¿Deseas conocer sobre uno de los tipos de cáncer más comunes que suele afectar a los hombres? ¡Entonces no te vayas! En el siguiente artículo propuesto por el Dr. Jonathan Delgado Saavedra, especialista en Urología de Clínica Internacional, podrás aprender más sobre las causas, síntomas y tratamientos del cáncer de vejiga.

¿Qué es el cáncer de vejiga?

El cáncer de vejiga es la segunda neoplasia más frecuente del aparato genitourinario y representa de 1 a 3 % de todos los tumores diagnosticados. Este tipo de cáncer se produce en los tejidos de la vejiga, que es el órgano del cuerpo que retiene la orina.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de vejiga?

Existen tres tipos de neoplasias o cáncer de vejiga que comprenden:

  • Carcinoma epitelial. Ocurre en más del 90% de los casos
  • Carcinoma epidermoide. Ocurre en 5 a 7% de los casos
  • Adenocarcinoma. Ocurre en 1 a 3% de los casos

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de vejiga?

La manifestación más común en el 85% de los casos es la hematuria (presencia de sangre en la orina) indolora, la cual puede ser micro o macroscópica. Adicionalmente, existen una serie de síntomas que pueden indicar cáncer de vejiga como la fatiga, pérdida de peso y sensibilidad en los huesos, y estos pueden indicar una enfermedad más avanzada.

Debes prestar especial atención a los siguientes padecimientos:

  • Dolor al orinar
  • Micción frecuente
  • Micción urgente
  • Incontinencia urinaria
  • Dolor en la zona abdominal
  • Dolor en la espalda baja

sintomas-cancer-vejiga

¿Quiénes están en riesgo de padecer esta condición?

Algunos factores de riesgo son de origen multifactorial. Por ejemplo, entre los factores exógenos destacan el tabaquismo y el contacto con aminas aromáticas. Los procesos inflamatorios crónicos vesicales, litiasis vesicales y divertículos en vejiga también son otros factores que deben considerarse.

Por otra parte, las personas que están en riesgo de padecer esta condición son las siguientes:

  • Quienes tienen un bajo consumo de fluidos
  • Hombres mayores de 55 años
  • Seguir una dieta alta en grasas
  • Tener antecedentes familiares de cáncer de vejiga
  • Haber recibido tener radioterapia previa para tratar un cáncer en el área pélvica

También te interesará: Causas y síntomas del cáncer de próstata – Aprende a cuidarte

¿Cómo se diagnostica el cáncer de vejiga?

Tu médico puede diagnosticar el cáncer de vejiga mediante uno o más de los siguientes métodos:

  • Análisis de orina
  • Examen interno, que implica que tu médico revise internamente la vagina o el recto para palpar bultos que puedan indicar un crecimiento cancerígeno
  • Cistoscopia, que implica la inserción de un tubo estrecho que contiene una pequeña cámara a través de la uretra para ver el interior de la vejiga y buscar la presencia de tumores vesicales.
  • Una biopsia en la que el especialista inserta una pequeña herramienta a través de la uretra y toma una pequeña muestra de tejido de la vejiga para detectar algún tipo de cáncer
  • Una tomografía computarizada para observar la vejiga
  • Rayos X

como-diagnosticar-cancer-prostata

A través de estos exámenes, tu médico podrá calificar el cáncer a través de un sistema de estadificación que va desde las etapas 0 hasta 4, la cual ayuda a identificar qué tan lejos se ha diseminado la enfermedad. Las etapas del cáncer de vejiga significan lo siguiente:

  • El cáncer de vejiga en etapa 0 no se ha diseminado más allá del revestimiento de la vejiga.
  • El cáncer de vejiga en etapa 1 se ha diseminado más allá del revestimiento de la vejiga, pero no ha llegado a la capa de músculo de este órgano.
  • El cáncer de vejiga en estadio 2 se ha diseminado a la capa de músculo de la vejiga.
  • El cáncer de vejiga en etapa 3 se ha diseminado a los tejidos que rodean la vejiga.
  • El cáncer de vejiga en estadio 4 se ha diseminado más allá de la vejiga hasta las áreas vecinas del cuerpo.

¿Cuál es el tratamiento del cáncer de vejiga?

El tratamiento del cáncer vesical dependerá del estadio tumoral, del grado histológico, y de los factores de riesgo. Pueden ser clasificados en:

  • Superficiales (cuando el cáncer no compromete el músculo detrusor)
  • Invasivos (cuando el músculo músculo detrusor se ve comprometido)
  • Metastásicos (cuando ocurre un crecimiento tumoral a distancia).

El tratamiento definitivo será especificado en cada situación y pueden incluir cirugía para extirpar el tumor de la vejiga; quimioterapia o inmunoterapia, que implica tomar medicamentos para que tu sistema inmunológico ataque las células cancerosas; o extracción parcial o total del órgano.

Prevención

El tabaquismo ejerce un efecto pernicioso sobre el epitelio vesical. Es por ello que dejar de fumar y evitar el contacto con fumadores es recomendable. De igual manera, la ingesta de abundantes líquidos, así como seguir dietas ricas en frutas y verduras debe ser estimulada.

En Clínica Internacional contamos con los mejores especialistas altamente calificados que te ayudarán en todo lo que necesites. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.