¿Sabes qué es el osteosarcoma? Quizás el prefijo “osteo” te haya dado una pequeña pista: Según la especialidad de Oncología, es una condición relacionada con los huesos. Para ser más específicos, se trata de un tipo de cáncer óseo.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, abordaremos más sobre el osteosarcoma, así como sus síntomas y tratamientos más comunes.

¿Qué es el osteosarcoma?

Conocido también como sarcoma osteogénico, es el tipo más común de cáncer de hueso en niños y adolescentes. También puede afectar a los adultos, pero son los adolescentes quienes tienen más probabilidades de contraerlo.

El tratamiento para el osteosarcoma (quimioterapia y cirugía para extirpar el tumor) generalmente es exitoso cuando la enfermedad se diagnostica con tiempo y antes de que pueda propagarse.

¿Qué huesos son los afectados?

osteosarcoma-sintomas-tratamiento-huesos-afectados

El osteosarcoma ocurre cuando las células que desarrollan hueso nuevo forman un tumor canceroso. En niños y adolescentes, este tipo de cáncer ocurre a menudo en los extremos de los huesos largos, lugar donde la materia ósea crece más rápido.

Es por ello que la mayoría de los tumores se encuentran alrededor de la rodilla, ya sea en la parte inferior del fémur o en la parte superior de la tibia.

Causas

La condición proviene de un error en el ADN o código genético de tu hijo. Es decir, las células óseas producen tumores de osteosarcoma por error.

Los adolescentes que están teniendo un “crecimiento acelerado” tienen más probabilidades de tenerlo, y los niños más altos pueden estar en mayor riesgo.

Síntomas

osteosarcoma-sintomas-tratamiento-sintomas-ninos

Los síntomas del osteosarcoma incluyen:

  • Hinchazón o bultos a los extremos o alrededor de los huesos.
  • Dolor o sensibilidad en los huesos o articulaciones. Este malestar puede aparecer y desaparecer durante meses.
  • Movimiento limitado o cojeos.
  • Huesos rotos que no parecen ser causados ​​por eventos normales como una caída.

Si tu hijo presenta dolor por la noche, luego de jugar o hacer ejercicio, o incluso empieza a cojear sin razón alguna, entonces sería importante que pase por un examen médico.

Habla con tu doctor de cabecera o con el pediatra de tu hijo y menciónale los síntomas de inmediato.

Diagnóstico

El diagnóstico temprano importa. Los tratamientos serán más efectivos si se realizan a tiempo o antes de que el cáncer se propague más allá de los huesos y hacia otros tejidos u órganos.

El médico de tu hijo te preguntará sobre su historial médico y familiar. Asimismo, revisará todo su cuerpo en busca de bultos inusuales alrededor de los huesos, o para tratar de descubrir qué está causando el dolor.

Tomará pruebas de imagen como radiografías, tomografías computarizadas, resonancias magnéticas o gammagrafías óseas según sea necesario. Gracias a estos exámenes, se podrá visualizar cambios inusuales en los huesos, lo cuáles podrían ser signos de osteosarcoma.

Si el doctor ve signos de la enfermedad en las pruebas de imagen, es posible que necesite extraer una biopsia.

Un cirujano tomará una pequeña muestra de hueso o tejido de un área dolorosa o inflamada y a través de ella, se sabrá si hay células cancerosas en el hueso o si estas se han diseminado a los músculos u otras áreas.

La mayoría de los tumores del osteosarcoma se encuentran a tiempo porque los niños hablan sobre el dolor o los padres notan una hinchazón o cojera en ellos.

Te interesará: Tu salud luego de ganarle al cáncer

Tratamiento

Existen diferentes tipos de tratamiento para el osteosarcoma y dependerá de:

  • La ubicación del tumor
  • Qué tan rápido está creciendo el tumor o si se ha diseminado
  • La edad y la salud general del paciente

La mayoría de las personas con osteosarcoma necesitan recibir cirugía y un tratamiento de quimioterapia.

  • Cirugía

El objetivo de la cirugía es eliminar todo el cáncer debido a que, si incluso una pequeña cantidad de células cancerosas se quedan, pueden convertirse en un nuevo tumor.

Para los tumores en brazos y piernas, el cirujano podrá extirpar el tumor y parte del tejido que lo rodea y salvar la extremidad de tu hijo. Un dispositivo médico especial, o prótesis, llenará parte o la totalidad del espacio que queda en el hueso. Se podría considerar un injerto óseo (pedazo de hueso de otra parte del cuerpo o de un donante).

Si el tumor es grande y se ha esparcido hasta los nervios o los vasos sanguíneos, es posible que se ampute o extirpe una parte o toda la pierna o brazo del niño o adolescente.

En el caso el tumor se encuentre en otras áreas óseas, como la pelvis, el hueso de la mandíbula, la columna vertebral o el cráneo, será mucho más difícil extirparlo por completo con una cirugía.

  • Quimioterapia

Los médicos tratan la mayoría de los osteosarcomas con quimioterapia. Este tratamiento usa medicamentos potentes para eliminar las células cancerosas o evitar que crezcan. Por lo general, se aplica a través de un tubo intravenoso que se inyecta en el paciente.

El médico de tu hijo hablará contigo sobre cuándo será el mejor momento para iniciarla. Muchas veces, la quimioterapia ayuda a reducir el tamaño del tumor, lo que facilita una posterior cirugía. Además, elimina pequeños grupos de células cancerosas en el cuerpo que los médicos no pueden ver en los exámenes médicos.

Los niños tienden a tener efectos secundarios menos graves que los adultos durante la quimioterapia. Debido a esto, los oncólogos suelen usar dosis más altas para matar los tumores.

Algunos efectos secundarios de este tipo de tratamiento pueden incluir náuseas, falta de apetito, diarrea, entre otros.

Seguimiento

osteosarcoma-sintomas-tratamiento-seguimiento

Es recomendable que los pacientes con osteosarcoma sigan un cronograma de exámenes y pruebas. Están incluyen citas cada tres meses durante los primeros dos años, cada cuatro meses para el tercer año, cada seis meses para el cuarto y quinto año, y anualmente a partir del sexto año.

La mayoría de las consultas incluirán un examen físico, imaginando la ubicación del tumor original e imágenes de los pulmones. En pacientes que han sido tratados con quimioterapia, también se realizarán pruebas periódicamente para controlar el corazón, el hígado y los riñones; para evaluar la pérdida auditiva y para verificar los niveles hormonales, la densidad ósea y el colesterol.

Si se detecta una recurrencia, generalmente se recomienda una quimioterapia o cirugía adicional.

Como con cualquier cáncer, el pronóstico y la supervivencia a largo plazo pueden variar mucho de persona a persona. Cada individuo es único y los tratamientos se estructuran alrededor de sus necesidades.

La pronta atención médica es importante para el mejor pronóstico. Adicionalmente, la atención continua y el seguimiento es esencial para una persona diagnosticada con osteosarcoma.

En Clínica Internacional contamos con los mejores especialistas altamente calificados que te ayudarán en todo lo que necesites. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.