Si tiene problemas  de piel grasosa, tus períodos menstruales son irregulares o presentas dificultad para perder peso, quizás pienses que esos problemas son solo una parte normal de tu vida. Pero esos síntomas podrían ser señales de que sufres de un síndrome de ovario poliquístico conocido como SOP.

La condición tiene muchos síntomas, y es posible que no padezcas de todos ellos. Es bastante común que a las mujeres les tome un tiempo, incluso años, descubrir que tienen esta afección. En el siguiente artículo de Clínica Internacional, te explicaremos más sobre el síndrome del ovario poliquístico, los síntomas y su tratamiento.

clinica-internacional-ginecologia-ovario-poliquistico

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección que afecta los niveles hormonales de una mujer. Las mujeres con este síndrome producen cantidades de hormonas masculinas más altas de lo normal. Este desequilibrio provoca que padezcan de amenorreas, períodos menstruales irregulares o que les resulte más difícil quedar embarazadas.

Adicionalmente, el SOP es un problema que afecta los ovarios y el período menstrual de una mujer. Como ya sabes, los ovarios son los órganos reproductores encargados de producir estrógeno y progesterona (hormonas que regulan el ciclo menstrual). Además, aparte de estas, los ovarios también producen una pequeña cantidad de hormonas masculinas llamadas andrógenos.

Este síndrome afecta los niveles hormonales de una mujer; las mujeres que lo padecen producen cantidades de hormonas masculinas más altas de lo normal. Este desequilibrio provoca que sufran de amenorreas, períodos menstruales irregulares o que les resulte más difícil quedar embarazadas.

Causas

El SOP puede generarse debido a:

  • La presencia de quistes en los ovarios
  • Altos niveles de hormonas masculinas
  • Períodos irregulares o amenorrea (ausencia de períodos)
  • Problemas para producir insulina
  • Antecedentes de este síndrome en otras parientes de la familia

Síntomas

Los síntomas más comunes del síndrome del ovario poliquístico son:

  • Períodos irregulares: La falta de ovulación impide que el revestimiento uterino se desprenda cada mes. Algunas mujeres con SOP tienen menos de ocho períodos menstruales al año.
  • Sangrado abundante: El revestimiento uterino se acumula durante más tiempo, provocando que tengas períodos más abundantes de lo normal.
  • Crecimiento de cabello en áreas no deseadas: Más del 70 % de las mujeres con esta condición desarrollan vello en la cara y el cuerpo, incluso en la espalda, el vientre y el pecho.
  • Acné o piel grasosa: Las hormonas masculinas pueden hacer que la piel se vuelva más grasosa de lo normal causando la aparición de granos en áreas como la cara, el tórax y la parte superior de la espalda.
  • Aumento de peso: Hasta el 80 % de las mujeres con SOP tienen sobrepeso u obesidad.
  • Pérdida de cabello: El grosor del cabello empieza a reducirse y caerse.
  • Oscurecimiento de la piel: Pueden formarse manchas oscuras en el cuello, la ingle y debajo de los senos.
  • Dolores de cabeza: Los cambios hormonales pueden desencadenar dolores de cabeza en algunas mujeres.
  • Debilidad y problemas de sueño: Muchas mujeres tienen problemas para conciliar el sueño o empiezan a sufrir de un trastorno conocido como apnea del sueño. Esto significa que, aunque duerman sus ocho horas diarias, aún se sienten cansadas.
  • Problemas al tratar de quedar embarazada: El SOP es una de las principales causas de infertilidad.

Diagnóstico

clinica-internacional-sindrome-ovario-poliquistico-ecografia-pelvica

No hay una sola prueba que, por sí misma, demuestre si tienes el  síndrome de ovario poliquístico o SOP. Tu ginecólogo te preguntará acerca de tus síntomas y te realizará un examen físico y análisis de sangre para determinar si tienes esta afección.

Prepárate para hablar sobre cualquier problema con tu período menstrual, cambios de peso y otras inquietudes que hayas tenido.

Un especialista en ginecología te diagnosticará con el SOP si tienes al menos dos de estos síntomas:

  • Periodos irregulares
  • Mayores niveles de andrógenos (hormonas masculinas) en el  análisis de sangre o a través de síntomas como el acné o crecimiento de vello en la cara
  • Quistes en los ovarios tras un examen de una ecografía pélvica.

A través de la ecografía pélvica, tu ginecólogo verificará si hay quistes en tus ovarios y sabrá el espesor del revestimiento del útero. Este revestimiento puede volverse más grueso de lo normal si no tienes períodos regulares.

Tratamiento

Una de las mejores maneras de lidiar con el SOP es comer bien y realizar ejercicio regularmente. Muchas mujeres con SOP tienen sobrepeso u obesidad. Perder de 5 % a 10 % de tu peso corporal puede aliviar algunos síntomas y ayudar a que tus menstruaciones sean más regulares.

Debido a que el SOP puede provocar niveles altos de azúcar en la sangre, es posible que tu médico quiera que limites las comidas con almidón o azucaradas. En su lugar, consume alimentos y comidas que tengan mucha fibra; aquello elevará tu nivel de azúcar en la sangre lentamente.

Asimismo, las píldoras anticonceptivas y otros medicamentos pueden ayudar a regular tu ciclo menstrual y tratar los síntomas del SOP como el crecimiento del vello y el acné. Recuerda consumirlas bajo supervisión médica.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Ginecología, en donde podrás aprender más sobre la salud de la mujer. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas en ginecología, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

Fuente y adaptado de: healthline.com