En la especialidad de Ginecología, a menudo se habla sobre las enfermedades de transmisión sexual. Entre estas se encuentra el virus del papiloma humano. Este forma parte de un grupo de más de 200 virus relacionados. Algunos de estos son transmitidos por las relaciones sexuales, vaginales, anales u orales. 

Con el fin de que conozcas más del tema, el doctor Eduardo Gil Oliden, especialista de Clínica Internacional, te explica más sobre este virus. Para esto, sigue leyendo el siguiente artículo. 

¿Qué es el virus del papiloma humano?

Los virus del papiloma humano son una serie de virus cuya infección causa lesiones en la piel o mucosas, lesiones que van desde verrugas hasta diversos tipos de cáncer. Existen diversas variedades, por no decir un sin fin de estos virus. Estos se diferencian por su agresividad y el tipo de lesión que causan.

Su agresividad está directamente relacionada con la capacidad de ser controlados por la inmunidad de la persona. A su vez, según el tipo de lesión que originen van a poder pasar inadvertidos o hasta ser causa de muerte.

Te puede interesar: Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes

¿Cuáles son los síntomas del papiloma humano?

Los síntomas de la infección por el virus del papiloma humano van  a depender de la lesión que cause. Si la inmunidad de la persona logra controlar el virus antes de que cause alguna lesión no va a tener síntomas. 

Lo mismo ocurre si la lesión es muy pequeña o está en una zona oculta. Como una verruga pequeña en una zona con vellos, como la vulva o el escroto, o en el interior de la vagina. No obstante, una verruga más grande o en una zona sensible o visible, como la mucosa vulvar, el glande, la lengua, la faringe, si va a causar molestias o podrá ser detectada.

Si el virus produce una lesión precancerosa en el cérvix lo más probable es que no dé síntomas hasta que la enfermedad esté más avanzada, en cuyo caso puede producir dolor, sangrado y/o mal olor.

¿De qué manera se transmite?

El virus se transmite por contacto directo con la zona de la lesión, siendo la vía sexual la más frecuente. Este puede estar presente en la vulva, vagina cérvix, pene, escroto, ano, boca y faringe, así como en las manos, glúteos u otra área que haya tenido contacto con el virus.

De la misma forma puede transmitirse de la madre al niño si existe infección en el cérvix o el canal del parto, lo que puede causar verrugas en la laringe del bebe.

¿Cómo afecta la salud del paciente?

Como se mencionó anteriormente, la salud de la paciente se verá afectada según la lesión que el virus produzca, pudiendo ser totalmente asintomática o llevarlo a la muerte como consecuencia de un cáncer.

Recordemos que por mucho tiempo el cáncer de cérvix fue la primera causa de muerte por cáncer en mujeres y, hoy en día, continúa siendo una de las principales. Por otro lado, el hecho de tener la infección por el virus predispone al paciente de contagiarse de otras enfermedades,  como el VIH o la Hepatitis B

Te puede interesar: Métodos anticonceptivos más comunes

¿Cuál es el tratamiento que debe seguir el paciente?

vacuna papiloma humano clinica internacional

El tratamiento tiene varias partes. Lo ideal es la prevención, es decir evitar el contagio por el virus. Esto se logra mediante la inmunización con las vacunas y evitando situaciones que puedan exponernos al virus, como relaciones sexuales de riesgo. 

Si ya cuentas con la infección y la lesión por el virus, será necesario reforzar la inmunidad. Para esto, el paciente debe evitar aquellas situaciones que la deterioren, como el estrés o la falta de sueño. A su vez, debe optar por condiciones que mejoren su salud, como una nutrición adecuada y la inmunización.

El otro objetivo del tratamiento es curar las lesiones. Estas pueden ser quemadas, ya sea por frío, calor o químicos, o extirpadas quirúrgicamente.

Después del tratamiento, ¿qué consejos debe seguir el paciente y cómo debería ser su estilo de vida?

Reforzando lo mencionado con anterioridad, la persona debe llevar estilos de vida saludable, los cuales incluyen una adecuada alimentación y ejercicio, así como tiempo y calidad de sueño apropiado.

De la misma forma, debe evitar hábitos nocivos que disminuyan su inmunidad, como el consumo de tabaco u otro tipo de drogas. Finalmente, es necesario evitar exponerse a situaciones que puedan exponerlo a un nuevo contagio.

Recuerda que existe un gran número de cepas y una persona contagiada puede infectarse nuevamente con una cepa más agresiva que la anterior.

Tu salud es importante. En caso de llevar una vida sexual activa, es indispensable que cuentes con la protección adecuada. Ten en cuenta que, ante cualquier síntoma relacionado con una enfermedad de transmisión sexual, es recomendable que acudas a un médico inmediatamente.

En Clínica Internacional contamos con la atención especializada adecuada para poder garantizarte una mejor calidad de vida. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

asistente clinica internacional