Para una lactancia feliz se necesita información. Esta debe estar basada en la evidencia científica y la madre no entrará en conflicto ante las “opiniones” de sus familiares, vecinos y hasta de los mismos profesionales de la salud. En segundo lugar, necesita apoyo por parte del profesional de salud quien la prepara y acompaña durante su embarazo, parto, puerperio, lactancia y maternidad. Así como también el apoyo de su esposo, pareja, familiares, amigos y un grupo de apoyo de madres pares, criando en brazos, colechando, con las mismas preocupaciones, temores, un grupo de pertenencia . Y por último, confianza en su gran poder, en su capacidad de seguir dando vida a su bebé con su cuerpo perfecto.

Para que las madres puedan mantener una lactancia materna exclusiva por seis meses, la OMS recomienda iniciar la lactancia en la primera hora de vida, que el bebé no tome ningún otro alimento ni bebida, que sea a libre demanda, y que no reciba biberones, chupones ni tetinas.

La lactancia es la única forma natural de alimentar a nuestros hijos en cuerpo y alma. Debe ser exclusiva los primeros 6 meses de vida, sin agua y sin vitaminas, a partir de los 6 meses se inicia la alimentación complementaria siendo la leche humana hasta el año de edad el alimento principal. Se continúa con la lactancia hasta los dos años y más.

También te interesará: Problemas de la lactancia materna y cómo resolverlos

No hay edad del destete. La leche materna tiene más de 200 componentes los cuales se adaptan a las necesidades de los bebés. A mayor lactancia mayores beneficios. Los niños con lactancia extendida, presentan mayor facilidad en funciones ejecutivas, planificación, inteligencia social y emocional y mayor facilidad para relacionarse socialmente, además menor incidencia de enfermedades infecciosas, agudas y crónica, los factores inmunológicos presentes en leche materna se encuentran en mayor concentración durante el segundo año de lactancia y también a lo largo del proceso de destete.

La leche materna sigue siendo una fuente valiosa de proteínas, grasas, calcio y vitaminas.Su composición varía de acuerdo con las necesidades del niño conforme este madura y mejora el coeficiente intelectual, en la madre reduce el riesgo de diabetes mellitus tipo 2, cáncer de mama y ovario, hipertensión arterial e infarto de miocardio, ahorra tiempo y dinero y protege el ambiente.

Todas las madres podemos amamantar, mientras más succión mayor es la producción de leche. Deben incorporar alimentos nutritivos a su dieta e hidratarse para restituir las calorías que se necesitan para la producción de la leche. Amamantar no debe doler si duele hay que buscar ayudar con un especialista en lactancia.

La lactancia es amor, entrega, activación de sentidos, presencia, cobijo, calor, emoción. El bebé se alimenta de la leche pero sobre todo se alimenta del contacto corporal con su madre, porque la lactancia es vínculo y conexión.

Para amamantar se necesita introspección, conexión consigo misma y equilibrio emocional. Se necesita salir del mundo material y entrar en el mundo de las sensaciones y la intuición. Dar de mamar es conocimiento mutuo y entrega.

Dra Ana María Sotillo Acero . Pediatra .IBCLC

En Clínica Internacional, tenemos a los mejores médicos especialistas en Maternidad, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tu embarazo y de tu recién nacido. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

asistente clinica internacional