Una donación de sangre es verdaderamente un regalo de vida que una persona puede dar a otros. Si te conviertes en un donador, en una hora, podrías dar una unidad de sangre, la cual puede separarse en cuatro componentes y así ayudar a salvar varias vidas.

Resulta que donar sangre no solo beneficia a los receptores. También hay beneficios de salud para los donantes.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, te mostraremos los beneficios para la salud de donar sangre, así como los requisitos si te animas a hacerlo.

Beneficios de donar sangre

ser-un-donador-de-sangre-beneficios

  1. Mejora tu salud

Donar sangre tiene beneficios para su salud emocional y física. Ayudar a otros puede:

  • Reducir el estrés
  • Mejorar tu bienestar emocional
  • Beneficiar tu salud física
  • Proporcionar un sentido de pertenencia y reducir el aislamiento.
  • La donación de sangre puede reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca o un infarto. Esto se debe a que se reduce la viscosidad de la sangre.
  1. Chequeo de salud gratis

Para donar sangre, deberás someterte a una pequeña revisión de salud. Un miembro del personal capacitado de la clínica chequeará tu:

  • Pulso
  • Presión sanguínea
  • Temperatura corporal
  • Niveles de hemoglobina

Este examen gratuito puede ofrecerte una excelente visión sobre tu salud, ya que detectarás eficazmente problemas que podrían indicar una condición médica subyacente o factores de riesgo para ciertas enfermedades.

Adicionalmente, tu sangre también se analiza para detectar varias enfermedades como:

  • Hepatitis B
  • Hepatitis C
  • VIH
  • Sífilis

Durante la donación de sangre

ser-un-donador-de-sangre-durante-donacion

Debes registrarte para donar sangre. Esto incluye proporcionar tu DNI, tu historial médico y someterte a un examen físico rápido. También se te dará información sobre la donación de sangre para que leas.

Una vez que estés listo, comenzará el procedimiento:

  • Estarás sentado en una silla reclinable.
  • Se limpiará un área pequeña de tu brazo. Luego se insertará una aguja estéril.
  • Permanecerás acostado mientras se extrae tu sangre. Esto lleva de 8 a 10 minutos.
  • Cuando se haya recogido una unidad de sangre, un miembro del personal retirará la aguja y vendará tu brazo.

Una vez que hayas completado tu donación de sangre, se te dará un refrigerio y una bebida, y podrás descansar durante 10 o 15 minutos antes de irte.

Te interesará: Atención médica: cuál es la diferencia entre una urgencia y una emergencia.

Requisitos

  • Tener entre 18 y 55 años. Si tienes más de 55 años, puedes continuar donando si te encuentras saludable y con la autorización de un médico.
  • Pesar igual o mayor a 55 kilos
  • Gozar de buena salud
  • Portar tu DNI
  • Si te realizaste un tatuaje o piercing, puedes donar sangre luego de un año.

Recuerda que debes proporcionar información sobre afecciones médicas y cualquier medicamento que estés tomando. Estos pueden afectar tu elegibilidad para donar sangre.

Asimismo, las mujeres pueden donar cada 3 meses, mientras que los hombres cada 4.

¿Qué se puede obtener de una unidad de sangre?

ser-un-donador-de-sangre-unidad-de-sangre

De una unidad de sangre, se pueden extraer glóbulos rojos para su uso en pacientes con traumas o procedimientos quirúrgicos. El plasma, la parte líquida de la sangre, se administra a pacientes con problemas de coagulación. El tercer componente, las plaquetas, coagula la sangre cuando ocurren cortes u otras heridas abiertas, y con frecuencia se usan en trasplantes y pacientes con cáncer.

Efectos secundarios de la donación de sangre

ser-un-donador-de-sangre-efectos-secundarios

Ser donador de sangre no conlleva ningún riesgo; sangre es segura para los adultos sanos. No hay riesgo de contraer enfermedades, ya que se utiliza equipo nuevo y estéril para cada donante.

Algunas personas pueden sentir náuseas, mareos o mareos después de donar sangre. Si esto sucede, no te preocupes, solo durarán unos minutos. Intenta acostarte con los pies hacia arriba hasta que te sientas mejor.

También puedes experimentar algún sangrado en el sitio donde te inyectaron la aguja. Por lo general, hacer presión y levantar el brazo durante un par de minutos detendrá este pequeño problema.

Llama al centro de donación de sangre si:

  • Aún te sientes mareado o con náuseas después de beber, comer y descansar.
  • Desarrollas una protuberancia elevada o continúas sangrando en el sitio donde te inyectaron la aguja.
  • Tienes dolor, entumecimiento u hormigueo en el brazo.

En Clínica Internacional, fomentamos la donación de sangre. Además, nuestros especialistas estarán preparados para recibir cualquier emergencia en todo momento. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.