¿Sufres de dolores de garganta muy seguidos? ¿Con qué frecuencia sueles resfriarte? Dependiendo de tus respuestas, es probable que la principal causa de estos problemas sean tus amígdalas. En el siguiente artículo propuesto por la Dra. Esmeralda Solier, especialista en Otorrinolaringología de Clínica Internacional, podrás aprender más sobre qué es una amigdalectomía y qué es lo que debes esperar tras esta operación.

¿Qué son las amígdalas y para qué sirven?

Las amígdalas son una masa de tejido ubicados en la parte posterior de la garganta y que forman parte del tejido linfático. La función de estos ganglios es atrapar los gérmenes que entran por la boca y la nariz; son como un mecanismo de defensa y ayudan a prevenir que su cuerpo contraiga una infección.

¿Qué es la amigdalitis?

La amigdalitis es una infección de las amígdalas que puede provocar que estas se hinchen y provoquen dolor de garganta. Puede ocurrir a cualquier edad y es una enfermedad infantil común.

Se diagnostica con mayor frecuencia en niños desde la edad preescolar hasta la mitad de la adolescencia. Esta condición es contagiosa y puede ser causada por una variedad de virus y bacterias comunes.

Los posibles síntomas de la amigdalitis incluyen:

  • Fuerte dolor de garganta
  • Dificultad o dolor al pasar los alimentos
  • Mal aliento
  • Fiebre
  • Resfriados
  • Dolores de oído
  • Dolores de estómago
  • Dolores de cabeza
  • Sensibilidad en la mandíbula y el cuello debido a la inflamación de los ganglios linfáticos
  • Amígdalas con un aspecto rojizo e hinchado
  • Amígdalas que presentan manchas blancas o amarillas

que-es-agmidalitis

¿Qué es una amigdalectomía? ¿Cómo se realiza? ¿Es un procedimiento sencillo?

La amigdalectomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en la extirpación de las amígdalas, realizada por un especialista otorrinolaringólogo. Es una operación tan sencilla que puedes regresar a casa el mismo día de la intervención.

Se realiza casi siempre con anestesia general, previo ayuno de 8 horas en la cual la extirpación de las amígdalas se hace a través de la boca. ¡No te preocupes! No se realiza ningún corte en la piel y no quedan cicatrices visibles.

Cuando te despiertes después de la amigdalectomía, estarás en una sala de recuperación, en donde se te controlará tu presión arterial y frecuencia cardíaca y así decidir cuándo estarás listo para regresar a tu hogar.

¿En qué casos se realiza una amigdalectomía?

Una amigdalectomía se utiliza como opción terapéutica en los siguientes escenarios:

  • Amigdalitis recurrentes, crónicas o intensas (más de 6 episodios al año)
  • Complicaciones debidas al agrandamiento de las amígdalas (dificultad para deglutir, para respirar, interrupción en la respiración durante el sueño)
  • Otras enfermedades de las amígdalas (cáncer, sangrado de las amígdalas)

También te interesará: Garganta inflamada – Diferencias entre la laringitis, faringitis y amigdalitis.

¿Existen riesgos durante la operación?

Cualquier operación supone riesgos como:

  • Sangrado durante la cirugía: En casos excepcionales ocurre un sangrado grave durante la cirugía que requiere tratamiento adicional y hospitalización en la clínica
  • Edema o hinchazón: La hinchazón de la lengua y el paladar blando puede ocasionar problemas para respirar, en especial durante las primeras horas después del procedimiento.
  • Reacción a los anestésicos: Suelen causar inconvenientes menores y de corto plazo como dolor de cabeza, náuseas, vómitos o dolores musculares.

¿Cuál es el tiempo de recuperación? – Qué esperar luego del procedimiento

El tiempo de recuperación generalmente varía entre 10 días a 14 días. Lo que debes esperar luego de la operación es lo siguiente:

  • Volver a casa el mismo día de la cirugía, ya que la amigdalectomía se realiza generalmente como un procedimiento ambulatorio, pero es posible que el paciente tenga que quedarse hospitalizado si sufre de alguna enfermedad compleja o surgen complicaciones.
  • Hay probabilidades de presentar dolor en la garganta y, a veces, en los oídos. El dolor también puede localizarse en la mandíbula o en el cuello.
  • Hay probabilidades de presentar sangrado durante el proceso de cicatrización.
  • Se puede presentar deshidratación, ya que el paciente podría no estar ingiriendo suficientes líquidos por el dolor.
  • Se pueden presentar problemas respiratorios, ronquidos o respiración ruidosa.

Estos problemas son frecuentes durante la primera semana luego de la operación; sin embargo, si el paciente tiene mucha dificultad para respirar, debe solicitar atención de urgencia.

Recuperación y prevención de complicaciones

recuperacion-prevencion

Los pacientes pueden experimentar un poco de dolor mientras se recuperan de una amigdalectomía. Es posible que presenten dolor de garganta, mandíbula, oídos o cuello después de la cirugía. Para ello, se procederá con lo siguiente:

  • Medicamentos: Se te recetará una serie de analgésicos para reducir el dolor en zona operatoria.
  • Líquidos: Es importante que tomes muchos líquidos después de la cirugía para evitar la deshidratación.
  • Alimentos: Lo mejor es ingerir alimentos blandos fáciles de pasar inmediatamente después de la cirugía. Los alimentos que se pueden masticar y tragar con facilidad deben incorporarse a la dieta tan pronto como sea posible.
  • Reposo: Es importante hacer reposo en cama durante varios días después de la cirugía. Además, se recomienda evitar las actividades extenuantes, como correr o andar en bicicleta durante dos semanas después de la cirugía.

¿Se debe seguir un estilo de vida diferente?

No es necesario un cambio en el estilo de vida derivado de la amigdalectomía. No obstante, es necesario entender que debes optar siempre por un estilo de vida saludable de acuerdo a tu edad, peso y condición de salud.

En Clínica Internacional, te ayudaremos en lo que necesites ya que contamos con los mejores especialistas en Otorrinolaringología, quienes tratarán tus problemas de salud. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.