El cáncer de mamá es el tumor maligno más común en las mujeres; 1 de cada 8 mujeres en el mundo padecerá de esta enfermedad. Los avances en la detección y el tratamiento han mejorado dramáticamente las tasas de supervivencia en los últimos años.  El reconocimiento de los signos pero principalmente el realizarse los exámenes de detección a tiempo, constituyen la manera más importante de vencer a la enfermedad. Asimismo, es importante conocer los factores de riesgo para disminuir la posibilidad de contraerla. Es por ello que en el siguiente artículo de Clínica Internacional , como parte de nuestra  Unidad de Diagnóstico Integral de la Mamá-UDIM, queremos compartir más información sobre el cáncer de Mamá para que así puedas detectarlo a tiempo.

No hay un método de prevención para el cáncer de mama y no hay manera de evitar que se produzca, lo único que podemos prevenir es perder a una mujer por esta enfermedad al detectarla a tiempo o en etapas muy tempranas, principalmente mediante el uso de la MAMOGRAFÍA.

 

clinica-internacional-ginecologia-cancer-mama-tratamiento
Tanto las mujeres como los hombres pueden sufrir de cáncer.

Síntomas

Los primeros síntomas del cáncer de mama generalmente son la presencia de un bulto en la zona del seno o cerca de la axila. Un área de tejido engrosado en el seno también podría representar una amenaza.

Otros síntomas incluyen:

  • Un dolor en las axilas o el pecho que no cambia con el ciclo menstrual.
  • Picaduras o enrojecimiento de la piel del seno.
  • Erupción alrededor en uno o ambos pezones.
  • Secreción de un pezón, posiblemente con sangre.
  • Un pezón hundido o invertido.
  • Un cambio en el tamaño o forma del seno.
  • Descamación de la piel en el seno o pezón.

La mayoría de los bultos pueden llegar a ser no cancerosos, pero para descartar dicha posibilidad debes acercarte a un especialista en cáncer de mama.

Etapas

El cáncer se clasifica según el tamaño del tumor y si se ha diseminado a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo. Existen diferentes formas de clasificar el cáncer de mama, una de ellas es dividiéndola en 5 etapas:

  • Etapa 0: conocido como carcinoma ductal in situ, las células están limitadas a un conducto y no han invadido los tejidos circundantes.
  • Etapa 1: al comienzo de esta etapa, el tumor mide hasta 2 centímetros de ancho y no ha afectado ningún ganglio linfático.
  • Etapa 2: el tumor mide 2 cm de ancho y ha comenzado a extenderse a los nodos cercanos.
  • Etapa 3: el tumor mide hasta 5 cm de ancho y puede haberse diseminado a algunos ganglios linfáticos.
  • Etapa 4: el cáncer se ha diseminado a órganos distantes, especialmente los huesos, el hígado, el cerebro o los pulmones.

Causas

Después de la pubertad, el seno de una mujer consiste en grasa, tejido conectivo y miles de lóbulos, glándulas diminutas que producen leche durante la lactancia. El cáncer de mama generalmente comienza en el revestimiento interno de los conductos lácteos o en los lóbulos que suministran leche. Desde allí, el cáncer se puede propagar a otras partes del cuerpo.

Factores de riesgo

La causa exacta no está clara, pero algunos factores de riesgo hacen que el cáncer de mama sea más probable, siendo algunos de estos prevenibles:

  • El riesgo aumenta con la edad.
  • Genética. Si un familiar cercano tiene o ha tenido cáncer de mama, el riesgo es mayor.
  • Las mujeres que portan los genes BRCA1 y BRCA2 tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, cáncer de ovario o ambos. Estos genes pueden ser heredados.
  • Una historia de clínica con cáncer de mama o bultos en los senos. Las mujeres que han tenido cáncer de mama antes tienen más probabilidades de volver a tenerlo, en comparación con las que no tienen antecedentes de la enfermedad.
  • Tener algunos tipos de bultos en los senos benignos o no cancerosos aumenta la posibilidad de desarrollar cáncer más adelante. Los ejemplos incluyen hiperplasia ductal atípica o carcinoma lobular in situ.
  • Denso tejido mamario. El cáncer de mama es más probable que se desarrolle en el tejido mamario de mayor densidad.
  • Exposición a niveles altos de estrógeno. La exposición al estrógeno durante un período más prolongado parece aumentar el riesgo de cáncer de mama. Esto podría deberse al inicio de la menopausia debido a que en ese momento los niveles de estrógeno son más altos. En cambio, la lactancia materna, especialmente durante más de 1 año, parece reducir la posibilidad de desarrollar cáncer de mama, posiblemente porque el embarazo seguido de la lactancia materna reduce la exposición al estrógeno.
  • Peso corporal. Las mujeres con sobrepeso u obesidad pueden tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. La alta ingesta de azúcar también puede ser un factor.
  • Consumo de alcohol. Una tasa más alta de consumo regular de alcohol parece jugar un papel debido a que estudios han demostrado que las mujeres que consumen más de 3 bebidas al día tienen un riesgo mayor de sufrir de cáncer.
  • Exposición a la radiación. El tratamiento de radiación para un cáncer que no es cáncer de mama aumenta el riesgo de desarrollarlo en el futuro.
  • Implantes cosméticos. Las mujeres con implantes mamarios cosméticos a quienes se les diagnostica cáncer de mama tienen un mayor riesgo de morir a causa de la enfermedad y un 25% más de probabilidades de ser diagnosticadas en una etapa posterior, en comparación con las mujeres sin implantes. Esto podría deberse a que los implantes enmascaran el cáncer durante la detección o porque los implantes producen cambios en el tejido mamario.

Te interesará: “Estilos de vida salubable para los sobrevivientes de cáncer de mama“.

Tipos de cáncer de mama

El cáncer de mama dividirse en invasivo o no invasivo:

  • El cáncer de mama invasivo es cuando las células cancerosas se desprenden del interior de los lóbulos o conductos e invaden el tejido cercano, lo que aumenta la posibilidad de propagarse a otras partes del cuerpo.
  • El cáncer de mama no invasivo es cuando el cáncer aún se encuentra en su lugar de origen y no se ha manifestado. Sin embargo, estas células pueden eventualmente convertirse en cáncer de mama invasivo.

Diagnóstico

clinica-internacional-ginecologia-cancer-mama-prevencion

Algunas pruebas y procedimientos ayudan a confirmar un diagnóstico de un cáncer de mama son:

  • Examen de senos. El médico revisará los senos del paciente para detectar bultos y otros síntomas. Se le pedirá al paciente que se siente o se pare con los brazos en diferentes posiciones, como por encima de la cabeza y por los costados.
  • Pruebas de imagen. Una mamografía es un tipo de radiografía que se usa comúnmente para la detección inicial del cáncer de mama ya que produce imágenes que pueden ayudar a detectar bultos o anomalías. Después de los 40 años, la mamografía es el único método más eficiente para detectar el cáncer de mama a tiempo. Una ecografía puede ayudar a diferenciar entre una masa sólida o un quiste lleno de líquido. Una resonancia magnética consiste en inyectar un tinte en el paciente para descubrir hasta qué punto se ha propagado el cáncer.
  • Biopsia. Se extrae una muestra de tejido quirúrgicamente para analizar. A través de un estudio, se determina si las células son cancerosas y, si es así, qué tipo de cáncer es.

El diagnóstico ayuda a establecer en qué etapa de cáncer se encuentra la paciente a través del:

  • Tamaño de un tumor
  • Qué tan lejos se ha extendido
  • Si es invasivo o no invasivo
  • Si ha hecho metástasis o se ha diseminado a otras partes del cuerpo

Al conocer en qué etapa de cáncer de mama se encuentra la paciente, se decidirá las mejores opciones de tratamiento.

En Clínica Internacional, contamos con la Primera Unidad de Diagnóstico Integral de mama UDIM, así como un cuerpo médico exclusivo certificado internacionalmente.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de:

  • El tipo de cáncer de mama
  • La etapa del cáncer
  • Sensibilidad a las hormonas
  • La edad del paciente y su estado general de salud

Las principales opciones incluyen:

  • Terapia de radiación
  • Cirugía
  • Terapia hormonal
  • Quimioterapia

Si se necesita cirugía, la elección dependerá del diagnóstico del médico. Entre las cirugías se encuentran la lumpectomía, mastectomía, entre otros.

Prevención

No existe prevención en cáncer de mama, lo más importante es la detección temprana

El mejor método para su detección temprana es que se realice una MAMOGRAFÍA ANUAL en mujeres mayores de 40 años y  que se autoexaminen regularmente. Sin embargo, no esperes palparte un tumor en la mama para hacerte una MAMOGRAFÍA.

La mamografía es capaz de detectar a la enfermedad aún 2 años antes que un médico experto pueda palparlo y cuando la paciente aún no siente ningún síntoma. La mamografía es el único método que ha demostrado disminuir la mortalidad por cáncer de mama 

Cuando sientas alguna anomalía en alguno de tus senos, visita inmediatamente a tu médico.

Algunas formas de disminuir el riesgo de tener la enfermedad son:

  • Evitar el consumo excesivo de alcohol.
  • Seguir una dieta saludable con muchas frutas y verduras frescas.
  • Realizar ejercicio regularmente.
  • Mantener un índice de masa corporal saludable.

En  Clínica Internacional  contamos con la primera Unidad de Diagnóstico Integral de la Mamá, en donde podrás aprender más sobre la salud de la mujer. Si desea reservar una cita con algunos de nuestros especialistas, puede hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea. 

 

Fuente y adaptación de: medicalnewstoday.com