Las hemorroides son vasos sanguíneos dilatados e inflamados que aparecen en el ano o parte inferior del recto. Suelen causar dolor, sangrado anal y comezón. Con frecuencia, aparecen durante el envejecimiento, embarazo, parto o por estreñimiento. Muchos especialistas afirman que más del 50% de las mujeres gestantes, las padecen. En Clínica Internacional, te contamos más sobre esta condición durante el embarazo.

¿Por qué suelen aparecer durante el embarazo?

Las mujeres embarazadas son más propensas a padecer de hemorroides. Esta es una de las molestias más frecuentes durante la etapa final de la gestación. Algunas de las principales causas incluyen:

  • Conforme el útero va creciendo, se genera mayor presión en las venas de la zona pélvica y en la vena cava inferior, la cual se encarga de llevar la sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón. Provocando que el paso de la sangre sea más lento y aumente la presión sobre las venas debajo del útero, haciendo que se inflamen y dilaten.
  • Otros de los malestares más comunes durante el embarazo es el estreñimiento, lo cual puede provocar o agravar las hemorroides. Cuando las mujeres padecen de estreñimiento, es normal que intenten hacer fuerza para poder evacuar, provocando que las venas inflamen.
  • Durante el embarazo, se da un incremento de la hormona progesterona que dilata todos los vasos sanguíneos del cuerpo, incluyendo las venas del ano. Cuando estas venas de inflaman, se generan hemorroides.
  • El esfuerzo que se realiza durante el parto también puede generar hemorroides.

Hemorroides embarazo

¿Cómo evitarlas?

  • Evita el estreñimiento. Lleva una alimentación saludable durante el embarazo, consume mucha fibra, frutas y verduras. Mantente hidratada y sobre todo, no dejes de ejercitarte.
  • Duerme de lado. Dormir de lado te ayudará a reducir la presión de la zona del ano.
  • Controla tu peso. Ten en cuenta que el aumento de peso genera mayor presión en el abdomen, lo que contribuye en la aparición de las hemorroides.
  • Evita estar sentada por mucho tiempo. Estar sentada por largos periodos de tiempo, provoca presión en las venas rectales. Toma descansos y camina por unos minutos, así quitarás un poco de presión.
  • Realiza ejercicios de Kegel. Los ejercicios kegel contribuyen con el fortalecimiento de los músculos que se encuentran alrededor del ano y a la vez, mejoran el circulamiento. Esto ayuda a evitar las posibilidades de que aparezcan las hemorroides.

Clinica embarazo hemorroides

En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Gastroenterología, en donde podrás tratar distintos problemas del aparato digestivo y órganos asociados. Si deseas reservar una cita, puedes hacerlo a través de nuestra sección Citas en Línea.