El dolor de rodilla es un problema muy recurrente no solo en personas de mediana edad, sino también en los deportistas. Desde lesiones agudas hasta lesiones mucho más complicadas provocadas por ciertas condiciones médicas, el dolor puede localizarse en un área específica o afectar a toda la rodilla. Los que padecemos de estos dolores de manera regular sabemos que a veces el dolor es tan intenso que no podemos levantarnos de dónde estamos y mucho menos caminar.

En Clínica Internacional, sabemos  que el dolor en esta zona es muy común y más frecuente de lo que imaginas. En este artículo preparado para ti, te compartimos algunos ejercicios básicos para calmar algunas de esas molestias y puedas vivir mejor día a día.

dolor rodilla problema clinica internacional

¿Qué es el dolor de rodilla?

El dolor de rodilla es un problema común que puede originarse en cualquiera de las estructuras óseas comprometiendo la articulación de la rodilla (fémur, tibia, peroné), la rótula o los ligamentos y cartílagos (meniscos). Este dolor puede agravarse a causa de ejercicios, por los músculos circundantes y sus movimientos, y “activarse” a causa de otros problemas (lesiones).

El dolor de rodilla puede afectar a personas de todas las edades.

¿Cuáles son los síntomas y signos de dolor en la rodilla ?

La localización del dolor en la rodilla puede variar dependiendo de la estructura involucrada. Con un infección o una inflamación, toda la rodilla puede presentar dolor, mientras que con un menisco roto o la fractura de un hueso, solo un lugar específico estará involucrado.

dolor rodilla sintomas clinica internacional

Algunos de los síntomas que acompañan al dolor de rodilla son:

  • Dificultad para caminar debido a la inestabilidad de la rodilla.
  • Cojeos debido al dolor o incomodidad.
  • Dificultad para subir o bajar los escalones debido a un daño en el ligamento.
  • Bloqueo de la rodilla (incapaz de doblarla).
  • Enrojecimiento e hinchazón.
  • Incapacidad para extender la rodilla.

¿Qué causa el dolor en la rodilla?

El dolor de rodilla se puede dividir en tres categorías principales:

  • Lesión aguda: tal como un hueso roto , lesiones de ligamento, lesión en el menisco, dislocación, etc.
  • Condiciones médicas: artritis, gota, infecciones, etc.
  • Condiciones crónicas de sobreuso: osteoartritis , síndromes rotulianos, tendinitis rotuliana y bursitis.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el dolor de rodilla?

  • Biomecánica: La articulación de la rodilla es complicada en funcionamiento y se utiliza con frecuencia durante todo el día. Cualquier cambio en el movimiento de la articulación (por ejemplo, cambio en el estilo de andar debido a problemas de espalda) puede causar dolor y lesiones.
  • Exceso de peso: La tensión en la articulación de la rodilla se incrementa con el exceso de peso. La obesidad también aumenta el riesgo de osteoartritis ya que el cartílago se va desgastando de una manera mucho más rápida.
  • Movimiento repetitivos en exceso: El uso excesivo de movimientos repetitivos al realizar ciertos ejercicios o condiciones de trabajo (largos períodos de arrodillamiento) puede causar descomposición del cartílago y provocar dolor.

¿Cómo diagnostican los médicos el dolor de rodilla?

Un médico comenzará a hacerte preguntas relacionadas con tu salud en general y luego realizará preguntas más específicas sobre tu rodilla: ¿cuánto tiempo ya llevas presentando el dolor?, ¿qué tan grave es?, ¿haces algo para aliviar el dolor?, etc.

Luego de eso, te realizarán un examen de la rodilla. Esto incluirá la flexión de la rodilla a través de una gama completa de movimientos, la comprobación de la estabilidad de los ligamentos, y una evaluación de sensibilidad y de la hinchazón.

dolor rodilla ejercicios tratamiento clinica internacional

Con frecuencia, esto es todo lo que se requiere para hacer un diagnóstico y comenzar con el tratamiento. A veces, puede que el médico necesite realizarte más estudios: rayos x, análisis de sangre, artrocentesis (extracción de líquido articular),  etc.

¿Cuál es el tratamiento para el dolor de rodilla?

Los tratamientos para el dolor de rodilla son tan variados como las condiciones que pueden causar el dolor.

Medicamentos

Los medicamentos pueden ser recetados para tratar una condición médica subyacente o para aliviar el dolor. Antes de tomar cualquier medicamento para el dolor de venta libre, debes hablar con tu médico.

Terapia física

Al fin hemos llegado al punto principal del artículo. Aquí te mostramos algunas rutinas básicas para que puedas evitar futuras lesiones o que éstas empeoren con el tiempo.

ejercicio rodilla prevenir dolor clinica internacional 1

  1. Siéntate sobre una silla alta con las rodillas flexionadas a 90° y con las manos sujetando el borde de la silla. Lleva una pierna hacia arriba hasta estirar completamente la rodilla. Desciende tu pierna lentamente hasta volver a la posición inicial. Alterna ambas piernas.ejercicio rodilla prevenir dolor clinica internacional 2
  2. Siéntate sobre una silla alta con las rodillas flexionadas a 90° y con las manos sujetando el borde de la silla. Flexiona totalmente el tobillo. Mantén la posición por 5 segundos y luego desciende lentamente a la posición inicial. Luego alterna el otro tobillo.
  3. Siéntate sobre el suelo, lleva los brazos hacia atrás y apóyalos. Coloca una toalla debajo de las rodillas. Levanta una pierna lentamente hasta estirar totalmente la rodilla, sostén la posición por 5 segundos y luego desciende lentamente la pierna hasta la posición inicial. Alterna ambas piernas.ejercicio rodilla prevenir dolor clinica internacional 4
  4. Acuéstate boca abajo en el suelo con las piernas estiradas y apoyadas sobre los dedos del pie, levanta las rodillas del suelo. Mantén por 5 segundos y desciende lentamente hasta la posición inicial.ejercicio rodilla prevenir dolor clinica internacional 5
  5. Acuéstate boca abajo en el piso. Levanta lentamente una pierna flexionando lo más posible la rodilla. Vuelve despacio a la posición inicial. Alterna ambas piernas.ejercicio rodilla prevenir clinica internacional 6
  6. Pon un libro o un bloque de 10 cm. de alto bajo los dedos del pie. La pierna contraria debe estar flexionada y sin apoyo. Manteniendo la pierna estirada, sube y baja el talón. Mantén por 5 segundos en lo alto y luego desciende despacio. Alternar ambas piernas.
.

Recuerda que cualquier ejercicio que realices debe ser indicado por tu médico o fisioterapeuta.

Si presentas cualquier malestar o dolor, suspende los ejercicios e informa a tu especialista.

EnClínica Internacionalcontamos con el mejor equipo médico en traumatología, quienes te podrán ayudar en todo lo que necesites para lograr una buena rehabilitación. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.