La enfermedad de Parkinson puede afectar muchos aspectos de la vida diaria de una persona. Sin embargo, con una planificación cuidadosa y moderación de ciertas actividades, los efectos de esta condición pueden volverse mucho menos estresantes e intrusivos.

En el siguiente artículo de Clínica Internacional, te ofreceremos algunos consejos para superar las dificultades asociadas con la enfermedad de Parkinson.

Planifica periodos de descanso

Si sufres de la enfermedad del Parkinson, asegúrate de descansar lo suficiente. Es posible que debas planificar al menos un período de descanso todos los días. Si presentas hinchazón en los pies o tobillos, levanta las piernas cuando estés descansando o sentado durante períodos prolongados.

cuidados-persona-enfermedad-Parkinson-periodos-descanso

Evita trabajar días largos y descansa entre actividades recreativas y de ocio.

Asimismo, planea tus actividades (tareas, ejercicio y recreación) con anticipación. Sepáralos a lo largo del día y no programes demasiadas cosas para hacer a la misma vez. Realiza las actividades que requieren más energía cuando te sientas mejor.

Conserva tu energía

Usar menos fuerza en las tareas diarias puede ayudarte a tener más energía para el día. Si ciertas actividades, como las del cuidado personal, son demasiado agotadoras, habla con tu médico.

Aprende a simplificar tus tareas y establece objetivos realistas. No pienses que tienes que hacer las cosas de la misma manera que siempre las has hecho.

Recuerda no planear actividades justo después de una comida; descansa por lo menos 20 a 30 minutos.

Si sufres de la enfermedad del Parkinson, es mejor evitar la actividad física extrema: No empujes, tires ni levantes objetos pesados ​​que requieran mucho esfuerzo.

Cómo vestirte

cuidados-persona-enfermedad-Parkinson-como-vestirse

La enfermedad de Parkinson no te debe impedir realizar tareas como vestirte por ti mismo. Eso sí, es recomendable que lo hagas mientras estás sentado en una silla con reposabrazos: esto te ayudará a mantener el equilibrio. Para ponerte los pantalones, rueda de lado a lado sobre las caderas. Puedes hacerlo sentado en una silla o acostado en tu cama.

Usa ropa suelta y que tengan cinturones elásticos. Asimismo, compra prendas que se abran en la parte delantera, con botones grandes y planos, cremalleras o cierres de velcro.

En cuanto a los zapatos, usa modelos sin cordones.

Te interesará: Aprende más sobre el Alzheimer – Diagnóstico y consejos

Cómo ir al baño o tomarse una ducha

Para darte un baño, utiliza una silla de ducha si es necesario. Asimismo, las mangueras de mano, las esponjas de mango largo, jabones líquidos con aplicador serás tus mejores aliados. Báñate con agua tibia, ya que el agua muy caliente puede causar fatiga.

No te olvides de colocar una alfombra antideslizante en el piso fuera de la bañera para secar tus pies y así no te resbales.

Para secarte, coloca una toalla en el respaldo de tu silla y frota tu espalda contra ella. O, usa una bata de toalla.

Realiza todo tu aseo personal (afeitarse, secarse el cabello, etc.) mientras estás sentado. Compra cepillos y peines con mangos o con bucles para los dedos y un cepillo dental eléctrico: son perfectos para las personas que sufren de la enfermedad de Parkinson.

Cómo comer y beber

cuidados-persona-enfermedad-Parkinson-comer-bebeer

Primero, no apresure tus comidas. Tomate todo el tiempo que necesites para terminar tus alimentos.

Al sentarte, hazlo con las rodillas y caderas dobladas en un ángulo de 90 grados y apoya los codos sobre la mesa para proporcionar más movimiento a tu muñeca y mano.

Usa utensilios con mangos ligeros. Comprar un tenedor-cuchara y un cuchillo balancín para cortar alimentos son buenas opciones en caso tengas la enfermedad de Parkinson. Por otra parte, utiliza un protector de plato o un plato con un borde levantado para evitar que los alimentos se derramen.

Para prevenir la salivación

Para prevenir la salivación al sufrir de la enfermedad del Parkinson, chupa caramelos duros, pastillas o chicle para controlar el exceso de saliva. Usa sorbetes de acero inoxidable cuando bebas para fortalecer los músculos de los labios, la boca y la garganta.

Alivia los calambres, espasmos o temblores

cuidados-persona-enfermedad-Parkinson-alivia-calambres

Masajea (o haz que otra persona lo haga) tus piernas todas las noches para aliviar los calambres. Toma baños de agua tibia y use almohadillas térmicas para aliviar los espasmos musculares.

Aprieta una pequeña bola de goma para reducir los temblores de las manos. Al primer indicio de temblor, si es posible, intenta recostarte en el piso, boca abajo y relajando su cuerpo durante 5 a 10 minutos.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Neurología, en donde podrás tratar los distintos trastornos que afectan al sistema nervioso. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas en Neurología, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea. Estaremos más que felices de atenderte.