¿Tu visión ha empeorado con el tiempo? ¿Tienes más de 40? No debes de dejar pasar esto por alto. Debes visitar a tu oftalmólogo, ya que podrías estar sufriendo de glaucoma. Si no sabes mucho de esta enfermedad que trata la especialidad de oftalmología, no te puedes perder este artículo.

¿Qué es el glaucoma?

 

El glaucoma es una condición que causa daño al nervio óptico de tu ojo y si no se controla, empeora con el tiempo. A menudo está vinculado a un incremento de la presión de un líquido llamado Humor Acuoso dentro de este órgano.

Esta condición suele ser hereditaria y no aparece hasta una edad avanzada en la vida.

El aumento de la presión, llamado presión intraocular, puede dañar el nervio óptico, que transmite imágenes al cerebro. Si el daño continúa, el glaucoma puede llevar a la pérdida permanente de la visión. Sin tratamiento, esta enfermedad puede causar ceguera permanente total en unos pocos años.

La mayoría de las personas con glaucoma no tienen síntomas tempranos ni presentan dolor. Por eso es necesario que visites a tu oftalmólogo regularmente para que pueda diagnosticarte y tratar este problema antes de que ocurra una pérdida visual irreversible a largo plazo.

Si tienes más de 40 años y antecedentes familiares de la enfermedad, debes realizarte un examen ocular completo cada 1 a 2 años. Si tiene problemas de salud como diabetes, deberás ir con más frecuencia.

Causas

Como ya lo mencionamos, el glaucoma es el resultado de un deterioro intrínseco del nervio óptico, que conduce a un subida en la presión del líquido en la parte frontal del ojo. Aunque aún se desconoce la razón. Aunque se desconoce del bloqueo en el nervio, pero muchas de las personas que sufren de glaucoma presentan antecedente en su historial familiar.

oftalmologia-que-es-glaucoma-como-se-trata

Te interesará: “7 maneras para mejorar el cuidado de los ojos durante el verano.

Factores de riesgo

Aunque cualquiera puede contraer glaucoma, algunas personas tienen un mayor riesgo, es decir, aquellas con:

Las personas en estos grupos deben tener su primera revisión de la vista a más tardar a la edad de 35 años. Para la mayoría de las personas, se recomienda tener una revisión de la vista para descartar el glaucoma a la edad de 40 años.

Síntomas

La mayoría de las personas no presentan síntomas del glaucoma. Sin embargo, el primer signo suele ser una pérdida de visión periférica o lateral.

Ocasionalmente, la presión dentro del ojo puede elevarse a niveles severos. En estos casos, podrías presentar dolor o enrojecimiento repentino en los ojos, dolor de cabeza, visión borrosa o ver halos alrededor de las luces.

Diagnóstico

oftalmologia-que-es-glaucoma-como-se-trata-factores-riesgo

Tu oftalmólogo usará unas gotas para dilatar tus pupilas. Luego, pondrá a prueba tu visión y examinará tus ojos. Pasará a revisar tu nervio óptico y, en el caso sufras de este mal, tomará fotografías para ver cómo evoluciona la condición con el tiempo.

Te realizará una prueba llamada tonometría para controlar tu presión ocular. Asimismo, te pasarás por una prueba de campo visual para determinar si has perdido tu visión lateral o periférica.

Las pruebas para la detección del glaucoma son indoloras y toman muy poco tiempo.

Tratamiento

oftalmologia-que-es-glaucoma-como-se-trata-tratamiento

Aunque no existe una cura para el glaucoma, por lo general se puede controlar y detener la pérdida adicional de la vista o al menos reducir la velocidad en la que avanza.

Los tratamientos incluyen:

  •  Gotas para los ojos: Estas son las formas más comunes de tratamiento y se deben usar con regularidad. En algunos casos se recetan pastillas. Las gotas se pueden variar para adaptarse mejor al paciente y al tipo de glaucoma.
  •  Láser (trabeculoplastia con láser): Se realiza cuando las gotas para los ojos no detienen el deterioro del campo de la visión. En muchos casos, el paciente deberá continuar usando gotas para los ojos luego de la cirugía. Esta operación no requiere hospitalización.
  •  Cirugía (trabeculectomía o implantes de válvulas de drenaje): Se realiza generalmente después de que las gotas oculares y el láser no han podido controlar la presión ocular. Se crea un nuevo canal para que el líquido salga del ojo.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Oftalmología, en donde podrás tratar cualquier problema relacionado con tus ojos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros oftalmólogos, hazlo a través de nuestra sección Citas en Línea.