Es común que muchas personas experimenten dolor en el cuello. En la mayoría de los casos, el dolor ocurre debido a una distensión muscular u otra causa benigna. Para tratar dichos malestares, a menudo solo basta con ingerir algún medicamento de venta libre. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el dolor de cuello es severo y prolongado? Lo primero que debes hacer es visitar a tu reumatólogo.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, mencionaremos 8 causas comunes de dolor en el cuello y cuando es el momento de visitar a tu reumatólogo para buscar mejores opciones de tratamiento.

Dolor de cuello

El cuello es una parte vital del cuerpo humano, que comprende huesos espinales, músculos y otros tejidos. A diferencia de otras partes cruciales del cuerpo, el cuello siempre está expuesto y corre el riesgo de sufrir lesiones o tensarse debido a que está en constantemente movimiento durante todo el día.

También es común que una persona experimente dolor en áreas conectadas, como los hombros, la espalda, la mandíbula y la cabeza.

Causas del dolor de cuello

Algunas de las causas más comunes del dolor de cuello incluyen:

1. Degeneración o desgaste

El desgaste gradual puede causar dolor en el lado derecho del cuello. Las vértebras y los discos en el cuello se desgastan con la edad y, a medida que se degeneran, pueden causar dolor crónico o persistente.

Algunas afecciones médicas también pueden causar la descomposición de las vértebras, los discos y otras partes del cuello:

  • inflamación
  • nervios pinzados o comprimidos
  • fracturas cervicales
  • artritis
  • degeneración del disco cervical

2. Mala posición al dormir

clínica internacional reumatología dolor cuello causas

Al dormir en una mala posición, es común despertarse sintiendo rigidez o dolor en los hombros, la espalda o el cuello. Tu posición al dormir, la cantidad de almohadas que usas y la firmeza del colchón pueden afectar la forma en cómo te despiertas.

Quedarse dormido con falta de apoyo en la cabeza o el cuello también aumenta la probabilidad de despertarse con dolor en el cuello.

3. Estrés y ansiedad

Estar estresado puede provocar que tus músculos se tensen. La gente a menudo habla de dolores en el cuello o espalda cuando se encuentran en situaciones con niveles de estrés altos.

4. Tortícolis súbita o aguda

La tortícolis es una condición médica en la que la cabeza se tuerce hacia un lado y resulta muy doloroso tratar de enderezar la cabeza.

La causa de la tortícolis no siempre se conoce. Algunos reumatólogos sospechan que la mayoría de los casos se deben a ligamentos menores o esguinces musculares en el cuello. Además, exponer el cuello a temperaturas frías durante un período prolongado también es una posible causa.

Esta condición generalmente ocurre de la noche a la mañana, lo que significa que una persona no tendrá síntomas cuando vaya a la cama, pero se despertará incapaz de mover el cuello. En la mayoría de los casos, el dolor disminuirá y el movimiento volverá a la normalidad luego de unos días.

Ocasionalmente, la tortícolis puede ser un síntoma de un problema de salud más grave. Algunas posibles causas subyacentes de la tortícolis incluyen tumores, infecciones y efectos secundarios por tomar medicamentos.

5. Lesión del plexo braquial

El plexo braquial es una conexión de nervios que conectan la médula espinal en el cuello con las manos. Si los nervios que conectan la médula espinal con las manos están dañados, estos pueden provocar mucho dolor en el cuello.

Una causa común de lesión en el plexo braquial es el traumatismo por fuerza contundente, que puede ocurrir como resultado de una lesión deportiva o un accidente automovilístico.

Te interesará: “¿Traumatología o reumatología? ¿a qué especialidad acudir?

6. Latigazo cervical

El latigazo cervical se refiere a una lesión en el cuello provocada cuando la cabeza se mueve hacia adelante y luego vuelve a su lugar muy rápidamente. Muchas personas tienden a pensar que un latigazo cervical suele ocurrir solo en los accidentes automovilísticos; sin embargo, también son el resultado de actividades deportivas y otros movimientos repentinos.

7. Radiculopatía cervical

La radiculopatía cervical, a la que las personas suelen referirse como un nervio pinzado, ocurre cuando los nervios que tienen origen en la médula espinal del cuello están muy irritados causando de dicha manera dolor por todo el brazo.

Aunque esto puede provocar dolor en el cuello, los síntomas principales incluyen:

  • entumecimiento en los brazos
  • sensación de piquetes de alfileres y agujas en los brazos
  • dolor o debilidad en parte de los brazos

Las dos causas más comunes de radiculopatía cervical son la espondilosis cervical o artritis del cuello y un disco prolapsado.

8. Dolor de cuello no específico

En algunos casos, es difícil identificar la causa exacta del dolor de cuello. Cuando esto sucede, usualmente es debido a un esguince menor o una rasgadura del tejido muscular.

El dolor a veces puede deberse a una mala postura: mantener el cuello fuera de la alineación correcta durante períodos prolongados puede tensar tus músculos. Esto es particularmente común cuando una persona no controla su postura durante su horario laboral.

Tratamiento

clínica internacional reumatología dolor cuello tratamiento

Cuando el dolor de cuello es leve o moderado, generalmente es posible tratar los síntomas en casa. Algunos casos de dolor de cuello desaparecerán rápidamente en el transcurso de un día, mientras que otros pueden tardar unas semanas en curarse por completo.

Puedes probar los siguientes métodos para aliviar tu dolor de cuello:

  • toma analgésicos o medicamentos antiinflamatorios de venta libre
  • aplica calor en tu cuello usando almohadillas térmicas o toallas tibias y húmedas
  • masajea tu cuello
  • realiza ejercicios de estiramiento para tu cuello
  • reduce tu estrés
  • aplica hielo en el área donde te duele más
  • sigue una buena postura al sentarte, pararte y caminar
  • duerme en una posición que soporte el cuello
  • realizar ejercicios para ayudar a mantener tu cuello fuerte

Sin embargo, no todos estos consejos serán suficientes para aliviar este malestar. Si el dolor que presentas es muy fuerte, es recomendable que visites a tu reumatólogo. Algunas personas pueden requerir un tratamiento médico que dependerá de las condiciones subyacentes que causen tu dolor de cuello.

Tras unas cuantas revisiones, tu reumatólogo puede recomendarte seguir ciertos tratamientos adicionales como:

  • relajantes musculares
  • terapia física u ocupacional
  • cirugía

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Reumatología o Traumatología, en donde podrás encontrar especialistas altamente calificados que te ayudarán en todo lo que necesites. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

Traducido y adaptado de: medicalnewstoday.com