¿Alguna vez has tenido hinchazón, debilidad, sensibilidad, dolor grave y espasmos musculares en la rodilla? De ser así, posiblemente has experimentado un esguince en esta zona del cuerpo. Un esguince de rodilla ocurre cuando uno o más ligamentos se estiran o desgarran de forma inesperada.

Estos ligamentos son tejidos que se encargan de unir y alinear a los huesos y la articulación en la dirección correcta. Los ligamentos permiten a las personas poder caminar, doblar las piernas, girar, entre otras actividades importantes.

Los esguinces de rodilla suelen ocurrir durante la práctica de deportes o ejercicios. El tiempo de recuperación dependerá principalmente de la causa y el tipo de esguince. En la especialidad de traumatología, te compartimos las principales causas, síntomas, métodos preventivos y los tratamientos que puedes aplicar para disminuir las molestias.

¿Cuáles son las causas de un esguince de rodilla?

Algunas de las principales causas de los esguinces de rodilla incluyen:

  • Realizar movimientos bruscos en la rodilla.
  • Golpes directos.
  • Exceso o aumento repentino de ejercicio.
  • Correr, saltar, parar o cambiar de dirección de forma repentina.
  • Realizar actividades en donde la rodilla se extiende más de lo normal.
  • Tropezar y caer sobre las rodillas mientras están dobladas.
  • Ser lanzado violentamente al suelo.
  • No calentar o realizar los ejercicios de estiramiento previos al ejercicio.
  • No utilizar el equipo de protección adecuado para determinados deportes.

Te puede interesar: Ejercicios básicos para prevenir el dolor de rodilla

¿Cuáles son los síntomas del esguince de rodilla?

sintomas esguince rodilla clinica internacional

Los síntomas del esguince de rodilla dependen del ligamento que se haya torcido. Para un esguince de ligamento cruzado anterior, es posible que escuches un chasquido en el momento en que se lesiona y sientas que tu rodilla no puede sostenerte.

Si tienes un esguince de ligamento cruzado posterior, es posible que te duela la parte posterior de la rodilla y que empeore si trata de arrodillarse sobre ella. En un esguince colateral y de ligamento lateral interno, puede parecer que tu rodilla quiere doblarse en la dirección opuesta al ligamento lesionado y probablemente sientas sensibilidad donde ocurrió la lesión. La mayoría de las personas con esguinces de rodilla experimentan al menos algunos de los siguientes:

  • Hinchazón
  • Debilidad
  • Hematomas
  • Sensibilidad
  • Dolor grave
  • Rigidez
  • Espasmos musculares

¿Cuál es la prevención que debes tomar ante un esguince de rodilla?

A pesar de que los esguinces no se pueden prevenir del todo, puedes proteger tus rodillas de las lesiones con las siguientes recomendaciones:

Estira y calienta tus músculos antes de hacer ejercicios

Esta recomendación es esencial, ya que al estirar y calentar los músculos, estos se aflojan y disminuyen la tensión de las rodillas. Después de hacer ejercicios, te recomendamos tomar un baño refrescante y hacer pequeños ejercicios de estiramiento para liberar la tensión de los huesos y ligamentos.

Utiliza el equipo protector adecuado

Para realizar cualquier deporte o actividad física, no olvides utilizar el equipo de protección adecuado para proteger tus rodillas de cualquier golpe o caída.

Controla tu peso

El peso es un factor muy importante. Consulta con tu doctor cuál es tu peso ideal. De esta manera, evitarás generar tensión en las rodillas al caminar.

Utiliza los zapatos adecuados

Es importante que utilices zapatos que le calcen bien y sobre todo, que le brinden el soporte adecuado a tus pies.

Te puede interesar: ¿Por qué me duelen las rodillas y me truenan?

clinica rodilla esguince

¿Cuál es el tratamiento para el esguince de rodilla?

Según la gravedad del esguince, dependerá el tiempo de tratamiento y recuperación. Sin embargo, existen diversos métodos y técnicas muy efectivas que puedes aplicar para aliviar las molestias.

Descansa la rodilla

Sin lugar a dudas, esta es la recomendación más importante. Descansar la rodilla, sin hacer ningún tipo de esfuerzo o ejercicio, ayuda a disminuir la inflamación de las rodillas mucho más rápido.

Coloca hielo en la zona afectada

Colocar hielo en la zona afectada ayuda a reducir la hinchazón e inflamación. Coloca bolsas de hielo envueltas en una toalla durante 10 a 20 minutos, mínimo 3 veces al día.

Coloca una venda elástica en la zona

Las vendas elásticas evitan que la rodilla se mueva demasiado durante la recuperación. Puedes ajustarla según tu comodidad, para que te sirva de apoyo.

Eleva la rodilla

Eleva tu rodilla por encima del nivel del corazón. Esto te ayudará a disminuir el dolor. También puedes colocar almohadas o cobijas debajo de tu pierna para mantenerla elevada. Evita colocar almohadas directamente detrás de tu rodilla.

Utiliza muletas

Si el esguince es muy severo, te recomendamos utilizar muletas para no presionar las rodillas mientras caminas. Utilízalas hasta que el dolor se haya ido.

Toma antiinflamatorios

Los antiinflamatorios te ayudarán a reducir el dolor o fiebre. De preferencia, consulta con tu doctor sobre los más adecuados para ti.

clinica esguince rodilla

Ahora conoces más sobre el esguince de rodilla, sus causas, síntomas y tratamientos. Esperamos que esta información te haya sido útil y puedas prevenir esta clase de molestias. Recuerda que tu salud es una prioridad.

En Clínica Internacional contamos diversos tratamientos ligados a la especialidad de Traumatología. Siendo así, podrás tratar las distintas lesiones que se producen en el aparato locomotor. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

asistente clinica internacional