Probablemente hayas oído hablar de la “tristeza posparto“. Esto se debe a que es bastante común que las nuevas madres se sientan un poco tristes, preocupadas o fatigadas. Por el contrario, la depresión posparto es mucho más poderosa y dura más.  

Esta condición puede causar cambios de humor severos, agotamiento y una sensación de desesperanza. La intensidad de esos sentimientos puede dificultar el cuidado de tu bebé o de ti misma. La depresión posparto no debe tomarse a la ligera, ya que se considera un trastorno grave. Con los cuidados y tratamientos necesarios, se puede llegar a superar. 

En el siguiente artículo del Dr. Luis Guerra Díaz, especialista en Ginecología de Clínica Internacional, hablaremos un poco más sobre qué es la depresión postparto, sus síntomas y las recomendaciones del caso. 

¿Qué es la depresión postparto? 

La depresión postparto es una enfermedad que afecta la salud física y conductual de muchas mujeres. Puede aparecer semanas después del parto o durante los primeros 12 meses. Se caracteriza por una tristeza persistente, por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión postparto? 

síntomas-depresión-postparto

Los síntomas más comunes de una depresión postparto son:

  • Estado de ánimo triste, ansioso o “vacío” persistente.
  • Irritabilidad.
  • Sentimientos de culpa, nulidad, falta de esperanza o impotencia.
  • Pérdida de interés o de placer en pasatiempos y actividades.
  • Fatiga o disminución anormal de energía.
  • Sentirse inquieta o tener problemas para quedarse quieta.
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones.
  • Dificultad para dormir (incluso cuando el bebé está durmiendo), despertarse temprano en la mañana o dormir demasiado.
  • Apetito anormal, cambios de peso o ambos.
  • Molestias o dolores corporales, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos sin una causa física clara o que no se alivian aun con tratamiento.
  • Problemas para crear un vínculo emocional con el nuevo bebé.
  • Dudas constantes sobre tu capacidad de cuidar al nuevo bebé.
  • Pensamientos sobre la muerte, el suicidio, o hacerse daño a sí misma o al bebé.

¿Cuáles son las causas de este tipo de depresión?

La depresión perinatal puede afectar a cualquier madre, independientemente de su edad, raza, ingresos, cultura o educación. No hay una sola causa para este tipo de depresión; más bien, las investigaciones sugieren que es el resultado de una combinación de factores genéticos y ambientales. 

El estrés de la vida (por ejemplo, las demandas laborales o experiencias traumáticas anteriores), las exigencias físicas y emocionales de tener hijos y de cuidar a un nuevo bebé, y los cambios hormonales que ocurren durante y después del embarazo pueden contribuir a la depresión perinatal.

Asimismo, las mujeres presentan un mayor riesgo de desarrollar depresión perinatal si tienen antecedentes personales o familiares de depresión o trastorno bipolar, o si han tenido depresión perinatal en un embarazo anterior. 

¿Qué riesgos podrían darse debido a la depresión postparto? 

Sin tratamiento, la depresión postparto puede durar meses o años y convertirse en un trastorno depresivo crónico. En las mujeres que lo han presentado, hay mayor riesgo de futuros episodios de depresión mayor. 

Los hijos de madres que tienen depresión postparto no tratada tienen más probabilidades de tener problemas emocionales y de comportamiento, como dificultades para dormir y comer, llanto excesivo y retrasos en el desarrollo del lenguaje. 

¿Todas las madres sufren de depresión postparto? 

No, pero puede ocurrir en aproximadamente 1 de cada 10 mujeres. 

También te interesará: ¿Cuáles son las causas de una displasia cervical? Todo lo que debes saber.

¿Qué tipos de depresión postparto hay? 

tipos-depresión-postparto

No existen tipos, ya que las siguientes son entidades distintas:

  • Tristeza postparto
  • Depresión postparto
  • Psicosis postparto

¿Cuánto dura la depresión post parto? 

Dura al menos dos semanas, pero podría variar de paciente a paciente.

¿Cuál es el tratamiento para la depresión postparto?

El tratamiento incluye psicoterapia, medicamentos o una combinación de ambos. Si con estos tratamientos no se reducen los síntomas, las terapias de estimulación cerebral, como la terapia electro convulsiva, pueden explorarse. 

¿Qué se recomienda para prevenir este problema?

Si tienes antecedentes de depresión, especialmente la depresión postparto, consulta con tu ginecólogo si estás planeando quedar embarazada o tan pronto como descubras que estás embarazada. Se recomienda que los gineco-obstetras evalúen al menos una vez durante el control prenatal o postparto a las pacientes sobre síntomas de depresión o ansiedad usando herramientas validadas. Si se detecta o sospecha sobre algún indicio, deben referir a la paciente al psiquiatra. 

Los cónyuges, las parejas, los familiares y los amigos pueden ser los primeros en reconocer los síntomas de la depresión perinatal. Ellos pueden alentar a la madre a que reciba atención médica. El hecho de tener un buen apoyo social por parte de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo puede ayudar a reducir la gravedad de la depresión postparto, pero es posible que no la prevenga. 

El alcohol es un depresor, por lo que debes evitarlo. En cambio, dale a tu cuerpo todas las oportunidades para sanar. Sigue una dieta bien balanceada y haz ejercicio todos los días, incluso si es solo un paseo por el vecindario.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Ginecología, en donde podrás atender tu embarazo desde el primer momento. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.