¿Alguna vez has sentido que tu corazón late tan rápido que parece que se fuera a salir de tu pecho? Según nuestros especialistas en Cardiología, esto podría deberse a una taquicardia, aunque esto dependerá de varios factores y tu edad.

¿Quisieras saber más sobre esta condición? Entonces continúa leyendo este artículo de Clínica Internacional. Expondremos algunas posibles causas de la taquicardia, así como los tratamientos y las medidas de prevención que puedes seguir para tener un corazón saludable.

¿Qué es una taquicardia?

por-que-tengo-taquicardia-causas-sintomas-que-es

La taquicardia es un ritmo cardíaco rápido o irregular, generalmente se da cuando el corazón late a más de 100 a 400 veces por minuto. A estas tasas elevadas, el corazón no puede bombear eficientemente sangre rica en oxígeno a tu cuerpo.

Debido a que el corazón late más rápido, los músculos del corazón, o miocardio, necesitan más oxígeno. Si esto persiste, las células miocárdicas sin oxígeno pueden morir y provocar un ataque cardíaco. Existen 3 tipos de taquicardia:

  • Supraventricular. Esto sucede cuando las señales eléctricas en las cámaras superiores del corazón fallan y hacen que la frecuencia cardíaca se acelere. Tu corazón late tan rápido que no puede llenarse de sangre antes de contraerse, reduciendo así el flujo al resto de tu cuerpo.
  • Ventricular. Esta es una frecuencia cardíaca rápida que comienza en las cavidades inferiores de tu corazón. Ocurre cuando las señales eléctricas en estas cámaras se disparan de manera incorrecta. Nuevamente, el corazón late tan rápido que no puede llenarse de sangre ni bombearlo por el resto de tu cuerpo.
  • Taquicardia sinusal. Esto sucede cuando el marcapasos natural de tu corazón envía señales eléctricas más rápido de lo normal.

Causas de la taquicardia

Las causas de taquicardia incluyen:

  • Condiciones relacionadas con el corazón, como presión arterial alta (hipertensión).
  • Insuficiente suministro de sangre al músculo cardíaco debido a enfermedad de la arteria coronaria (aterosclerosis), enfermedad de la válvula cardíaca, insuficiencia cardíaca, enfermedad del músculo cardíaco (miocardiopatía), tumores o infecciones.
  • Otras afecciones médicas, como enfermedad de la tiroides, ciertas enfermedades pulmonares, desequilibrio electrolítico y abuso de alcohol o drogas.
  • Estrés emocional o beber grandes cantidades de bebidas alcohólicas o con cafeína.
  • Realizar ejercicio extenuante.
  • Consumir demasiado alcohol.
  • Una reacción a ciertos medicamentos.
  • Consumo de cocaína y otras drogas recreativas.

Síntomas

por-que-tengo-taquicardia-causas-sintomas-sintomas

No importa qué tipo de taquicardia tengas, puede sentir:

  • Mareos
  • Aturdimiento
  • Falta de aliento
  • Dolor de pecho
  • Debilidad repentina

En casos extremos, puede quedar inconsciente o sufrir un paro cardíaco. Incluso hay veces en que una frecuencia cardíaca súper rápida no causa ningún síntoma.

Te interesará: Bypass coronario: De qué trata esta cirugía

Diagnóstico

por-que-tengo-taquicardia-causas-sintomas-diagnostico

Para saber si sufres de taquicardias, tu cardiólogo te pedirá que te realices los siguientes exámenes:

  • Electrocardiograma. Esta prueba registra la actividad eléctrica en tu corazón y ayuda a tu cardiólogo a buscar cosas que no parecen normales. Puede que tengas que usar un monitor holter, una máquina portátil que registra las señales de tu corazón durante 24 horas.
  • Prueba de esfuerzo. Tu cardiólogo te hará caminar en una cinta mientras monitorea tu actividad cardíaca.
  • Imagen de fuente magnética. Mide los campos magnéticos del músculo cardíaco y busca debilidades.
  • Ecocardiograma. Es un tipo de ultrasonido en el que se registran los ecos y se reproduce una imagen en movimiento del corazón.
  • Análisis de sangre. Ayudan a determinar si los problemas de la tiroides u otras sustancias son factores que contribuyen a la taquicardia.

Tratamiento para la taquicardia

por-que-tengo-taquicardia-causas-sintomas-tratamiento

Su médico decidirá qué es lo mejor después de obtener los resultados de tu prueba. Las opciones de tratamiento varían, dependiendo de la causa de la afección, la edad y la salud general de la persona con taquicardia y otros factores.

Los tratamientos para la taquicardia van desde medicamentos hasta cirugía, pero todo dependerá de tu diagnóstico.

  • Si tienes taquicardia sinusal, lo primero será reducir tu ritmo cardíaco a través de cambios en el estilo de vida, disminución del estrés o tomar medicamentos para bajar la fiebre.
  • Si tiene taquicardia supraventricular, tu cardiólogo puede recomendarte que tomes menos cafeína o alcohol, duerma más o dejes de fumar.
  • Los tratamientos para la taquicardia ventricular pueden incluir medicamentos para restablecer las señales eléctricas o la ablación del corazón, un procedimiento que destruye el tejido cardíaco anormal que está causando la afección. También se podría hacer uso de un desfibrilador cardioversor implantable (DCI) para interrumpir los ritmos cardíacos rápidos.

El objetivo del tratamiento es abordar la causa de la taquicardia. Cuando sea clínicamente aplicable, tu cardiólogo intentará reducir la frecuencia, prevenir episodios posteriores de taquicardia y reducir las complicaciones de riesgo.

Una frecuencia cardíaca rápida no siempre necesita tratamiento, pero como a veces suele ser mortal, es importante que visites a tu cardiólogo. Habla con el de inmediato si tienes algún tipo de latido cardíaco irregular.

Prevención

Existen ciertas medidas que pueden evitar que un latido cardíaco se acelere demasiado o se convierta en un problema de salud.

  • Ablación por catéter de radiofrecuencia. Los catéteres ingresan al corazón a través de los vasos sanguíneos. Los electrodos en los extremos del catéter se calientan para extirpar las pequeñas secciones del corazón responsables de los latidos anormales.
  • Cuando se toman regularmente, los medicamentos antiarrítmicos pueden prevenir la taquicardia.
  • Desfibrilador cardioversor implantable (DCI). Es un dispositivo que se implanta quirúrgicamente en el tórax y monitorea continuamente los latidos del corazón. Al detectar cualquier anormalidad de los latidos cardíacos, aplica descargas eléctricas para restaurar todo a la normalidad.
  • Cirugía. A veces, se necesita cirugía para extraer una sección de tejido. Este procedimiento generalmente solo se usa cuando otras terapias no han sido efectivas o si la persona tiene otro trastorno cardíaco.

Si tienes más de 50 años, recuerda visitar a tu cardiólogo regularmente para descartar cualquier problema en tu corazón. La prevención es la manera más eficaz de evitar miles de enfermedades.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Cardiología, en donde podrás tratar distintos problemas del corazón y aparato circulatorio. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros cardiólogos, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.