados de nariz?

La epistaxis se puede prevenir con medidas higiénico dietéticas como las siguientes:

  • Evitar sonarse con fuerza la nariz
  • No hurgarse la nariz
  • Controlar las alergias nasales
  • Evitar traumatismos
  • Usar cloruro en gotas o en spray nasal antes la limpieza nasal

También te interesará: 5 Signos de que tienes un tabique nasal desviado.

¿Qué hacer ante un sangrado de nariz?

Ante un episodio de epistaxis, el paciente y el familiar deben mantener la calma, recordando que los sangrados nasales suelen ser autolimitados y que tienen su origen en las propias fosas nasales.

Para ello, debes realizar lo siguiente:

  • No te acuestes. Siéntate con la cabeza hacia delante. No la inclines hacia atrás, ya que podrías hacer que la sangre baje hacia la garganta y a tus vías respiratorias.
  • Presiónate la parte blanda de la nariz haciendo pinza (justo debajo de la parte ósea de la nariz) y respira por la boca. Ayúdate colocando una toalla para que contenga la sangre. Haz esto durante 10 minutos seguidos.
  • Puedes introducir algodón o gasa mientras ejerces presión o bien impregnar el algodón con agua oxigenada antes de introducirlo en la nariz para lograr un mejor efecto hemostático. Recuerda, NO UTILICES ALCOHOL.
  • Si no consigues cortar la hemorragia tras presionar la nariz durante 10 minutos seguidos, vuélvelo a hacer durante 10 minutos más. Si la nariz siguiera sangrando, debes acudir al centro de salud más cercano en búsqueda de ayuda profesional.

¿Cómo puede ayudarme mi doctor para prevenir los sangrados de nariz?

Durante la evaluación de tu médico, se te realizará una historia clínica detallada y examen médico dirigido. En algunas ocasiones, se puede realizar una endoscopia nasal con la finalidad de identificar y localizar el sangrado. Adicionalmente, se te brindarán las medidas de cuidado y tratamiento médico de acuerdo al diagnóstico. De ser necesario, se podría realizar cauterizaciones químicas nasales o tapones con mechas nasales.

como-puede-ayudarme-doctor-prevenir-sangrados-nariz

¿Cuándo un sangrado de nariz representa un peligro o una alerta preocupante?

Tú o algún familiar debería llamar a un médico o llevarte a un servicio de urgencias si: 

  • Estuvieras mareado, débil o sintieras como si te fueras a desmayar
  • Hay presencia de sudoración, palidez y palpitaciones
  • Tu hemorragia nasal fuera muy fuerte y parecieras estar perdiendo mucha sangre. 
  • El sangrado no se evidencia por la nariz, pero si por la garganta y viene acompañada de vómitos de contenido sanguinolento.
  • Presentaras otros síntomas, como moretones inusuales por el cuerpo. 
  • Llevaras mucho tiempo sangrando después de hacerte una herida. 
  • Te sangraran otras partes del cuerpo, como las encías.

Mantener el aire humidificado en tu hogar y evitar hurgarse la nariz son buenas formas de ayudar a prevenir las hemorragias nasales.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores especialistas en Otorrinolaringología. Si deseas reservar una cita con uno de nuestros otorrinolaringólogos, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.