Según nuestro Programa de detección temprana de cáncer de mama, la mamografía es definida como la herramienta por la cual se buscan signos de cáncer de mama en las etapas iniciales. 

A pesar de los beneficios relacionados a la salud de la paciente, existe mucha desinformación sobre el tema. Por este motivo, en el siguiente artículo, te explicaremos cuáles son los 12 mitos relacionados a la mamografía

1. La mamografía es peligrosa y, si es realizada anualmente, puede producir cáncer de mama

Este mito es falso. La mamografía no produce ningún riesgo a la salud si se lleva a cabo con equipos digitales de última generación, manejados por médicos altamente entrenados. Esta debe realizarse anualmente en mujeres de cuarenta años de edad en adelante, con el fin de encontrar signos de cáncer en períodos tempranos.

Asimismo, las dosis de radiación utilizadas en una mamografía son muy bajas y no producen ningún tipo de enfermedad oncológica. Por lo tanto, las probabilidades de que exista un daño mayor son prácticamente nulas. 

Quizás te interese: ¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo y cómo tratarlo?

2. La mamografía es dolorosa

Falso. El dolor es el resultado de la compresión de la mama, la cual es importante para obtener una buena imagen interna del seno de una mujer. Asimismo, es necesario destacar que el dolor varía dependiendo de las pacientes. Un pequeño porcentaje de ellas afirma presentar algún tipo de molestia leve. No obstante, al saber cuáles son los beneficios de la mamografía, puede llegar a ser tolerable. 

En mujeres jóvenes, se procura realizar una mamografía entre el quinto y décimo quinto día posterior a la menstruación. Esto debido a que, antes de dicho tiempo, las mamas están hinchadas, sensibles y son muy susceptibles al dolor. 

En caso aún te preocupe sentir algún fastidio, te mencionamos que los mamógrafos modernos están diseñados para minimizar el grado de incomodidad.

3. No es necesaria una mamografía si no presentas molestias en el seno

Contrario a lo que se cree, la mamografía es necesaria para descubrir indicios de cáncer de mama, incluso cuando no muestras molestias en el seno o, aparentemente, está sano. Ten en cuenta que no es posible evitar que una mujer tenga cáncer de mama. No obstante, se puede prolongar la vida del paciente detectando la enfermedad a tiempo. 

4. Solo deben realizarse una mamografía aquellas mujeres que tengan antecedentes oncológicos en su familia

La mayoría de las pacientes con cáncer de mama no tienen ningún familiar cercano con la enfermedad. Hoy en día, aproximadamente, de un conjunto de cien mujeres, trece de ellas presentan algún factor hereditario. No obstante, es más probable que el cáncer de mama sea esporádico a que esté asociado a la genética. 

Aun así, si cuentas con un familiar que haya presentado cáncer de mama antes de los cincuenta años, el riesgo puede llegar a incrementarse. 

5. No necesitas una mamografía, basta con un autoexamen de mamas

Falso. La mamografía puede mostrar un cáncer de mama cuando no presenta molestias en el seno o bajo la axila. Es decir, cuando al palparte dichas zonas, no sientes dolor. El mejor pronóstico de la enfermedad es cuando se detecta únicamente usando este método. 

Quizás te interese: ¿Qué es la neuronitis vestibular? Factores clave para entenderla

6. No puedes realizarte una mamografía si tienes un implante mamario

Al igual que los implantes mamarios no te protegen del cáncer ni lo producen, tampoco impiden que puedas realizarte esta prueba. Tienes tejido glandular mamario rodeando el implante y es posible que en esa zona se produzca la enfermedad. 

En caso de querer realizarte una mamografía, esta constará de tres tomas a los senos en lugar de dos. Esto dista mucho del método convencional. 

7. Todos los cánceres de mama pueden diagnosticarse con una mamografía

No todos, pero sí la mayoría. Siempre se debe comenzar con una mamografía en mujeres mayores de cuarenta años y, de ser necesario, agregar métodos complementarios como una ecografía o resonancia magnética

Este tipo de procedimientos es mucho más urgente en mujeres que tienen senos densos, ya que las mamografías no son herramientas suficientes como para poder detectar signos de cáncer. 

8. No necesitas realizarte una mamografía antes de los cuarenta años

Cierto. Las mamografías de despistaje o descarte son realizadas a grupos de mujeres de mayor riesgo, es decir, a aquellas de cuarenta años a más. Sin embargo, una paciente puede realizar este procedimiento a una edad más temprana siempre y cuando el radiálogo lo indique. 

9. Si el informe mamográfico es negativo, no hay de qué preocuparse

Falso. En ocasiones, las mamografías 2D o convencionales no muestran el 10 o 15% de los cánceres de mama. Esto puede ser común en mujeres que poseen senos densos. Por lo tanto, deben someterse a otras pruebas, como una mamografía 3D-tomosíntesis o una ecografía mamaria

A su vez, anualmente deben realizarse una mamografía llamada Modo combo. Esta consiste en obtener la mamografía 2D, la convencional y la 3D-tomosíntesis en una sola compresión de mama. 

10. La mamografía produce cáncer de tiroides

Falso. No existe evidencia científica al respecto. Aun así, se sabe que la dosis de radiación a la glándula tiroides, a partir de una mamografía, es muy baja. Además, el tiempo de exposición a los rayos X es únicamente de treinta minutos. Este periodo de duración es el mismo para cada paciente. 

Por lo tanto, no es obligatorio utilizar protector de tiroides durante la realización de la mamografía. De usarlo, podría ocasionar malas tomas mamográficas u ocultar tejido mamario.

11. La mamografía puede romper los implantes mamarios

No. Una mujer con implantes mamarios puede realizarse una mamografía con tranquilidad. Las tecnólogas médicas realizarán el procedimiento desplazando el implante hacia atrás para poder visualizar el tejido glandular que lo rodea y diagnosticar la enfermedad, en caso de que exista. 

Sin embargo, dependiendo del tipo y localización del implante, es posible que pueda interrumpir la visualización mamográfica.

12. La ecografía puede reemplazar a la mamografía en la detección temprana de cáncer

Falso. Es posible que el resultado de tu ecografía sea totalmente negativo, mientras que el de la mamografía muestre signos de cáncer. Asimismo, si tienes más de cuarenta años, ningún médico entrenado te realizará una ecografía mamaria si no cuentas con una mamografía reciente.

Al detectar el cáncer de mama por medio de una mamografía, prolongas tu vida. No dejes que la desinformación te prohiba realizar un estudio que podría traer grandes beneficios para tu salud. 

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

 

Redactado por: Liana Falcón Lizarazo

Jefe de la Unidad de Diagnóstico Integral de la mama (UDIM)

asistente clinica internacional