Durante la gestación, pueden ocurrir muchas complicaciones. ¿Has escuchado hablar sobre qué es un embarazo ectópico? Según nuestros especialistas en ginecología, este es un problema que puede ocurrir en 1 de cada 50 embarazos.

En caso estés pensando convertirte ser madre, es bueno que te informes las condiciones o problemas más comunes durante la gestación. Para ello, en el siguiente artículo de Clínica Internacional, compartiremos contigo algunos datos sobre los embarazos ectópicos y sus síntomas más comunes.

¿Qué es un embarazo ectópico?

Para que ocurra un embarazo, el ovario debe liberar un óvulo en la trompa de Falopio, en donde se quedará por aproximadamente 24 horas. Estando allí, esperará a entrar en contacto con un espermatozoide y así llegar a fertilizarse.

El óvulo fertilizado estará en las trompas por 3 o 4 días antes de dirigirse al útero y adherirse al revestimiento para continuar creciendo. Luego de 9 meses, nacerá un bebé. No obstante, si el óvulo fertilizado se implanta en la trompa de Falopio u otro lugar de tu abdomen y no en tu útero, terminarás teniendo un embarazo ectópico. En estos casos, el embarazo no podrá continuar y requerirás de un tratamiento de emergencia.

Síntomas de un embarazo ectópico

embarazo-ectopico-causas-sintomas-tratamiento-sintomas

La mayoría de veces, un embarazo ectópico ocurre dentro de las primeras semanas de gestación. Es posible que ni siquiera sepas que estás embarazada o muestres signos de algún problema. Un sangrado vaginal leve y el dolor pélvico suelen ser los primeros síntomas, pero otros podrían ser:

  • Náuseas y vómitos con dolor
  • Calambres abdominales agudos
  • Dolor en un lado del cuerpo
  • Mareos y debilidad
  • Dolor en el hombro, cuello o el recto

El embarazo ectópico puede conducir a la ruptura de las trompas de Falopio, lo que puede provocar un gran dolor con o sin sangrado interno. Llama a tu médico de inmediato si presentas sangrado vaginal abundante acompañado de mareos y desmayos.

Causas de un embarazo ectópico

embarazo-ectopico-causas-sintomas-tratamiento-causas

Las causas de un embarazo ectópico pueden ser las siguientes:

  • Las enfermedades de transmisión sexual
  • Historial con antecedentes de embarazo ectópico
  • Una infección o inflamación de la trompa de Falopio puede causar que se bloquee parcial o totalmente.
  • El tejido cicatricial de una infección previa o un procedimiento quirúrgico en una trompa puede impedir el movimiento del óvulo.
  • La cirugía previa en el área pélvica o en las trompas puede causar adherencias.
  • Los crecimientos anormales o un defecto de nacimiento pueden provocar una anomalía en la forma de las trompas.
  • Una ligadura de trompas mal realizada o la reversión de este procedimiento.
  • Quedar embarazada teniendo un dispositivo intrauterino (DIU).

¿Quién está en riesgo de tener un embarazo ectópico?

Los factores de riesgo para que una mujer pase por un embarazo ectópico incluyen los siguientes:

  • Las mujeres entre los 35 a 44 años.
  • Fumar
  • Haber pasado por un embarazo ectópico previo o varios abortos inducidos
  • Sufrir de endometriosis

Te interesará: Qué es la preeclamsia y por qué afecta a las mujeres embarazadas.

Diagnóstico de un embarazo ectópico

Los embarazos ectópicos son diagnosticados por tu ginecóloga, quien probablemente te realizará primero un examen pélvico para localizar dolor, sensibilidad o algún tipo de masa en tu abdomen.

A través de una ecografía, también determinará el estado de tu útero y si este tiene un feto en desarrollo. La medición de los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana (conocida como GCH) también es importante, ya que un nivel más bajo de lo esperado es una razón para sospechar de un embarazo ectópico.

Por último, tu ginecóloga decidirá si realizar una culdocentesis, procedimiento que consiste en insertar una aguja en la parte superior de la vagina, detrás del útero y delante del recto. La presencia de sangre en dicha área puede indicar sangrado por una trompa de Falopio rota.

Tratamientoembarazo-ectopico-causas-sintomas-tratamiento

Debido a que un óvulo fertilizado no puede sobrevivir fuera del útero, se debe extraer el tejido para evitar complicaciones graves. Entre los métodos para tratar un embarazo ectópico incluyen:

  • Medicación. Si tu trompa de Falopio no se ha roto y tu embarazo no ha progresado mucho, se te administrará una inyección para impedir el crecimiento de las células y así tu cuerpo pueda absorberlas.
  • Cirugía. En otros casos, requerirás de una cirugía. La más común es la laparoscopia. Tu médico realizará incisiones muy pequeñas en la parte inferior de tu abdomen e insertará un instrumento delgado y flexible (laparoscopio) para extraer el embarazo ectópico.

Si parte de la trompa de Falopio se ha estirado o roto y ha comenzado a sangres, es posible que deba extraerse una parte de ella o su totalidad. En dichos casos, el sangrado debe detenerse de inmediato a través de una cirugía de emergencia llamada laparotomía.

¿Qué hay de tu futuro?

Tu nivel de GHC deberá revisarse regularmente hasta que llegue a cero (en el caso que no te hayan extirpado toda la trompa de Falopio). Un nivel de GHC que permanece alto podría indicar que el tejido ectópico no se eliminó por completo, lo que requeriría cirugía o tratamiento médico.

Las posibilidades de tener un embarazo exitoso después de un embarazo ectópico pueden reducirse, pero esto dependerá de tu historial médico y del por qué te ocurrió este problema. Si las trompas de Falopio siguen intactas, tienes aproximadamente un 60% de posibilidades de tener un embarazo exitoso en el futuro.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Ginecología, en donde podrás atender tu embarazo desde el primer momento. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea