La limpieza de oídos es fundamental para la salud de las personas, ya que evita el desarrollo de enfermedades en estos órganos. Estas podrían dificultar la escucha, ser perjudiciales e imposibilitarte de realizar tus actividades diarias. Con el fin de que aprendas más del tema, en el siguiente artículo, el doctor Oscar Torres, especialista en el área de otorrinolaringología, explica cómo y cada cuanto tiempo debes lavarte los oídos

¿Qué es la limpieza del oído?

Generalmente, cuando escuchamos “limpieza de oídos”, lo asociamos con los lavados caseros que una persona podría realizar por su cuenta. No obstante, es importante destacar que estos no son necesarios. Ya que los oídos poseen su propio sistema de limpieza.

Es necesario que el paciente sepa a la perfección que, dentro del canal auditivo, existen células cuya misión es empujar el microorganismo, líquido o sustancia intrusiva hacia afuera. Este es un método de autodefensa y una forma de prevenir cualquier tipo de infección. 

Por lo tanto, solo es fundamental que limpies tus orejas regularmente. Para realizar esta acción, utiliza un paño delgado y húmedo. Puedes efectuar esta acción cada vez que te laves la cabeza, por ejemplo. Solo limpia la parte externa de la oreja, nunca la interna. 

Contrario a lo que se creía, la limpieza de oídos es un procedimiento que solo debe ser ejecutado por un médico especialista. 

Quizás te interese: A qué se debe el dolor pélvico durante el embarazo

¿Por qué es importante una limpieza de oídos?

por que importante limpieza oidos

La importancia de la limpieza de oídos radica en que, de no efectuarse con regularidad, la acumulación de cera podría afectar la audición del paciente. Asimismo, cuando existe una gran cantidad de cerumen en los oídos, no se permite visualizar el tímpano durante un examen otoscópico. También, en caso uses audífonos, notarás una ligera molestia.

¿Qué enfermedades podría desarrollar si intento limpiar mis oídos por mi cuenta y cuáles son los síntomas?

Como se mencionó anteriormente, la limpieza de oídos solo debe realizarla un otorrinolaringólogo. Si tú deseas efectuarla, haciendo uso de hisopos, podrías ocasionar que una mayor cantidad de cera se acumule en el fondo del conducto auditivo. Esto provocaría una serie de infecciones, como la otitis. En el peor de los casos, también podría provocar una ruptura del tímpano

Los síntomas que un paciente con otitis puede llegar a sentir se manifiestan dependiendo del grado de la infección. Generalmente, estos pueden ser:

  • Secreciones similares al agua.
  • Secreciones verdosas, casi similares al moco.
  • Secreciones que posean pus y sean malolientes.

También puede producir dolor de cabeza, fiebre, vértigo y, raramente, parálisis facial. Es de suma importancia que no realices cualquier tipo de actividad que atente contra tu sistema auditivo, incluso si crees que estás haciendo algo en beneficio propio. 

Cabe mencionar que, con el tratamiento adecuado, la mayor parte de los síntomas pueden ser curados a tiempo. Para diagnosticar la otitis es necesario una exploración otoscópica. En caso la infección esté muy avanzada, se procederá a realizar un examen audiométrico para confirmar que no haya pérdida auditiva. De lo contrario, desarrollarías una otitis media crónica con efusión

¿Cómo se lleva a cabo un lavado de oídos?

como lleva cabo lavado oidos

Si tu médico comprueba que hay acúmulo de cera en tu oído, te explicará que la medida más efectiva para retirarlo es por medio de un lavado de oídos. Este procedimiento se realiza únicamente con agua tibia. No obstante, en caso el cerumen esté demasiado endurecido y sea imposible extraerlo, el otorrinolaringólogo utilizará un líquido para ablandarlo. Posteriormente, procederá a realizar el lavado con normalidad.

¿Con qué frecuencia debo someterme a un lavado de oídos?

La frecuencia con la que debes someterte a un lavado de oídos depende únicamente de la regularidad con la que limpias tus orejas y del hecho de no introducir elementos como hisopos a tu cavidad auditiva. En caso de presentar molestias constantes, lo más recomendable es visitar a un especialista. 

De igual manera, en caso sufras de tapones de oído frecuentes, es necesario que te sometas a un lavado de oídos, al menos, una vez al año. 

Recuerda que no toda la cera presente en el oído es mala. A menudo, esta es formada por células epiteliales muertas y sustancias oleosas, las cuales protegen al oído de bacterias, gérmenes y cualquier otro microorganismo. El problema surge únicamente cuando la acumulación de la misma evita que escuches con normalidad o te genera fastidio. 

La limpieza de oídos es fundamental para evitar infecciones. Ahora que sabes cómo, cuándo y quién debe realizarla adecuadamente, estamos seguros de que tendrás un mejor cuidado con tu cavidad auditiva. 

En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

asistente clinica internacional