En los bebés, la mayoría de las erupciones faciales son inofensivas y tienden a desaparecer sin tratamiento. Sin embargo, los especialistas en pediatría siempre recomiendan que prestes atención a estos sarpullidos, ya que pueden indicar una infección más grave. Si eres de los que se preguntan por qué mi bebé tiene sarpullido en la cara, continúa leyendo.

Ser capaz de distinguir entre diferentes tipos de sarpullidos en los bebés puede ayudarte a saber cuándo debes buscar asesoramiento profesional. Para ello, en el siguiente artículo de Clínica Internacional, te mencionaremos los problemas más comunes que pueden aparecer no solo en el rostro de tu pequeño hijo, sino también en su cuerpo.

Acné en bebés

bebe-sarpullido-cara-razones-acne-bebes

El acné en bebés se desarrolla generalmente entre las dos a cuatro semanas después del nacimiento. Notarás pequeñas protuberancias rojas o blancas en las mejillas, la nariz y la frente de tu bebé. Aunque la causa es desconocida, por lo general desaparecen por sí solos en unos tres o cuatro meses y no dejan marcas.

Para tratar el acné en bebés, no use ninguno de los productos de venta libre para el acné que usaría en un adolescente o persona mayor. Estos pueden dañar la delicada piel de tu hijo. En su lugar, el cuidado regular en el hogar deberá ser suficiente para tratar el acné en bebés:

  • Lava la cara de tu hijo diariamente con un jabón suave.
  • No frotes duro o pellizques las zonas irritadas.
  • Evita las lociones o productos para el rostro oleosas.

Si te preocupa que el acné de tu bebé no está disminuyendo o desapareciendo, tu pediatra te recomendará o recetará algún tratamiento.

Eczema en bebés

El eczema es una condición dermatológica que causa que la piel se vuelva áspera, seca, irritada, inflamada, se torne de color rojo y presente una picazón o sarpullido muchas veces dolorosa.

Es más común en niños y a menudo se desarrolla en los primeros 6 meses de vida. La afección puede continuar a medida que el niño crece. En los bebés de hasta 6 meses de edad, el eczema a menudo aparece en las mejillas o la frente. A medida que tu hijo el bebé crece, la erupción puede expandirse a los codos, las rodillas y los pliegues de la piel.

Aunque se desconoce la causa exacta del eczema, los expertos creen que los factores genéticos y ambientales pueden activarlo, causando inflamación e irritación de la piel. Algunos de los alérgenos o irritantes son:

  • Caspa de mascota
  • Ácaros del polvo
  • Polen
  • Calor y sudoración
  • Detergentes
  • Limpiadores domésticos
  • Humo del cigarro
  • El babear también puede irritar el eczema alrededor del mentón o la boca

No hay cura para el eczema, pero hay formas de controlar los síntomas de tu bebé:

  • Darle a tu bebé baños cortos y tibios (entre 5 y 10 minutos) y usar jabón suave.
  • Aplicar cremas hidratantes o humectantes dos veces al día.
  • Usar detergente para ropa sin perfume diseñado para pieles sensibles.

El pediatra de tu bebé te recomendará otros tratamientos, así como consejos para evitar que el eczema aparezca o brote.

Milia en bebés

bebe-sarpullido-cara-razones-milia-bebes

La milia son pequeñas protuberancias blancas en la nariz, el mentón o las mejillas de un recién nacido que se parecen al acné. También pueden aparecer en los brazos y piernas. Las protuberancias son causadas por escamas de piel muertas que quedan atrapadas cerca de la superficie de la piel. Al igual que el acné en bebés, la milia desaparece sin tratamiento.

Sin embargo, puedes ayudar a eliminarla al realizar lo siguiente en tu hogar:

  • Lavar la cara de su bebé diariamente con un jabón suave.
  • No frotar duro o pellizcar las zonas irritadas.
  • Evitar lociones o productos para el rostro oleosas.

Te interesará: Varicela en niños: cuida a tu hijo contra esta enfermedad.

Dermatitis seborreica en bebés

La dermatitis seborreica provoca que se desarrolle una erupción en áreas de la piel que contienen muchas glándulas productoras de aceite, como lo es la cabeza de un bebé. Aparece generalmente a los 2 o 3 meses de edad.

La erupción tiene una apariencia escamosa, amarillenta y reseca. También puede haber enrojecimiento y expandirse al cuello, las orejas o las axilas del bebé. Si bien no se ve bonito, este tipo de dermatitis no es dañino para tu bebé, ya que no pica como el eczema.

La dermatitis seborreica desaparecerá por sí sola en unas pocas semanas o meses sin tratamiento. Algunos consejos que puede seguir en casa para controlarla son:

  • Lava el cabello y el cuero cabelludo de tu bebé con un champú suave.
  • Retira los restos de escamas con un cepillo de cerdas suaves.
  • Evita lavar el cabello de tu bebé con demasiada frecuencia, ya que secará el cuero cabelludo.
  • Usa aceite de bebé para suavizar las escamas y así sean más fáciles de cepillar.

Para los síntomas leves, los medicamentos de venta libre, como las cremas antimicóticas y los champús medicados, pueden ayudar a aliviar las molestias y acelerar la curación. Sin embargo, habla con tu pediatra antes de usar estos productos en un bebé.

Si la erupción es escamosa, la aplicación de aceite mineral o vaselina en el cuero cabelludo del bebé 1 hora antes de usar un champú anticaspa puede ayudar a aflojar y eliminar las escamas. Para los síntomas más severos (mal olor o liberación de líquidos) que puedan producir alguna infección, se te recomendará seguir un tratamiento.

Sarpullido por calor

bebe-sarpullido-cara-razones-calor

La erupción por calor se produce cuando el sudor queda atrapado debajo de la piel debido a los poros bloqueados. Por lo general, es causado por la exposición al clima cálido o húmedo. Cuando un bebé tiene esta clase de sarpullido, desarrolla ampollas pequeñas, rojas y llenas de líquido. Estos pueden aparecer en el cuello, espalda, pecho, axilas y pliegues del codo.

La erupción generalmente desaparece en unos pocos días sin tratamiento. Sin embargo, consulte al pediatra de tu bebé si tiene fiebre alta o el sarpullido se infecta y se ve peor. Para evitar el sobrecalentamiento, viste a tu hijo con ropa holgada de algodón durante los calurosos meses de verano.

Estas afecciones de la piel generalmente son inofensivas y desaparecen por sí solas con poco o ningún tratamiento. Puedes evitar irritar el área manteniendo las uñas de tu bebé cortas y poniéndole unos guantes suaves de algodón por la noche. Si te preocupa o sientes que tu hijo está lidiando con algo más serio, habla con tu pediatra.

Incluso a los adultos les puede resultar difícil identificar sus problemas de piel. La piel de cada persona es diferente, y la forma en que brotan las erupciones y el acné puede variar. Los bebés, en cambio, no pueden decirte lo que sienten, por lo que tendrás que ser muy precavido.

En Clínica Internacional, podrás encontrar a los mejores especialistas en Pediatría, quienes te ayudarán con el cuidado integral de tus hijos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros pediatras, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.