Las caídas son graves a cualquier edad y las probabilidades de sufrir una fractura aumentan a medida que envejecemos. Una fractura; además de limitarte a realizar ciertas actividades cotidianas, muchas veces requiere una cirugía.

Según los especialistas en traumatología, debido a ciertas enfermedades óseas como la osteoporosis, las caídas son especialmente peligrosas para las personas que no saben que tienen una baja densidad ósea. En el caso de las personas de la tercera edad, quienes suelen sufrir caídas con mayor frecuencia, las fracturas son mucho más comunes y el tiempo de recuperación suele ser un proceso más largo.

Aunque en ciertos casos los huesos no se rompen después de cada caída, la persona que se ha caído casi siempre tiene miedo de volver a caer. Como resultado, puede limitar las actividades por el bien de su seguridad.

A causa de estos problemas y preocupaciones, en el siguiente artículo de nuestro especialista de traumatología el Dr. Francisco Lovón, te hablaremos un poco más sobre las caídas, las fracturas y las maneras de cuidar mejor la salud ósea en el adulto mayor.

Causas comunes de una caída

Varios factores pueden provocar una caída. La pérdida de equilibrio o tracción es una causa común de las caídas en el adulto mayor. Mientras que la pérdida de equilibrio ocurre cuando el contacto entre el pie de una persona y el suelo no es completo, la pérdida de tracción ocurre cuando los pies resbalan sobre suelo mojado, o por algún tropiezo.

Por otra parte, una caída puede ocurrir porque los reflejos de una persona han cambiado. Con el pasar de los años, el envejecimiento ralentiza el tiempo de reacción de una persona. Adicionalmente, los cambios en la masa muscular también pueden influir en las caídas. Los adultos mayores suelen perder mucha masa muscular porque se han vuelto menos activos con el tiempo. Esta pérdida, especialmente en las piernas, reduce la fuerza de una persona hasta el punto en que no puede levantarse de una silla sin ayuda.

¿Qué tan fuerte debe ser una caída para provocar una fractura en un adulto mayor?

fuerza-caida-provocar-fractura-adulto-mayor

La fuerza de una caída juega un papel importante en determinar si una persona se romperá un hueso o no. Pero más importante es la calidad del hueso; si el paciente sufre de osteoporosis, hasta las caídas más pequeñas podrían producir una fractura.

Fragilidad ósea en el adulto mayor

Aunque las caídas más graves ocurren cuando las personas son mayores, los pasos para prevenir y tratar la pérdida ósea variarán de acuerdo a la condición del paciente. Por ejemplo, muchos comienzan la edad adulta con una masa ósea inferior a la óptima, por lo que sus huesos suelen perder calcio y están en mayor riesgo de sufrir fracturas con el tiempo.

Los huesos que alguna vez fueron fuertes se vuelven tan frágiles y delgados, los cuales pueden romperse fácilmente. Las actividades que antes se realizaban ahora se evitan por temor a que conduzcan a otra fractura.

También te interesará: ¿Cuál es la diferencia entre una fractura y una fisura ósea?

Recomendaciones para prevenir una fractura en el adulto mayor

En cuanto a las fracturas en el adulto mayor, estas se pueden prevenir en gran medida de las siguientes maneras:

  • Los ejercicios de fortalecimiento muscular pueden ayudar a las personas a recuperar el equilibrio, el nivel de actividad y el estado de alerta sin importar la edad.
  • Consumir las cantidades adecuadas de calcio y vitamina D ayudará a fortalecer los huesos.
  • Habla con tu médico sobre los medicamentos para retardar la pérdida ósea y reducir el riesgo de fracturas.
  • La seguridad es lo primero para prevenir caídas. Los adultos mayores pueden cambiar su entorno para reducir el riesgo de caerse y romperse un hueso.
  • Usa un andador o bastón para mayor estabilidad, cuando sea necesario.
  • Usa zapatos con suelas de goma para mayor tracción.
  • Mira cuidadosamente las superficies de un edificio. Muchos pisos están hechos de mármol o baldosas que pueden ser muy resbaladizas. Si los pisos tienen alfombras colocadas, permanece en ellos siempre que sea posible.
  • Detente en los bordes de una calle y verifica la altura antes de subir o bajar. Ten cuidado con los bordes que permiten el acceso de bicicletas o sillas de ruedas. Estas pequeñas pendientes pueden provocar una caída.
  • Para una seguridad óptima, instala barras de apoyo en las paredes del baño junto a las bañeras, duchas e inodoros. Si no puedes permanecer mucho tiempo de pie, considera usar una silla de plástico con respaldo y patas antideslizantes en la ducha.
  • Usa un tapete o cintas antideslizantes para los baños en la ducha o bañera.
  • Coloca lámparas cuyo interruptor esté cerca del punto de entrada o cerca de tu cama. Otra opción es instalar lámparas activadas por voz o sonido.
  • Acostúmbrate a llevar un teléfono portátil siempre contigo a donde sea que vayas. Esto te proporcionará seguridad porque puedes contestar el teléfono sin apresurarte a buscarlo y puedes pedir ayuda en caso de que ocurra un accidente.
  • Mírate en un espejo. ¿Tu cuerpo se inclina o se balancea hacia adelante y hacia atrás o de lado a lado? Las personas con disminución de la capacidad de equilibrio suelen tener un alto grado de balanceo corporal y es más probable que se caigan.
  • Para reducir la fuerza de una caída, toma algunas medidas necesarias. Recuerda que es más probable que una caída de lado provoque una fractura de cadera que una caída en otras direcciones. Si es posible, intenta caer hacia adelante, aterrizar sobre tus manos o usa objetos a tu alrededor para evitar una caída.
  • Habla con tu médico sobre la posibilidad de realizarte una Densitometria Ósea (DMO) para saber qué tan sanos están tus huesos de tu cadera y columna.

recomendaciones-prevenir-fractura-adulto-mayor

Las personas necesitan saber si están en riesgo de desarrollar osteoporosis o si ya sufren de esta enfermedad. Aunque los factores de riesgo pueden alertar a una persona sobre la posibilidad de una baja densidad ósea, solo una prueba de DMO puede medir la densidad ósea, diagnosticar la osteoporosis y determinar el riesgo de fractura.

Las caídas son graves, pero se pueden tomar medidas sencillas y económicas para reducir el riesgo de caerse y romperse un hueso si se cae. ¡Así que cuídate o cuida mucho a tus familiares!

En Clínica Internacional contamos con el mejor equipo médico en Traumatología y Reumatología, quienes te podrán ayudar en todo lo que necesites para lograr una buena rehabilitación. Si deseas reservar una cita para nuestra especialidad de traumatología, comunícate con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.