Los ligamentos cruzados son las estructuras que unen el hueso del fémur con el hueso de la tibia. Brindan estabilidad a la rodilla, evitando que se mueva hacia delante o hacia atrás cuando la sometemos a un esfuerzo.

Las lesiones de ligamentos cruzados son bastante comunes en deportistas. A estas lesiones se les denomina esguinces, e implican un desgarro total o parcial de los ligamentos. Dependiendo de la gravedad de la lesión, la movilidad de la rodilla se verá afectada.

En Clínica Internacional,  te explicamos un poco más sobre las causas y síntomas de estas lesiones.

Causas

Las causas más comunes incluyen:

  • Recibir un golpe fuerte en la rodilla.
  • Tener sobrepeso.
  • Padecer de enfermedades como osteartritis o la gota.
  • Extender demasiado las articulaciones de la rodilla.
  • Hacer movimientos bruscos, como cambiar de dirección al correr de forma repentina, o aterrizar de un salto o girando.

lesion-ligamentos-cruzados

Síntomas

Dependiendo de la gravedad de la lesión, los síntomas varían. Algunos de ellos incluyen:

  • Cuando se produce la lesión, se oye un ruído seco o “crujiente” en la rodilla. Es probable que se sienta como un desencajamiento que luego desaparece.
  • Inflamación y dolor en toda la rodilla al momento de flexionarla o caminar.
  • En el caso de que se la lesión sea leve, la sensación de inestabilidad no suele producirse.
  • Cuando se producen lesiones graves, las molestias vuelven a aparecer durante las actividades deportivas o cuando la rodilla se esfuerza demasiado.
  • En algunos casos, se puede llegar a producir un derrame en la articulación.
  • Es probable que se produzca un hematoma en la zona afectada.

lesion-rodilla-clinica

Prevención

  • Evitar el sobrepeso. De esta manera, las rodillas no tendrán que esforzarse tanto soportando mayor peso del que deberían.
  • Evitar colocar peso en la rodilla cuando el menisco estén dañados.
  • Antes de realizar algún deporte, es importante que se realicen ejercicios de calentamiento y estiramiento para aumentar el flujo sanguíneo.
  • Evitar los cambios de dirección repentinos y bruscos durante los ejercicios.
  • Para mantener las articulaciones en buen estado, es recomendable caminar o montar bicicleta al menos media hora al día.
  • Realizar los chequeos médicos necesarios, tan pronto se presenten las primera molestias.

prevencio-lesion-rodilla

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Traumatología, en donde podrás tratar las distintas lesiones que se producen en el aparato locomotor. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.