Muchas personas subestiman el valor nutricional de un buen desayuno. Por ejemplo, algunas solo toman un vaso de jugo o una taza de café por la mañana. Sin embargo, muchas investigaciones han demostrado que este tipo de rutina no es la adecuada, en especial si se trata de los más pequeños del hogar. Es por ello que alimentarse después de despertarse ayuda mucho para vivir una vida más saludable.

Ahora que las clases han iniciado nuevamente y es hora de levantarse temprano, en Clínica Internacional, te mencionaremos los beneficios del desayuno, la comida más importante del día.

desayuno importancia niños

Conceptos básicos del desayuno

 

Imagina que eres un auto. Después de una larga noche de sueño, tu tanque de combustible estará vacío. El desayuno vendría a ser el combustible que te permitirá volver a la carretera; debe proporcionarte suficiente energía para que tu cuerpo comience a funcionar y se mantenga en buenas condiciones hasta la hora del almuerzo.

Un estudio comparó la eficiencia física y mental de un grupo de adultos a lo largo del día, algunos de los cuales desayunaron mientras que otros no. Contrastando con aquellos que desayunaron, las personas que no se alimentaron bien se volvieron menos eficientes a medida que avanzaba el día. A pesar que su productividad solo mejoró luego de almorzar, sus labores no llegaron a dar los mismos resultados en comparación con las personas que sí habían desayunado.

desayuno importancia

En el caso de los niños, un buen desayuno es fundamental. Aquellos que no ingieren alimentos adecuados durante las primeras horas del día se cansan en la escuela y tienen periodos de atención más cortos. De acuerdo a los resultados obtenidos en un estudio sobre la materia, los puntajes de los exámenes de quienes no desayunaban eran generalmente más bajos que los que habían tomado un desayuno equilibrado.

Otra buena razón para asegurarse de que consuman un desayuno balanceado es que, normalmente, los niños no consumen suficientes vitaminas y minerales durante el almuerzo y la cena. Al tomar desayuno, es más probable que obtengan estos nutrientes que tanto necesitan. Además, los niños que no desayunan adecuadamente tienden a comer más comida chatarra durante el día, es decir, refrigerios altos en grasa y azúcar, y de bajo valor nutricional.

Beneficios del desayuno

Las siguientes son razones clave por las cuales el desayuno debe representar una prioridad en la alimentación de cada niño:

 

1. El desayuno equivale a un mejor comportamiento

 

Los niños que se saltan el desayuno están más cansados, irritables e inquietos en el transcurso del día. Estos síntomas conducen a un comportamiento agresivo que hace que tengan problemas en la escuela. Aquellos que ingieren regularmente una comida en la mañana tienen más energía, son menos propensos a exhibir un  mal comportamiento y tienen una mejor actitud en el colegio.

 

2. El desayuno mejora el rendimiento académico

 

El desayuno ayuda a mejorar el rendimiento mental y la concentración durante las actividades matutinas. Si un niño se salta esta comida, es más probable que sienta más cansancio y esté menos atento en las clases. Los maestros observan que los niños que van al colegio con hambre tienen más dificultades de aprendizaje en comparación con los niños bien alimentados.

Asimismo, se ha demostrado que quienes comen un rico desayuno rinden mucho más en sus labores escolares y muestran energía extra en los deportes y otras actividades físicas.

 

3. El desayuno y la pérdida de peso: ¿cuál es la conexión?

 

Algunos adolescentes eligen omitir el desayuno como una manera de perder peso. Sin embargo, no consumirlo hace que tengan más probabilidades de subir de peso, ya que son más propensos a ingerir bocadillos entre comidas o almorzar y cenar en grandes cantidades. Como resultado, se observa un aumento de peso por comer en exceso durante todo el día.

desayuno nutricional niños
Los desayunos ricos en fibra y en carbohidratos ayudan a los niños a sentirse llenos por más tiempo, por lo que pueden comer menos.

Sé creativo con sus opciones de desayuno

 

Es fácil preparar un buen desayuno. En el caso que tu niño no tenga tanta hambre, primero haz que tome un vaso de agua o jugo de naranja; esto ayudará a aumentar su apetito. Si no está acostumbrado a desayunar, puedes comenzar dándole una pequeña porción antes de que se vaya al colegio y el resto, como refrigerio de media mañana. A medida que tu hijo se acostumbra a desayunar, aumenta lentamente la cantidad de alimentos.

 

Un buen desayuno debe incluir alimentos nutritivos

 

El pan, los cereales integrales, las frutas, la leche, el yogur y los huevos son buenas opciones para una nutrición saludable. Para los niños mayores de dos años, la leche baja en grasa o que prescinda de esta sustancia es una buena bebida para incluir con el desayuno.

El objetivo de esta comida es alimentar el cuerpo de tu hijo con la proteína y la energía que necesita para comenzar el día. Por supuesto, los niños a menudo aprenden más con el ejemplo, por lo que es importante que tú, como padre, seas un buen modelo para ellos: toma un desayuno nutritivo todos los días.

 

Sugerencias para que tus hijos desayunen todas las mañanas

 

  • Si no tienes mucho tiempo en la mañana, intenta cortar un poco de fruta en la noche, de modo que esté lista para solo agregarla a los cereales o yogur.
  • Configura la alarma 15 minutos antes para que tengas más tiempo para preparar el desayuno.
  • Elije alimentos que requieran poca preparación, como leche, yogur, queso, cereales integrales o avena instantánea.
  • Mezclar una variedad de cereales saludables, especialmente los que son bajos en azúcar, son una buena fuente de carbohidratos y fibra para los niños.

En Clínica Internacional nos importa tu salud y la de tu familia. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas, hazlo a través de nuestra sección Citas en Línea.