Las infecciones urinarias afectan a personas de todas las edades y de ambos géneros, pero suelen ser muy comunes en los más pequeños. Mientras que, en los niños, este tipo de infección es más frecuente durante el primer año de vida, en las niñas es más común evidenciarlo en menores de 4 años.

Debido a que nuestros especialistas en Pediatría desean promover un diagnóstico y manejo oportuno para así mejorar la calidad de vida de los niños, y evitar sus complicaciones y la necesidad de acudir a un centro asistencial en salud, queremos compartir contigo el siguiente artículo sobre las infecciones urinarias en niños por el Dr. Abel Salinas, Jefe del Departamento de Pediatría.

¿Cómo se producen las infecciones urinarias en niños?

Hasta en un 80%, estas infecciones se producen por la bacteria Escherichia Coli. Se ha visto que, durante el primer mes de vida, su diseminación es vía sanguínea. Luego de esta edad, las infecciones urinarias son más comunes como una invasión a nivel urogenital. Gracias a ciertos componentes propios de la bacteria, esta puede migrar hacia estructuras más altas de las vías urinarias, generando inflamación tanto local como diseminada en el organismo.

¿Quiénes tienen más riesgo de padecer una infección urinaria?

  • Las niñas por la cercanía del sistema genitourinario al recto o ano.
  • Mala higiene del área genital (principalmente en niñas).
  • Cambios poco frecuentes de pañal.
  • Presencia de parásitos intestinales.
  • Niños o niñas con malformaciones anatómicas en vías urinarias.
  • Aquellos con enfermedades neurológicas (Mielomeningocele, vejiga neurogénica).
  • Padecer enfermedades que afecten el Sistema Inmune.
  • Eliminación anormal de orina o heces
  • Incontinencia urinaria o fecal, estreñimiento o retenciones voluntarias de las mismas en edad escolar.
  • Casos de reflujo vésico-ureteral (común).
  • Maniobras invasivas (cateterismo prolongado y repetición).
  • Uso irracional de antibióticos que altera la flora de defensa genital.

quienes-mas-riesgo-padecer-infeccion

¿Qué molestias puede presentar tu hijo?

En los primeros dos años de edad, los síntomas pueden ser inespecíficos:

  • Fiebre (pudiendo ser la única manifestación)
  • Irritabilidad
  • Poco apetito y pobre ganancia de peso
  • Ocasionalmente orina con mal olor o síntomas gastrointestinales (vómitos, diarrea)

En niños mayores, los síntomas que se pueden apreciar son:

  • Fiebre y escalofríos
  • Síntomas urinarios
  • Ardor o dolor al orinar
  • Mayor frecuencia de micción, aunque muchas veces solo pasa una cantidad muy pequeña de orina
  • Incapacidad de retener orina (incontinencia)
  • Rastros de sangre al miccionar.
  • Dolor abdominal (área supra púbica) o dolor lumbar.

Si la infección ya ha viajado a los riñones, el caso puede agravarse. Tu hijo puede experimentar síntomas más intensos, como:

  • Irritabilidad
  • Escalofríos con temblores
  • Fiebre alta
  • Piel enrojecida
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor lateral o de espalda
  • Dolor abdominal severo
  • Fatiga severa

Los signos iniciales de una infección urinaria en niños pueden pasarse por alto fácilmente, especialmente en los más pequeños, ya que ellos pueden tener dificultades para describir la fuente de sus malestares. Así que préstale atención a tu hijo y busca cualquier cambio en su comportamiento o temperatura.

¿Cómo saber si estoy ante una infección urinaria?

Luego de conocer los signos y síntomas principales, es importante que el pediatra de tu hijo realice algunos exámenes de laboratorio, como las pruebas de orina y uricultivo, para saber la razón exacta de la infección. Si el caso lo amerita, podría pedir también un hemograma, reactantes de fase aguda (PCR) y/o ecografía renal y de las vías urinarias para descartar anomalías internas.

Es importante que tu médico pediatra evalúe a tu bebé y descarte otras patologías, las cuales muchas veces pueden simular una infección urinaria como por ejemplo las apendicitis o fiebres por otra causa.

El diagnóstico y el tratamiento oportunos de una infección urinaria en niños pueden prevenir complicaciones médicas graves a largo plazo. Sin un tratamiento, una infección urinaria puede provocar una infección renal que puede conducir a afecciones más graves

¿Qué tratamiento debe recibir un niño con infección urinaria?

tratamiento-nino-infeccion-urinaria

  • Mejorar la hidratación en casa. Mientras que los bebés deben tomar exclusivamente leche materna en los primeros seis meses, los niños más grades deben beber más líquidos.
  • Mejorar el aseo diario del área genital de los niños/as y realizar cambios frecuentes de pañal en los bebes luego de cada micción o deposición.
  • Evitar prendas muy pegadas o sintéticas que provoquen sudor.
  • No olvidar el lavado de manos antes y después de ir al baño y/o asear a tu bebé.

Será tu médico pediatra quien considere el inicio de antibióticos (oral o endovenosa) según amerite la situación actual. Este tratamiento durará un par de días de acuerdo a cómo se vaya dando la mejoría clínica y laboratorial. Solo en los casos que se deba hospitalizar al niño/a, se hablará previamente con los padres.

Referencias:

  • Piñeriro R, Cilleruelo M, Ares J. Recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de la infección urinaria. An Pediatr (Barc). 2019; 90(6):400.e1-400.e9.
  • INSN San Borja. Guía de práctica clínica de infección del tracto urinario. 2017; 1-30.
  • Shaikh N, Hoberman A. Urinary tract infections in children. Up to date. 2019.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores médicos especialistas en Pediatría, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tus hijos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros psicólogos, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.