Los padres primerizos a menudo se sorprenden de la cantidad de gases que un bebé puede retener. De hecho, los gases en los bebés son ocurrencia natural y común y, aunque algunos parecen no tener problemas para pasarlos, otros tienen más dificultades para liberarlos. Con los siguientes consejos de la especialidad de Maternidad de Clínica Internacional, podrás tomar las medidas preventivas para mantener a tu pequeño cómodo y libre de gases.

clinica-internacional-gases-bebes-prevencion

“¿Cómo se llena de gases mi bebé?”

Estas son tres formas principales en que los gases se acumulan en el vientre de tu bebé.

  • Tragar aire: Cuando los bebés amamantan o beben de un biberón, inevitablemente tragan un poco de aire, que desciende hasta su estómago junto con la leche o la fórmula. Los gases en los bebés suceden con mayor frecuencia si son alimentados con biberón ya que tienden a comer más rápido de esta manera.
  • Digestión: La descomposición de ciertos alimentos en el intestino grueso por las bacterias puede generar gas de forma natural. Esto incluye tanto los alimentos que consume el bebé como la madre (y que transmite a través de la leche materna). Los alimentos que contienen carbohidratos (como los frijoles, el brócoli y la coliflor) tienen más probabilidades de causar más gases en los bebés.
  • Reacción alérgica o intolerancia a los alimentos: Si tu bebé está amamantando y tiene una intolerancia a ciertos alimentos, evita consumirlos ya que su cuerpo puede reaccionar generando más gases.

Eructos

¿Por qué los bebés necesitan eructar? ¿Es realmente importante que eructen después de alimentarse? Como padre o madre primeriza, una de las primeras habilidades que aprenderás es saber cómo hacer que tu hijo libere un eructo.

¿Qué es un eructo?

Un eructo es la liberación de burbujas de gas por el esófago y por la boca. Estas burbujas de gas también pueden liberarse en el otro extremo de tu pequeño, lo que producirá un ruido y un olor diferentes.

El gas es el aire que queda atrapado en el sistema gastrointestinal de tu niño y que debe liberarse para que no produzca dolores. Provocar los eructos es una de las formas en que los padres pueden ayudar a liberar los gases en los bebés.

Algunos eructos, llamados eructos húmedos, también hacen subir parte del contenido del estómago. Aquí la razón de  porqué siempre debes tener un paño limpio en el hombro o cerca cuando intentas que tu bebé libere un eructo.

¿Por qué los bebés necesitan eructar?

Cuando las burbujas de gas se atascan en el estómago de tu bebé, pueden causar una sensación de malestar que a menudo hace que se retuerzan o lloren.

Como ya sabrás, los bebés usan el llanto como una señal para anunciar casi todos sus sentimientos: ya sea que estén cansados, hambrientos, sucios o aburridos. Es por esto que puede ser difícil saber si el llanto se debe a la incomodidad del gas.

Para evitar la acumulación de gases en los bebés, es recomendable que hagas eructar a tu hijo con regularidad.

Te interesará: “5 señales de que estás entrando en labor de parto“.

Señales de gases en los bebés

clinica-internacional-maternidad-gases-bebes-eruptos

Los bebés no pueden simplemente decirnos cuándo tienen gases. Descubrir qué es lo que le está molestando a tu bebé es a menudo un proceso de descarte. Si no tiene hambre, sueño o no necesita un cambio de pañal, puede que tenga gases.

Si sospechas que tu bebé está incómodo y levanta las piernas más de lo normal, es muy posible que tenga algo de gas que quiera eliminar. La mejor manera de confirmar tus sospechas es probar algunas técnicas para aliviar los gases.

Si tu bebé parece estar mucho mejor después de pasar el gas, entonces eso es una señal reveladora de que ese era el problema.

Cómo lidiar con los gases en los bebés

Si tu bebé suele retener muchos gases, hay varias maneras para ayudarlo a que los libere.

  • Comienza colocando a tu bebé sobre una superficie plana, boca abajo. Levanta ligeramente su estómago y masajea suavemente su vientre. También puedes colocar tu bebé boca arriba e intentar mover sus piernas y caderas alrededor como si estuviera en una bicicleta. Este tipo de movimientos rompen las burbujas y le dan al gas un pequeño empujón para salir.
  • Intenta darle a tu bebé un baño agradable y cálido para aliviar las molestias de los gases.
  • Sostén a tu bebé por encima de tu hombro y mirando hacia ti. Usa una mano para sostener al bebé y la otra frotarle su espalda para hacerlo eructar. Asegúrate de que la cabeza del bebé esté siempre apoyada.

Prevención

Los bebés alimentados con biberón pueden ingerir mucho aire. Para combatir esto, incline la botella en un ángulo que llene todo el pezón con leche. De lo contrario, tu bebé aspirará aire. Mientras más aire entre, habrá más gases.

Si le das a tu bebé una fórmula en polvo, trata de esperar un rato luego de agitar la botella. Las sacudidas al agitar el biberón pueden formar muchas burbujas encima de la fórmula.

Asimismo, cuando alimentas a tu bebé, asegúrate de que su cabeza esté más alta que su estómago. Trata de mantenerlo en una posición que permita que el líquido se deslice lentamente hacia su estómago.

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores médicos especialistas en Maternidad, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tu embarazo. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

Traducido y adaptado de: parents.com