En el siguiente artículo de la Dra. Tania Alfaro, especialista en nutrición de Clínica Internacional, queremos compartir contigo algunos consejos y recomendaciones nutricionales que te ayudarán mucho a subir tus defensas para así combatir el COVID-19.

¿Cuáles son los consejos nutricionales para hacer frente al COVID-19? 

consejos-nutricionales-covid

Algunos consejos nutricionales que te ayudarán a hacerle frente al COVID-19 son: 

  • Consumir una dieta saludable y nutritiva. La alimentación es la base de una buena salud, sobre todo cuando se está atravesando por una pandemia mundial, donde cada día hay más fallecidos. Por lo tanto, debemos alimentarnos saludablemente para fortalecer el sistema inmunológico.
  • Seguir una alimentación completa y variada. La alimentación debe tener todos los nutrientes para mantenernos fuertes y saludables. Una buena dieta debe contener una buena fuente de proteínas, carbohidratos, grasas saludables, vitaminas, minerales y agua.
  • Reducir el consumo de sal, así como el consumo de productos altos en calorías, grasas y azúcares.
  • Mantener un buen estado de hidratación. Toma más de un litro de agua al día.
  • Planifica semanalmente los menús a consumir. Esto con el fin de disminuir la frecuencia de visitas a supermercados.
  • Conoce las técnicas de conservación de alimentos. Almacena tus alimentos en lugares frescos y refrigera aquellos que lo necesiten.
  • Ten buenas prácticas de higiene durante la manipulación y preparación de alimentos.

¿Qué hay de las personas diabéticas? ¿Qué dieta deberían seguir? 

Para que las personas vulnerables, como los pacientes diabéticos, puedan afrontar el COVID-19, es importante que mantengan una alimentación balanceada y saludable. Ellos deben consumir carnes magras como el pavo, cuy, pescados azules y el aceite de oliva extra virgen. 

Por otra parte, deben evitar las carnes muy grasosas y los productos con alto porcentaje de grasa, ya que estos favorecen a la inflamación de los órganos. No podemos olvidar mencionar que deben mantener sus niveles de glucosa estables. Para lograrlo, estarán exentos de azúcares rápidos, como la sacarosa (azúcar refinada) y harinas refinadas. Asimismo, deben consumir cereales integrales, verduras y frutas con poca cantidad de fructuosa y tomar mínimo 2 litros al día de agua. 

¿Qué alimentos mejoran nuestro sistema inmunológico y por qué? 

Es importante que el aporte de energía y el número de raciones sean adaptadas a cada persona para así evitar el aporte deficiente o excesivo. Una buena dieta se basa de acuerdo con el estado nutricional, edad, peso y actividad física del paciente, ya que de lo contrario la capacidad del sistema inmunológico de combatir las infecciones bacterianas o virales podría verse afectada.

En toda dieta, los alimentos indispensables son las proteínas, las de origen animal como el pollo, la pavita, y los pescados, de preferencia cojinova, atún, bonito, los cuales son ricos en omegas 6 y 9, etc.

Las proteínas son importantes para nuestro desarrollo y bienestar físico, gracias a que son un componente importante para la formación de los músculos, el desarrollo del cerebro y los órganos vitales del organismo, además de ayudar al correcto funcionamiento del sistema inmunológico y para el equilibrio del metabolismo. 

Adicionalmente, se recomiendan las menestras de todo tipo, de preferencia consumirlas 3 veces a la semana como las lentejas, arvejas o frijoles, ya que son proteínas vegetales, así como la quinua. 

Además debemos incluir frutas que contengan vitamina C y verduras. Consume 5 raciones al día. Eso sí, asegúrate de escoger las frutas con menos azúcar o fructosa como lo son el aguaymanto, fresas, kiwi, cocona, pitahaya, naranjas, papaya, uvas, piña, frambuesas, mora, toronja, granada, melón, entre otros..

Al consumir verduras, garantiza el consumo de las verduras de diferentes colores, como los tomates, alcachofa, betarraga, zanahoria, rabanitos, apio, espinaca, etc. Ya que además de evitar resfriados comunes, estos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, sobre todo en niños y adultos mayores. 

Por si no fuera poco, también es muy recomendable incluir frutos secos como las pecanas, almendras, nueces, pasas, guindones, etc. Estos son fuentes de minerales, aportan magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro y oligoelementos como el zinc con propiedades antioxidantes. Gracias a su contenido de grasas saludables, ayudan a reducir los niveles de colesterol (LDL) y aumentar el (HDL), sin mencionar que algunas contienen ácidos grasos Omega 3 y ácido alfa linoleico. 

Por último y no menos importante, no olvides tomar muchos líquidos. Es recomendable beber de 2 a 3 litros de agua al día.

¿Qué suplementos nutricionales puedes tomar? 

suplementos-nutricionales

No todas las personas necesitan un suplemento nutricional. Las personas que requieren suplementos son los niños con déficit en crecimiento, las personas desnutridos, las gestantes, los deportistas, y las personas con desórdenes alimentarios, aquellas que tienen mucha ansiedad, las que no se alimentan correctamente y no incluyen frutas y verduras en su alimentación, los pacientes con un sistema inmunológico disminuido y los pacientes post COVID-19.

En estos casos, se recomiendan suplementos de magnesio, vitamina C, complejo B, vitamina D y Zinc. 

¿Qué alimentos debes evitar?

Todos los alimentos refinados aportan calorías, pero pocos nutrientes. Por ello, debes evitar: 

  • Productos procesados, como galletas, gaseosas, bebidas alcohólicas, y refrescos con exceso de azúcar.
  • Productos envasados con preservantes y alimentos enlatados con exceso de sal.
  • Comidas muy condimentadas
  • Frituras
  • Exceso de carnes rojas y mariscos
  • Mantequilla o margarina
  • Embutidos, etc.

Debido al consumo excesivo de comidas muy grasosas y condimentadas, estas pueden producir indigestión, malestar y en casos muy severos estreñimiento o diarrea. Pueden además elevar el colesterol y triglicéridos en la sangre. El exceso de consumo de sal puede elevar la presión arterial en pacientes hipertensos. Al no consumir la cantidad de líquido recomendable, las sales pueden producir deshidratación y ganancia del porcentaje de grasa corporal. 

Para las personas que son vegetarianas, el déficit de proteína animal puede disminuir la masa muscular, como la disminución en la reparación de tejidos, la oxigenación del organismo y el favorable funcionamiento del sistema inmunológico.

En Clínica Internacional, hemos activado canales de asesoría para ayudarte con tus consultas vía telefónica. Si consideras que tienes síntomas de COVID-19, comunícate al 6196161 y marca la opción asterisco (*). También puedes escribirnos a través del chat en línea de nuestra página web y con gusto te atenderemos.