Si alguna vez has tenido cálculos renales, seguro que te acordarás de ello. El dolor puede ser insoportable y no para hasta que la o las pequeñas piedras pasan a través del sistema urinario y logran expulsarse del cuerpo. En caso no tengas mucho conocimiento o te gustaría saber más sobre qué son los cálculos renales, te invitamos a leer el siguiente artículo de Clínica Internacional.

dolor debido a los cálculos renales

¿Qué son los cálculos renales?

Los cálculos renales, conocidos con el término médico de Nefrolitiasis, son una acumulación de cristales en los riñones. Estas masas duras provocan mucho dolor y problemas en el sistema urinario como infecciones.

Los cálculos pueden empezar como simples granos de arena y permanecer en los riñones sin causar ningún síntoma. El dolor ocurre cuando estas piedras aumentan de tamaño, llegando incluso a ser del tamaño de una pelota de golf.

¿Quiénes están en riesgo de sufrir de cálculos renales?

Los problemas relacionados a los cálculos renales son más comunes entre las edades de 30 y 60 años; afectan a alrededor del 15% de los hombres y el 10% de las mujeres durante sus vidas. Aquellos que son propensos a múltiples cálculos renales generalmente desarrollan sus primeras piedras durante la segunda o tercera década de sus vidas.

En sí, cualquiera puede desarrollar cálculos renales, pero las personas con ciertas enfermedades y afecciones, o quienes toman ciertos medicamentos son más susceptibles a su desarrollo.

Un pequeño número de mujeres embarazadas desarrollan cálculos renales, y hay alguna evidencia de que los cambios relacionados con el embarazo pueden aumentar el riesgo de formación de cálculos. Los factores que pueden contribuir a la formación de cálculos durante el embarazo son distintas. Desde la disminución del paso de la orina, debido al aumento de los niveles de progesterona, hasta la reducción en la ingesta de líquidos debido a la poca capacidad de retención de líquidos de la vejiga por la ampliación del útero.

 Las mujeres embarazadas sanas también tienen un ligero aumento en la excreción urinaria de calcio. Sin embargo, no está claro si los cambios del embarazo son directamente responsables por la formación de cálculos renales o si estas mujeres padecen de otro factor subyacente que las predispone a la formación de cálculos renales.

Tipos de cálculos renales

cálculos renales piedras
Te interesará: “Cómo prevenir las infecciones urinarias“.

 

Los cálculos renales se clasifican por la sustancia que los forma. Los principales tipos son:

  • Cálculos de calcio
  • Cálculos de estruvita
  • Cálculos de ácido úrico
  • Cálculos de cistina

Dependiendo del tipo, las piedras pueden ser más duras o suaves, más grandes o pequeñas, o causen más o menor dolor. Dependiendo del tipo de cálculos que te detectes, es probable que sigas un tratamiento distinto también.

Síntomas 

A pesar de que la piedra está en el riñón o el uréter, el dolor de los cálculos se siente en otro lugar. Los síntomas incluyen:

  • Dolor fuerte en la parte baja de la espalda
  • Dolor de la ingle
  • Dolor en los testículos o escroto en el caso de los hombres
  • Dolor en la parte lateral del abdomen
  • Nauseas
  • El paciente orina con mayor frecuencia
  • Dolor al orinar
  • Sangre en la orina
  • Orina turbia
  • La orina huele mal
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Resfriado
  • Debilidad
  • Diarrea

Busca atención médica de urgencia si hay fiebre, el dolor empeora rápidamente con o sin escalofríos o temblores.

¿Qué causa los cálculos renales?

Las causas de los cálculos renales incluyen:

  • No beber suficientes líquidos cada día (deshidratación)
  • Acumulación de ciertas sustancias de algunos medicamentos en los riñones
  • Consumo de una dieta alta en proteínas, pero baja en fibras
  • Inactividad
  • Antecedentes familiares de cálculos renales
  • Infección renal
  • Enfermedades relacionadas al riñón
  • Infecciones urinarias
  • Presencia de cálculos renales anteriormente
  • Tener solo un riñón
  • Haber tenido una operación de bypass en el sistema digestivo
  • Padecer de la enfermedad de Crohn u otras enfermedades digestivas
  • Padecer de la condición genética hipercalciuria que produce calcio extra en la orina
  • Hiperactividad de la glándula paratiroidea que afecta el calcio en el cuerpo
  • Sarcoidosis
  • La condición médica Gota
  • Algunos tipos de cáncer
  • Seguir el tratamiento de quimioterapia para el cáncer
  • Cistinuria, condición que afecta el ácido en la orina.

Diagnóstico 

Un diagnóstico de cálculos renales se basa en los síntomas, la historia clínica y pruebas, incluyendo:

  • Análisis de orina
  • Exámenes a las piedras o fragmentos que se encontraron en la orina
  • Análisis de sangre para problemas renales
  • Tomografías computarizadas
  • Radiografía
  • Exámenes de ultrasonido
  • Pruebas de urografía intravenosa, pielograma intravenoso, y más radiografías tomadas luego de inyectar un tinte especial en el brazo del paciente

Tratamiento

El tratamiento puede no ser necesario, especialmente si las piedras son lo suficientemente pequeñas para pasar por la orina. El paciente solo deberá tomar grandes cantidades de agua para mantener la orina limpia.

En caso se necesite de tratamiento médico, el paciente deberá ser admitido a un hospital. En estos casos el tratamiento puede variar e incluir lo siguiente:

  • Medicamentos para aliviar el dolor y reducir las náuseas.
  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC) para romper los cálculos por voladura a través de ondas sonoras de alta frecuencia.
  • Se usa un instrumento que se pasa a través de la uretra, vejiga y por último el uréter para eliminar las piedras presentadas.
  • Nefrolitotomía percutánea (NLP), utilizando un instrumento que pasa a través de una incisión para romper los cálculos.
  • A través de una operación quirúrgica abierta para llegar a los riñones y el uréter. De esta manera, se extraerán los cálculos.

Las complicaciones de alguno de estos procedimientos para eliminar cálculos pueden ser infecciones (sepsis), obstrucción del uréter debido a los pequeños pedazos de piedra, daño al uréter, más dolor y sangrado.

Cómo prevenir cálculos renales

cálculos renales tomar agu

Los cálculos renales no siempre se pueden prevenir, pero la principal forma de ayudar a detener la formación de cálculos es bebiendo mucho líquido todos los días, sobre todo en los días cálidos y después de realizar ejercicio.

Si ya has tenido cálculos renales, o si tu médico cree que estás en un riesgo más alto de presentar nuevamente estas piedras, él te puede recomendar otras medidas de prevención:

  • Bajo supervisión médica, reduce el consumo de alimentos que contienen oxalatos; por ejemplo, la betarraga y la soya.
  • Bajo supervisión médica, reduce la cantidad de carnes, aves y pescado.
  • Diuréticos (conocidas como píldoras de agua).
  • Medicamentos para reducir los niveles de ácido úrico o cisteína.

En Clínica Internacional, conocerás las enfermedades y condiciones que pueden afectar a tu salud para así prevenirlas. Con nuestras distintas especialidades, podrás vivir una vida larga y saludable. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.