¿Te has mirado al espejo y te has dado cuenta de que tu cuello tiene un color más oscuro de lo normal? Según nuestros especialistas en Dermatología, es importante que descartes todas las causas graves de una pigmentación diferente en la piel.

Lee el siguiente artículo de Clínica Internacional para saber las posibles causas del porqué tienes manchas en el cuello.

¿Por qué tengo el cuello negro?

La enfermedad del cuello negro es un término usado para describir una condición en la que la piel del cuello es notablemente más oscura que otras zonas. El cambio de color puede que sea una señal alarmante; sin embargo, en la mayoría de los casos, no es motivo de preocupación ni contagioso.

En algunas situaciones, este oscurecimiento puede llegar a ser un signo de advertencia de un problema serio. Por ello, es importante que visites a un doctor para determinar la causa y se empiece el tratamiento necesario.

Síntomas de un cuello negro

manchas-oscuras-en-cuello-sintomas

El primer síntoma de un cuello negro son las manchas oscuras en la piel. Estas también pueden presentarse en otras partes del cuerpo, como las axilas.  Otros síntomas incluyen:

  • Engrosamiento de la piel
  • Picor
  • Aparición de manchas repentinamente

En el caso del último síntoma, habla con tu dermatólogo inmediatamente, ya que podría ser un signo de otra enfermedad.

Causas

manchas-oscuras-en-cuello-causas

Para eliminar las manchas en el cuello primero debes saber cuáles son las causas. El oscurecimiento en esta parte del cuerpo puede deberse a varias afecciones, incluidas las siguientes:

  • Acantosis nigricans

La acantosis nigricans (AN) es una afección en la que la piel se vuelve oscura y gruesa, y a su vez sentirse aterciopelada. Puede aparecer en el cuello, en los pliegues de la piel y en otras partes del cuerpo. Se encuentra más comúnmente en las axilas, pero a veces se presenta en la ingle. Puede ocurrir en hombres, mujeres y niños. Es más común en personas con piel más oscura.

La AN no es una enfermedad, ni es contagiosa o dañina por sí sola. Con mayor frecuencia se relaciona con el nivel de insulina, y a menudo se observa en personas con prediabetes o diabetes. Los niños que desarrollan AN tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Otras condiciones subyacentes más graves que el AN puede indicar incluyen:

  • Enfermedad de Cushing
  • Cáncer
  • Trastornos hormonales
  • Obesidad

La AN también puede deberse a varios medicamentos y suplementos que incluyen niacina, píldoras anticonceptivas, prednisona y otros corticosteroides. Los tratamientos generalmente tratan la causa subyacente de esta condición.

Si no se obtienen resultados favorables, entonces se te administrarán otros medicamentos y cremas.

  • Dermatitis neglecta

La dermatitis neglecta es una afección en la que la piel cambia de color porque la persona tiene una acumulación de sudor, bacterias, células muertas y otras materias debido a la falta de higiene.

Es un trastorno poco frecuente, pero se trata fácilmente frotando el área con jabón, agua o alcohol. Se evita manteniendo la higiene personal.

  • Pigmentación cutánea inducida por fármacos

La hiperpigmentación de la piel puede ocurrir como resultado de algunos medicamentos, que incluyen, entre otros:

  • fármacos anti-inflamatorios no esteroideos
  • fenitoína
  • antipalúdicos
  • amiodarona
  • drogas antipsicóticas
  • tetraciclinas

La decoloración puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluido el cuello. Los colores van del marrón oscuro al negro azulado. Por lo general, se resolverá una vez que se suspende el medicamento que lo causa. No obstante, la decoloración también podría ser a largo plazo o incluso permanente.

En esos casos, los tratamientos con láser pueden eliminar la hiperpigmentación.

  • Niveles altos de insulina en la sangre

Cuando una persona tiene niveles crónicamente altos de insulina puede experimentar áreas de hiperpigmentación en el cuello, especialmente en la parte posterior del cuello. Este hecho es común en mujeres que tienen síndrome de ovario poliquístico (PCOS).

  • Tiña versicolor

La tiña versicolor es una infección del hongo Mallassezia furfur. Si bien este tipo de levadura está naturalmente presente en la piel, un crecimiento excesivo puede causar manchas oscuras en el cuello, la espalda, el pecho y los brazos.

La piel puede parecer especialmente oscura si una persona ha estado expuesta recientemente al sol. A su vez, también puede experimentar picazón en la piel.

Te interesará: Cómo tratar las quemaduras de sol en niños.

Diagnóstico

manchas-oscuras-en-cuello-diagnostico

Un médico diagnosticará la causa de un cuello negro preguntándote sobre tu historial médico y cualquier cambio reciente en tus medicamentos o hábitos de estilo de vida, como la exposición al sol.

Revisará visualmente tu cuello y puede derivarte a un dermatólogo si la causa no está clara. También te realizará algunas de las siguientes pruebas para determinar una posible causa subyacente:

  • Análisis de sangre: Se te tomará un análisis de azúcar en la sangre o niveles hormonales.
  • Muestra de piel: Se te realizará un raspado de piel o una biopsia para determinar si hay células fúngicas presentes.

Tratamiento

Una vez que tu dermatólogo determine la causa del color de tu cuello, te recomendará un tratamiento para el cuello negro o tu condición.

Los tratamientos para cada una de las afecciones anteriores pueden incluir:

  • Tiña versicolor: Se tratarán tus infecciones por hongos con ungüentos antimicóticos que se pueden aplicar a la piel. Los casos graves pueden requerir medicamentos antimicóticos orales.
  • Dermatitis neglectans: Frotar con agua y jabón a menudo puede reducir la apariencia de un cuello negro por dermatitis neglectans. Puedes aplicar una compresa caliente para aflojar los restos rebeldes.
  • Acantosis nigricans: Si bien existen cremas y exfoliantes para aclarar la piel que prometen reducir el oscurecimiento asociado con la acantosis nigricans, estos generalmente no son efectivos. Abordar las causas subyacentes puede ayudarte. Controla tus niveles de azúcar en la sangre y pierde peso.
  • Hiperpigmentación: Las terapias con láser también pueden ayudar a reducir la incidencia de hiperpigmentación.

Prevención

Los hábitos positivos de cuidado de la piel y estilo de vida pueden ayudar a reducir la incidencia de un cuello negro. Puedes seguir estas medidas preventivas al:

  • Lavarte la piel con agua y jabón dos veces al día
  • Usar exfoliantes para ayudar a eliminar la piel muerta
  • Aplicar protector solar diariamente
  • Comer una dieta saludable con muchas frutas y verduras

Un cuello negro o hiperpigmentado puede ser problemático, pero a menudo es tratable. Si una persona no está segura de la causa del cuello negro o tiene síntomas, como picazón y dolor, debe hablar con su dermatólogo para obtener un diagnóstico adecuado.

Aprende a cuidar tu piel con nosotros gracias a nuestra la especialidad de Dermatología, en donde podrás tratar cualquier problema relacionado con tu piel. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros dermatólogos, hazlo a través de nuestra sección Citas en Línea.