Según la doctora Isabel Arakaki Kiyan, especialista en el área de psicología, los trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia suelen ser difíciles de tratar. El primero se caracteriza por el atracón de comida. El segundo, por el contrario, se centra en la evitación y restricción de la ingesta de alimentos. Si bien a menudo cada uno está asociado con diferentes síntomas, a veces pueden coincidir. Sigue leyendo el siguiente artículo para saber más del tema. 

¿Qué es bulimia?

La bulimia, llamada también bulimia nerviosa, es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por episodios recurrentes y frecuentes  de ingesta excesiva de alimentos, llamados atracones,  unida a un sensación de falta de control sobre el acto de comer y la excesiva preocupación por el peso corporal.

Todo esto lleva a quien la posee a buscar diferentes maneras para no aumentar de peso, como las purgas, la inducción del vómito y el abuso de laxantes y diuréticos. Los atracones y purgas son realizados en secreto y están acompañados de sentimientos de culpa, vergüenza  y alivio. El 95 % de las personas que padecen de bulimia son mujeres. 

¿Cuáles son las causas de la bulimia?

Existen diversos factores que pueden estar asociados con la bulimia, entre ellos se encuentran:

Factores biológicos

Entre ellos pueden encontrarse antecedentes de  familiares cercanos que han tenido un trastorno alimentario o sobrepeso.

Factores psicológicos

La bulimia puede estar asociada a problemas emocionales, tales como la depresión, la ansiedad, la baja autoestima, la inestabilidad, la inseguridad, entre otros. 

Factores sociales

Los factores sociales asociados a la bulimia son la presión de mantener una figura delgada como un símbolo de logro personal, la necesidad de usar tallas de ropa pequeñas, etc. 

Te puede interesar: Después del divorcio, ¿cuándo es el momento adecuado para presentar a la nueva pareja?

¿Cuáles son los síntomas de la bulimia?

bulimia anorexia clinica internacional

  • Gran preocupación por el peso y la forma del cuerpo.
  • Temor por el aumento de peso.
  • Conductas repetitivas de ingesta excesiva de alimentos o atracones en corto periodo de tiempo.
  • Sensación de no poder controlar la cantidad de comida que se ingiere.
  • Inducción de vómitos y abuso de laxantes y diuréticos.
  • Actividad física exagerada para no aumentar de peso.
  • Baja autoestima.
  • Fatiga y debilidad.
  • Inflamación e irritación de la garganta como consecuencia de la provocación de los vómitos.
  • Problemas digestivos y renales por el uso continuo de laxantes y diuréticos.

¿Qué es la anorexia?

La anorexia es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizado por la excesiva preocupación por el  peso, falta de interés de la ingestión de alimentos y por la percepción distorsionada de la imagen corporal. Gracias a esta, la persona se percibe y visualiza con un peso mayor al que realmente tiene. 

¿Cuáles son las causas de la anorexia?

Como en la bulimia, existe una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales.

Factores biológicos

Como antecedentes familiares de primer grado con trastornos alimenticios. 

Factores psicológicos

Como trastornos depresivos, ansiedad, baja autoestima, experiencias traumáticas, etc. 

Factores ambientales

A menudo, el entorno ambiental hace prevalecer  la figura corporal delgada sobre otros pesos o formas del cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de la anorexia?

Los principales síntomas de la anorexia son:

  • Fuerte temor a aumentar el peso
  • Restricción estricta de la ingesta de alimentos.
  • Comer sólo algunos alimentos con bajas calorías y grasas.
  • Actividad física excesiva.
  • Pérdida constante  de peso.
  • Fatiga, debilidad, mareos, desmayos
  • Insomnio
  • Ausencia de menstruación.

Te puede interesar: ¿Cómo superar la pérdida de un ser querido?

¿Cuáles son las diferencias entre la anorexia y la bulimia?

Ambas se encuentran dentro de los trastornos de la conducta alimentaria y la principal similitud entre ellas es la preocupación excesiva por el aumento de peso y la existencia de otros problemas emocionales ya mencionados. 

La diferencia radica en que las personas con bulimia mantienen su peso. Por el contrario, en la anorexia hay una pérdida constante y excesiva de peso. Asimismo, esta generalmente empieza en la adolescencia. La bulimia, por el contrario, aparece entre los 18 y 25 años. 

Las personas con anorexia no tienen conciencia de la enfermedad. En cambio, en la bulimia las personas se dan cuenta que existe un problema en su conducta alimentaria.

¿Cuál es la manera de diagnosticar y tratar ambas enfermedades?

Para el diagnóstico de la anorexia, quien la padezca debe experimentar los siguientes síntomas:

  • Restricción de la ingesta de alimentos que lleva a la persona a un peso inferior de acuerdo a lo normal para su edad y talla.
  • Miedo intenso a subir de peso.
  • Alteración en la forma de percibir el cuerpo (verse con sobrepeso a pesar de estar delgada)

 

Para el diagnóstico de la bulimia se tiene en cuenta los siguientes aspectos:

  • Episodios recurrentes de atracones en un periodo corto de tiempo.
  • Comportamientos inadecuados con la intención de no engordar como vómitos inducidos y abuso de laxantes y diuréticos.
  • Temor a subir de peso.

Los trastornos de la conducta alimentaria requieren tratamiento con un equipo multidisciplinario. Mientras más rápido se diagnostique, las oportunidades de mejoría son mayores. Uno de los objetivos del tratamiento es recuperar el peso corporal con una alimentación adecuada y para esto es necesario contar con asesoría en nutrición.

La medicación también forma parte del tratamiento y es muy importante la terapia psicológica tanto individual como familiar. Los planes de tratamiento están diseñados de acuerdo a las necesidades individuales de cada persona que presenta anorexia o bulimia.

Después del tratamiento, ¿qué debe esperar el paciente y cómo debe ser su estilo de vida?

Las personas con un trastorno de conducta alimentaria pueden recuperarse con un tratamiento adecuado que los lleva a un cambio en su estilo de vida en el aspecto biológico, psicológico y social. Este se da en los siguientes aspectos:

  • Hábitos de vida saludable con una alimentación equilibrada que contenga los nutrientes necesarios para la persona.
  • Recuperación de la autoimagen corporal.
  • Obtener mayor confianza y seguridad en sí mismo.
  • Mejorar la autoestima enfocándose en los valores y aspectos positivos, aprendiendo a aceptarnos y querernos a nosotros mismos.
  • Fomentar la autonomía e independencia.
  • Aprender a solucionar problemas.

Los trastornos alimenticios requieren ayuda psicológica y tratamiento inmediato. Si tú, un familiar o un ser querido los experimentan, es necesario que acudan con un especialista. En Clínica Internacional te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.

asistente clinica internacional