No todo acerca de tu periodo menstrual es negativo. Es más, ¿sabías que una mujer puede tener periodos regulares o irregulares? Dependiendo del tipo que tengas, sabrás que tan saludable estás. Para eso, deberás ir a un especialista en ginecología quien te brindará toda la información sobre los periodos menstruales. En el siguiente artículo de Clínica Internacional, sabrás cuáles son los beneficios para tu salud de tener un ciclo menstrual regular.

dolor menstrual

El ciclo menstrual de una mujer es clave para aprender, planificar y tomar decisiones acerca de su salud, estado de ánimo y, naturalmente, su vida sexual. Los periodos menstruales regulares te dicen que tus hormonas están en equilibrio. Si una mujer tiene ciclos menstruales irregulares y no los trata a tiempo, esto puede conducir a un empeoramiento del síndrome premenstrual, fatiga y aumento de peso, así como a un mayor riesgo de problemas de salud.

Beneficios del periodo menstrual en una mujer

A continuación, te mencionaremos algunos beneficios de los periodos menstruales regulares para tu salud:

  1. Conoces cuándo tus hormonas están en o fuera de equilibrio
  2. Aprendes acerca de tus huesos, tiroides y salud metabólica
  3. Identificas tus mejores días para la excitación y placer sexual
  4. Aumenta tu energía para realizar ejercicios
  5. Te ayuda a decidir sobre tu salud
  6. Crea bienestar emocional

Cada mujer tiene un ciclo menstrual único. Los siguientes son los beneficios de tener una vida saludable y por ende un periodo regular en la menstruación.

Periodo Regular vs. Periodo Irregular

A menudo oímos que el ciclo “normal” es de 28 días, y muchas mujeres se guían de esto. Sin embargo, si un ciclo dura entre 21-36 días, y eres regular, no tienes de que preocuparte.

¿Qué se puede hacer con respecto a los periodos irregulares?

periodo menstrual regular beneficios
¿Te gustó este artículo de Clínica Internacional? Entonces te encantará el siguiente: “¿Qué debemos saber sobre un embarazo de alto riesgo?

 

Si sufres de periodos irregulares o del síndrome premenstrual, tu cuerpo te dice que no está totalmente equilibrado. Esta es una oportunidad para traer de vuelta el equilibrio que tu cuerpo tanto necesita y así disfrutes de los beneficios para la salud de un ciclo menstrual regular.

¿Qué nos proporciona cada periodo?

El periodo proporciona una “actualización mensual” sobre la tiroides, la salud ósea, y a todo lo relacionado a lo hormonal y reproductivo.

En primer lugar, los periodos regulares significan que estás lista para quedar embarazada. Pero además de lo que concierne a la reproducción, los ritmos del ciclo menstrual reflejan el equilibrio en otros sistemas y funciones de tu cuerpo.

Esto se debe a que cada mes tus periodos son el resultado de una conversación coordinada entre el cerebro y los ovarios. Dos de las regiones del cerebro que dirigen esta conversación, el hipotálamo y la hipófisis, también están conectadas íntimamente con las glándulas suprarrenales, tiroides, y el intestino a lo largo de estas mismas vías. Así que cuando un sistema se interrumpe, los otros sufren. Estas consecuencias que afectan a todo el cuerpo son:

  • Desequilibrio hormonal. Una menstruación regular te dice que tu cuerpo está en la homeostasis, lo que significa que tienes los niveles adecuados de hormonas sexuales óptimas para la reproducción. Cuando estas hormonas están en equilibrio, te sientes bien, estás enérgico y duermes bien. Cuando estás bajo estrés constante, tus hormonas salen de este equilibrio; un periodo irregular es una de las primeras formas que tu cuerpo pide ayuda.
  • Mala salud ósea. El equilibrio natural entre las hormonas sexuales del estrógeno, la progesterona y la testosterona ayuda a asegurar que tengas periodos sanos y una salud ósea saludable. Y lo mismo ocurre en el equilibrio de las otras hormonas importantes, incluyendo la insulina, tiroides, paratiroides y las hormonas del estrés. De hecho, tus huesos son un órgano endocrino. Si tus periodos se vuelven irregulares, puede que el desarrollo de tus huesos no sea el adecuado.
  • Baja función tiroidea. Situado en el centro entre el cerebro y el resto del cuerpo, la tiroides actúa como una “estación de transferencia,” controlando la velocidad de las funciones de cada célula y glándula en el cuerpo (relacionadas al crecimiento, restauración, y metabolismo). Cuando la tiroides está hipoactiva, puede conducir a la fatiga, aumento de peso, depresión, colesterol alto, y otros síntomas. Si tu tiroides está saludable y cumple con sus funciones, tus periodos serán más regulares.
  • Peso no saludable. La grasa, en particular el tejido adiposo alrededor de la cintura, también actúa como un órgano endocrino; crea estrógeno (así como la leptina, una hormona que ayuda a regular la ingesta y gasto de energía, incluyendo el apetito). La dominación del estrógeno y la resistencia a la insulina son tipos de desequilibrio hormonal asociados con el peso corporal extra y las irregularidades menstruales. Además, el peso insuficiente como resultado de una dieta estricta, el sobreentrenamiento, u otro estrés físico o emocional, también puede provocar irregularidades menstruales, incluyendo la amenorrea (falta de periodos).
  • Mala función suprarrenal. Cuando estamos bajo estrés, independientemente de la fuente (peligro, relaciones personales, trabajo, medio ambiente), hay un aumento de actividad a lo largo del eje entre el cerebro y las glándulas suprarrenales. Estás glándulas generan hormonas como el cortisol que nos ayudan a responder a una amenaza. El cortisol afecta indirectamente el equilibrio entre las hormonas sexuales incluyendo el estrógeno, la progesterona y la DHEA (dehidroepiandrosterona). Como resultado, muchas mujeres tienen o se saltan sus periodos, o sufren de síndrome premenstrual cuando están bajo estrés.

¿Por qué un ciclo regular me beneficiaría al realizar ejercicios?

periodo menstrual regular beneficios ejercicios

Otro ejemplo de porqué estar en sintonía con tu ciclo puede beneficiar tu salud se refiere al momento cuando realizas ejercicios. Tus niveles hormonales también influyen en el tipo de “combustible” que está disponible para los músculos de trabajo y por consiguiente en el tipo de entrenamiento que te resultará más fácil de realizar.

Por ejemplo, los niveles bajos de estrógeno favorecen la quema de glucógeno para obtener energía rápida. Como resultado, algunas mujeres encuentran que cuando su nivel de estrógeno es más bajo (regularmente en los días 4-11), pueden realizar trabajos de mayor intensidad con facilidad, y presentan una menor frecuencia cardiaca y respiratoria.

Ten en cuenta tus decisiones de salud junto con tu periodo menstrual

Las mujeres son más fértiles en el día 14 de su ciclo, ten esto en mente al tomar cualquier decisión sobre el embarazo, planificación familiar, o el uso de anticonceptivos.

También puede utilizar tu ciclo para tomar otras decisiones sobre tu salud. Por ejemplo, investigaciones han demostrado que los niveles de colesterol de las mujeres corresponden con los cambios mensuales en los niveles de estrógeno. Esta variación natural, sugieren, podría indicar la necesidad de tener en cuenta las fases del ciclo menstrual de una mujer antes de evaluar sus medidas de colesterol. Estudios también han demostrado que una mamografía es más precisa si se programa la primera semana del ciclo menstrual.

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Ginecología, en donde podrás atenderte desde el primer día de gestación. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros especialistas en ginecología, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.