A pesar de ser un importante problema de salud mundial, la hepatitis B sigue siendo la infección hepática más común. ¿Sabías que para la mayoría de los adultos, el VHB es una enfermedad a corto plazo que no causa daño permanente, pero entre el 2 y el 6% de los adultos infectados pueden desarrollar una infección crónica que puede conducir al cáncer de hígado?

Para saber más sobre este virus, en el siguiente artículo de Clínica Internacional, te mencionaremos los síntomas, los modos de contagio, diagnósticos y tratamientos, así como maneras de prevención que te permitirán identificarla a tiempo.

¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis B (VHP) es una infección del hígado que puede ocasionar cicatrices, insuficiencia hepática y hasta cáncer. Puede llegar a ser fatal si el paciente no llega a ser tratado a tiempo.

Se propaga cuando las personas entran en contacto con la sangre, llagas abiertas o fluidos corporales de alguien con el virus de la hepatitis B.

Síntomas

hepatitis-B-como-contraes-sintomas

Cuando contraes el virus de la hepatitis B, los síntomas que podrías presentar son:

  • Tu piel y la parte blanca de tus ojos se vuelven amarillos, mientras que la orina se torna de un color marrón o naranja.
  • Heces de color claro.
  • Fatiga que persiste durante semanas o meses.
  • Problemas estomacales como pérdida de apetito, náuseas y vómitos.
  • Dolor de vientre.

Hay muchas posibilidades que los síntomas no aparezcan hasta 1 a 6 meses luego de ser infectado con el virus, inclusive puede que no sientas nada. Aproximadamente un tercio de las personas que tienen esta enfermedad no se dan cuenta de que sufren de hepatitis B hasta que se realizan un análisis de sangre.

¿Cómo se contrae la hepatitis B?

hepatitis-B-como-contraes-contagio-contraer

Las formas más comunes de contraer la hepatitis B incluyen:

  • Sexo. Si tienes relaciones sexuales sin protección con alguien que lo tengo y si la sangre, saliva, semen o las secreciones vaginales de tu pareja entran a tu cuerpo.
  • Compartir agujas. El virus se propaga fácilmente a través de agujas y jeringas contaminadas con sangre infectada.
  • De madre a hijo. Las mujeres embarazadas con hepatitis B pueden transmitirla a sus bebés durante el parto. No obstante, hay una vacuna para prevenir que los recién nacidos se infecten.

Te interesará: Hígado graso: Causas, síntomas y cuidados.

Diagnóstico

 

Si tu médico sospecha que tienes el virus, te realizará un examen físico completo. Te pedirá una muestra de sangre para ver si tu hígado está inflamado.

Si presentas síntomas de la hepatitis B y niveles altos de enzimas hepáticas se te realizarán pruebas para:

  • Antígeno y anticuerpo de superficie del virus de la hepatitis B y (HBsAb). Los antígenos son proteínas en el virus de la hepatitis B. Los anticuerpos son proteínas producidas por sus células inmunitarias. Aparecen en tu sangre entre 1 y 10 semanas después de la exposición. Si te recuperas, desaparecen después de 4 a 6 meses. Si siguen allí después de 6 meses, tu condición se vuelve crónica.
  • Anticuerpo de la superficie de la hepatitis B (anti-HBs)Estos aparecen después de que el HBsAg desaparece. Son lo que te hacen inmune a la hepatitis B por el resto de tu vida.

Si tu enfermedad se vuelve crónica, tu médico podría tomar una muestra de tejido de tu hígado a través de una biopsia. Esto permitirá saber qué tan grave es tu caso.

Tratamiento

hepatitis-B-como-contraes-tratamiento

Si crees que ha estado expuesto al virus, acude a tu médico lo antes posible. Cuanto antes recibas tratamiento, mejor. Él te administrará una vacuna y una inyección de inmunoglobulina contra la hepatitis B. Esta proteína estimula el sistema inmunológico y ayuda a combatir la infección.

Si te enfermas, tu médico te recomendará reposo para que así te recuperes más rápido. Además de seguir una dieta saludable, deberás renunciar al alcohol.

Tu médico sabrá que te has recuperado cuando ya no presentes síntomas y los análisis de sangre muestren que:

  • Tu hígado está funcionando normalmente.
  • Tienes un anticuerpo de superficie contra la hepatitis B.

Cuando te cures, te volverás un portador inactivo. Esto significa que ya no hay más virus en tu cuerpo, pero las pruebas de anticuerpos mostrarán que sufriste de hepatitis B en el pasado.

En caso la hepatitis B se vuelva crónica (está activada por más de 6 meses), tu médico te recetará una serie de medicamentos para tratar esta enfermedad.

Complicaciones

La hepatitis B crónica puede llevar a:

  • Cirrosis hepática o cicatrización del hígado
  • Cáncer de hígado
  • Insuficiencia hepática
  • Enfermedad del riñón
  • Problemas de los vasos sanguíneos

¿Cómo evitas que la hepatitis B se propague?

Ayudarás a que el virus no se propague al:

  • Vacunarte (si aún no has sido infectado).
  • Usar condones cada vez que tenga relaciones sexuales.
  • Cubrir todos los cortes abiertos o heridas.
  • No compartir con nadie máquinas de afeitar, cepillos de dientes, herramientas para el cuidado de las uñas o aretes.
  • No compartir el chicle
  • No masticar los alimentos para un bebé.
  • Asegurarte de que todas las agujas para drogas, perforaciones de orejas o tatuajes, o herramientas para manicuras y pedicuras, se esterilicen adecuadamente.
  • Limpiar manchas de sangre con una parte de cloro y 10 partes de agua.

En Clínica Internacional, nuestros especialistas están preparados para recibir cualquier urgencia o emergencia médica en todo momento. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.